redaccion@godeporte.com
lunes, octubre 15, 2018
FútbolTercera

La victoria fuera de casa del Poli Almería tendrá que esperar

Los pupilos de Jorge Garcés cierran con derrota ante el Huétor Vega su segundo partido consecutivo a domicilio

Foto de archivo - Fotografía: Moisés Martínez

Jorge Garcés, entrenador del Poli Almería, no buscó excusas al terminar con derrota la visita de su equipo al campo del Huétor Vega. “El resultado ha sido justo. No hemos estado bien ni mentalmente ni tácticamente, seguramente por fallo mío”, sentenció en declaraciones para GOdeporte y Onda Cero Radio Almería una vez que se confirmaba el 3-1 definitivo.

El cuadro almeriense no entró bien en el partido y una prueba de ello fue que los granadinos se adelantaron muy pronto en el marcador. Corría el minuto tres cuando Marcos Corral se encargaba de inaugurar el electrónico al transformar una pena máxima.

Con la realidad del 1-0 luciendo en el luminoso, los rojiblancos de pantalón azul crecieron y empezaron a desplegar su filosofía de partido. En el minuto 12 llegó el momento desgraciado de la jornada. El guardameta Bruno, que debutaba en la categoría, tuvo que abandonar el rectángulo de tras llevarse la peor parte en un encontronazo con un atacante rival. Manu tuvo que entrar en su lugar para que el portero fuera a que le cosieran la herida.

Las fuerzas se equilibraron justo en el momento que el Poli logró gozar de sus mejores minutos. En esas, los visitantes tuvieron la opción de empatar desde los once metros. Adri Miranda —que había marcado de este modo en las dos jornadas anteriores— volvió a tomar la responsabilidad del lanzamiento, pero se encontró en frente a Alberto, que detuvo el penalti.

La curiosidad del deporte quiso que del probable 1-1 llegara el 2-0 al filo del descanso, debido a que Jorge Molina aprovechó una oportunidad de peligro a favor del cuadro granadino para ampliar las distancias. El árbitro decretó que los contendientes se marcharan a sus respectivos vestuarios justo después del tanto.

Tras la reanudación, el técnico del Polideportivo Almería quiso controlar el centro del campo y, para ello, introdujo a Carlos Montellano, que sigue cogiendo ritmo de competición, en detrimento de Adri Miranda.

De todos modos, el equipo local estaba muy mentalizado y haría todavía más daño con un tercer gol. En la acción, Jorge Molina volvía a aparecer para poner su nombre al 3-0 y realizar el segundo en su cuenta particular. La situación se ponía muy cuesta arriba.

La confrontación parecía sentenciada, pero si por algo se caracterizan los rojiblancos de pantalón azul es por no rendirse nunca y en Huétor Vega no iba a producirse una excepción. Quedaban veinte minutos por delante como para intentar luchar, aunque, eso sí, era complicado.

Con una ventaja amplia, los locales vieron como los almerienses comenzaron a atacar con orgullo hasta el punto de que Josema hacía el 3-1 definitivo con el gol que maquillaba el resultado rojiblanco de pantalón azul. Era el minuto 70.

En el tiempo restante, los pupilos de Jorge Garcés pelearon con agallas, pero no pudieron convertir más oportunidades. Por este motivo, el pitido final llegó y confirmo la derrota visitante en su segundo desplazamiento consecutivo de la temporada.

Sin tiempo para lamentarse, la expedición del Poli Almería puso rumbo hacia la capital pensando ya en su próximo compromiso en el Estadio de la Juventud Emilio Campra. En el retorno del campeonato en su feudo local, el calendario le ha deparado un duro escollo como es el CF Motril, actual líder de la clasificación general del grupo IX de Tercera División.

Leave a Response