redaccion@godeporte.com
jueves, octubre 18, 2018
FútbolUD Almería

El plan era bueno, pero no funciono (1-0)

El conjunto almeriense hizo un brillante primer tiempo, pero en el segundo, pese a su entrega, el Córdoba tuvo mayor físico y más acierto

Fotogafía: UD Almería

El Almería cortó su brillante racha de victorias y cayó derrotado por 1-0 en Córdoba, donde se puso de manifiesto que el conjunto almeriense puede ganar a cualquiera, pero también perder con cualquiera, incluso con el que era último clasificado, que en el segundo tiempo tuvo mayor físico que el Almería, superándole en intensidad, y más acierto para aprovechar una de las pocas ocasiones que tuvo. En el primer período, sin embargo, nuestros representantes fueron superiores y estuvieron brillantes, pero sin efectividad arriba. La confrontación fue muy disputada y competida, y una acción la decidió… Y es que con la igualdad que existe en el campeonato, hay que mantener un alto nivel en todo momento para poder sumar.

Fran Fernández, entrenador del Almería, repitió once inicial por cuarta jornada consecutiva. El equipo estaba funcionando muy bien, como lo reflejaban las tres victorias consecutivas alcanzadas en la Liga, y por lo tanto no había motivos para hacer cambios, máxime al tener delante a un rival herido, que buscaba su reacción en el campeonato ante su público.

Como ya advertía el técnico almeriense en las vísperas, el Córdoba iba a salir a morder, y así fue, aunque el Almería no sólo le igualó en intensidad sino que desde el primer momento manejó los tiempos del encuentro y controló la situación.

Los rojiblancos (con la segunda equipación negra en esta ocasión) supieron mantener a raya a su adversario con un trabajo defensivo solvente, tener la posesión y llegar arriba, aunque con más intención que acierto. En cualquier caso nuestros representantes se mostraban sobrios y con argumentos porque en función de la situación, o movían la pelota con criterio, o hacían futbol directo buscando sorprender. En el minuto 24 Juan Carlos Real lo intentó desde la frontal del área deteniendo el meta local.

Los dos equipos se sometían a una fuerte presión, y la confrontación era muy física, competida, disputada y de alternativas; eso sí, con mayor control del Almería. A pesar de ello, en el 28, jugando con diez al estar siendo atendido en la banda Juan Ibiza, hubo un desajuste defensivo y Piovaccari se quedó solo ante René, que detuvo el balón. Fue la ocasión más clara del primer tiempo. El citado Juan Ibiza tuvo que ser sustituido en el 33 por Trujillo. Era la fase más equilibrada del partido.

En el tramo final de estos primeros cuarenta y cinco minutos el Almería (que tuvo un 62 % de posesión) volvió a ser superior y a tener llegada. En el 43 Álvaro Giménez se fue de varios contrarios, la pelota le llegó a Romera que disparó rechazando a córner la defensa. Con 0-0 se llegaba al descanso.

El segundo período tuvo un inicio trepidante con continuas llegadas a una y otra área. El partido estaba roto. No había control y las alternativas se sucedían. En el 55 Jaime lanzó cruzado y René, de nuevo, estuvo acertado para rechazar a córner. Poco después, en el 55, Fran Fernández ponía en liza a Aguza en sustitución de Luis Rioja, buscando dar mayor “cordura” a un encuentro que se había vuelto “loco”.

Las alternativas seguían produciéndose con dos equipos que lo daban todo. De hecho el partido era tremendamente intenso y competido, y al contrario del primer tiempo, no tenía dueño, aunque la mayor sensación de peligro era local. Tanto fue así, que en el 74 Piovaccari ponía el 1-0 en el marcador al rematar dentro del área un centro desde la derecha. La defensa, ahí, no estuvo acertada.

Fran Fernández movía el banquillo y sacaba a Chema Núñez sustituyendo a Yan Eteki que había realizado un gran partido. El técnico buscaba mayor mordiente en ataque para intentar empatar la confrontación. El Almería pasó a tener la iniciativa y a dominar ante un rival que se echó atrás para defender el resultado. El conjunto almeriense tuvo llegada, pero no ocasiones realmente claras de gol. De todas formas en el 94, Aguza, de falta, rozó el empate, pero la acción terminaría en córner. Poco antes, Corpas y Aythami eran expulsados tras una tangana, que provocó que no se jugara el tiempo añadido por el colegiado.

Leave a Response