redaccion@godeporte.com
jueves, octubre 18, 2018
Voleibol

El recuerdo de ‘Vini’ asiste a la presentación de Fran Ruiz

El presidente Ramón Sedeño hace público lo que ya dijo en privado a Carlos Ranera, que “Unicaja Almería está a disposición del CV Teruel para lo que haga falta”, y destaca “el placer de ‘recuperar’ al cordobés”

El nuevo receptor blanquiverde, que regresa tras vivir su etapa juvenil en el club ahorrador, se ha mostrado muy afectado por el fallecimiento del que fue su compañero y a su vez ilusionado por esta nueva etapa.

No podía faltar el pésame institucional ante la muerte de Vinicius Noronha, que ha sido muy sentido por parte de Ramón Sedeño: “En el día de hoy, el dolor que nos asaltó ayer no se ha disipado lo más mínimo, sino todo lo contrario; la primera reacción es la de no creerte una noticia como esa, y pasadas las horas ya tomas conciencia del vacío; no ha jugado en Unicaja, pero eso no importa lo más mínimo para darle desde Almería, desde nuestro club, un homenaje a un gran jugador y a una gran persona que nos ha dejado”. El presidente ahorrador ha desvelado que nada más saberlo se puse en contacto con Carlos Ranera “para poner a Unicaja Almería a disposición del Club Voleibol Teruel para lo que haga falta”.

Lo que dijo al mandatario naranja lo ha hecho público y lo ha trasladado “a la fiel afición turolense”, haciéndose cargo “de lo que están pasando”. Ha emitido el más sentido pésame “a su familia y sus seres queridos, entre los que está Fran Ruiz”. Antes de centrarse en presentar al receptor cordobés ha añadido una curiosidad: “Con Vinicius Noronha se ha producido una conexión curiosa, ya que su primer partido con Teruel lo jugó aquí en Almería, en El Ejido, en la Supercopa que inició nuestro triplete, y en Almería, desgraciadamente, también jugó el último, en la final de la Superliga que cerró su triplete, así que se ha ido habiéndolo ganado todo”.

Sedeño le ha reconocido al brasileño su ayuda “para que el vóley crezca con su espectacularidad y como amantes de este deporte, pese a haber sido un rival muy duro, le estaremos eternamente agradecidos desde Unicaja Almería”, ha añadido. Pero la vida sigue, y la rueda de prensa era especial no solo por un motivo triste, sino por otro “fantástico” como es “el inmenso placer de haber ‘recuperado’ a Fran Ruiz para que vuelva a vestir el verde que ya lució e hizo brillar en su etapa de juvenil”. Cordobés de nacimiento y andaluz de sentimiento, “es más bien universal, reconocido, respetado y admirado por todos sitios”, lo que ha dicho que también sucede en el vestuario: “Sus compañeros sabe que pueden contar con él”.

La afición está muy contenta con su fichaje porque “es de esos jugadores que se alimenta de la grada y que a su vez tiene el poder de motivarla y de hacer que se convierta en uno más sobre la cancha”. Esa palabra de Sedeño, avanzada ya su intervención, la ha tomado el propio Fran Ruiz: “Estoy ya deseando vivir el Moisés Ruiz, es parte de mi juego, entro a jugar y lo necesito, estar cerca y hacer sentirlo a la gente que está viendo el partido, al fin y al cabo son uno más, muy importante para nosotros, insisto, deseando de que sea el primer partido en casa y empezar a disfrutar”. Sobre ser ese tipo de jugador que nadie quiere tener en el equipo contrario, “me lo han dicho muchas veces, cuando me ven correr… al fin y al cabo cuando ficho es para dar el máximo y lo doy todo por el equipo en el que estoy”.

Ahora toca disfrutar de él a Unicaja Almería, y el sentimiento es compartido: “Para mí venir tras haber estado un año fuera, porque estar en el extranjero se hace más duro, es una alegría, y cuando recibí la llamada del club me alegré, porque esta la considero mi segunda casa, estuve tres años cuando era muy joven y la verdad es que aquí estoy súper bien y muy cómodo”. Además, le convencen los mimbres en los que se basa el grupo: “El club hace todos los años equipo para optar a todos los títulos y este año no es menos, y es vedad que estamos trabajando desde el primer momento con todo lo que tenemos, desando que llegue la Supercopa para disputar ese primer título y se plantea un año bastante bueno”.

Eso sí, por motivos obvios, “la temporada no empieza de la mejor forma”, tirando del recuerdo de su excompañero Noronha: “Todavía, como todo el mundo, no me lo creo; tenía una relación muy buena con ‘Viini’, el año que coincidí con él éramos prácticamente uña y carne, como también Javi Monfort, que igualmente lo está pasando bastante mal; apenas hace unos días había estado hablando con él por whatsapp, comentando que pronto nos íbamos a ver en la Supercopa; no me lo creo todavía y pienso que esto no puede estar pasando”. A su juicio, esta pérdida tan terrible “no solo va a afectar a Teruel sino que nos afecta a todos, porque al fin y al cabo llevaba cuatro años en España, era conocido y todo el mundo lo quería”.

Queda centrarse en el trabajo, y más teniendo cumplido un primer test exigente el sábado ante Benfica: “El equipo está contento, porque es verdad que es el primer partido y ahora mismo queda mucho por hacer tanto por jugador como por equipo, pero las sensaciones son buenas asumiendo que nos queda mucho por recorrer”. Es más, el grupo es muy exigente: “Tanto para mí como para mis compañeros, el que día a día vengas a entrenar y sea una ‘pelea’, por decirlo así, que tengas que entrenar no al 100% sino al 200% si quieres jugar el sábado, eso viene bien para el jugador y para el equipo, no te deja que bajes las brazos y se va a notar mucho en cada partido que los jugadores vamos a ir para arriba”.

Entre sus armas, su salto, con el único secreto del esfuerzo: “Desde pequeñito era saltarín, pero obviamente en el gimnasio tengo que trabajar más que los demás; si mis compañeros cogen equis peso, yo tengo que coger el doble: es verdad que es una cosa que es mi fuerte, mi físico, mido 1’78 salto 1’10 pero tengo que trabajar mucho”. En su presentación, mención a un hombre muy importante en sus inicios como Paco Galafat: “Me cogió muy pequeño, alevín a la Selección Andaluza, y me lo decía siempre, ‘sigue por el camino que vas, que eres muy trabajador, no te desvíes…’, me ha ayudado mucho y siempre ha estado ahí; se ve que me vio esa cosa que pueda tener para el vóley”. Pero ahora el que le ordena es Berenguel, y Fran lo ha dicho muy claro: “No podemos tener un entrenador mejor”.

Leave a Response