redaccion@godeporte.com
jueves, octubre 18, 2018
Superliga masculinaVoleibol

El mejor partido posible recibe a tres décadas de sueños

El Club Voleibol Unicaja Almería y el Club Voleibol Teruel se enfrentan por segunda vez en siete días, ahora iniciando la trigésima temporada ahorradora en la máxima categoría y adornándola con el más alto nivel

Fotografía: Godeporte.com

Manolo Berenguel y toda la plantilla blanquiverde han tomado nota de lo sucedido en la Supercopa de la semana anterior y prevén un partido muy diferente, con récord de abonados en las gradas del Moisés Ruiz.

Este sábado, desde las 19.30 horas en adelante, con el primer vuelo de balón en el saque inicial del partido, no se dará comienzo a una temporada más. Por esta misma fecha, más o menos, pero de treinta años atrás, otro balón diferente echó a volar en otra pista distinta, partiendo de Primera Nacional para terminar en lo que antes se llamaba División de Honor, hoy Superliga. Por tanto, la plantilla actual del Club Voleibol Unicaja Almería se verá emocionalmente ligada a la que integraban aquel equipo que logró una gesta, con los ‘Kiko’ González, José Jesús Torrecillas, Fermín Giménez, Leandro Becerra, Juanjo Cano, Pablo González, Manuel Cortés, Francis Fernández, Antonio Orta, José Rocafull, Javier Yuste y los ‘extranjeros’, no almerienses, vamos, ‘Dudu’ Fernández y Guillermo López de Alda.

En ese listado falta un nombre, que es en el que ese nexo de unión se hace carne y une dos épocas, ya que como jugador abrió el camino junto a sus compañeros y en el banquillo, como primer entrenador, cerrará un círculo de 30 años en los que se ha tenido cabida, hasta ahora, para 28 títulos nacionales. Es Manolo Berenguel el que en el inicio del encuentro cerrará los ojos y revivirá una viejas emociones en las que confiar y que desempolvar para guiar al nuevo proyecto de Unicaja por la senda del esfuerzo y la superación. Delante tendrá al ‘peor’ o al ‘mejor’ adversario que se puede tener, según se mire, pero no había un modo mejor de ‘re-iniciar’.

El Club Voleibol Teruel es el dominador absoluto de la pasada temporada y el rival que ha resistido ya por encima de la década como el más complicado, dando unas claras muestras de que lo suyo va para largo. Consolidado, el proyecto turolense se puede ver como la ‘horma del zapato’ de Unicaja Almería, por el bien del vóley nacional. Por eso es el ‘mejor’ equipo contra el que abrir una temporada mágica y el que todos querían tener tras lo sucedido en la Supercopa. No se ve para nada como el ‘peor’ por haber opciones de derrota, porque al fin y al cabo eso no es, a esta altura de arranque de temporada, nada trascendental. Los aragoneses están un escalón por encima, así reconocido por los almerienses, pero hay que jugar.

Presentación oficial de los equipos de Unicaja – Fotografía: Godeporte.com

En el juego precisamente es donde se va a ir reencontrando un Unicaja Almería que a la vuelta de un par de meses no se parecerá en nada al actual, y que para la disputa de la Copa del Rey, allá por febrero, apostará fuerte por el título 29. Echa a rodar este sábado (19.30 horas, Moisés Ruiz), el proyecto más de la tierra de los últimos tiempos, uno de los que más de la historia, excepción hecha al originario antes referido que alcanzó el ascenso de la mano de quien da nombre al pabellón. El templo ahorrador encenderá sus luces de nuevo de manera oficial cinco meses y medio después de haberlas apagado, y tras la presentación del club, junto a uno hermano en valores como AVG 2008, en el señero Teatro Cervantes.

Si se traslada el Moisés Ruiz a la catalogación escenario, en la primera jornada de la Superliga 2018/2019 será claramente ‘el teatro de los sueños’ del vóley de este país, con más de media Selección Española sobre la pista y un peso en trofeos no solo entre ambos clubes, sino entre todos los jugadores en ‘escena’, simplemente espectacular. Muchísimas entorchados de Superliga, Copa del Rey y Supercopa se dan cita en uno de los mayores espectáculos deportivos que se pueden ver en España, lo que merece un lleno por el que ha trabajado el club blanquiverde, no solo para que se consiga en esta cita tan apetecible para todo amante del deporte, sino para que se mantenga durante toda la temporada 30 en la élite.

Teruel es sobradamente conocido, ya que repite prácticamente completo el plantel del año pasado salvo, desgraciadamente, Vinicius Noronha. Su supuesto, que no su sitio, ya que ese será eternamente guardado en Los Planos, ha sido cubierto a la perfección por Aarón Gámiz, uno de los dos fichajes para este año junto al del ex ahorrador Miki Fornés. El central balear es titular junto a Pablo Bugallo, también de pasado verde, y tendrá minutos José Vicente Cabrera. El ataque tiene a otro ex de Unicaja, formado en esta casa, como gran ejecutor, caso de Andrés Villena, y a él se suma el veterano Thomas Ereu, el gran capitán naranja. Se completa el seis titular con Radunovic por cuatro, y con Rangel, determinante, como colocador.

Tras haber jugado Champions brillantemente y afrontar su tercer partido en siete días, con la vuelta europea, sencilla pero obligada, en Bélgica cuatro días más tarde, se desconoce si Rivera hará rotaciones y dará minutos a Víctor Rodríguez, Renato Colito, Máximo Torcello y Milan Jovanovic. Tampoco le importa a Manolo Berenguel, más preocupado en la recuperación de sensaciones de sus jugadores y con mente puesta más allá de este sábado. El proyecto hecho y el que está en construcción vuelven a verse las caras, esta vez en territorio almeriense y con una previsión de gran ambiente, conseguido el récord de abonos. Será dirigido por la pareja formada por Ángel Romero y José Manuel de Moyá.

Leave a Response