redaccion@godeporte.com
jueves, octubre 18, 2018
Balonmano

CBM Bahía espera un primer partido fuera “muy competido”

Los almerienses visitan este domingo a las 13 horas a Colegio Maravillas Benalmádena, conjunto al que se midieron el año pasado pero ahora lo hacen en la Primera División Nacional

El técnico Juan Carlos Requena regresa tras su estancia en Granada con el staff técnico de la RFEBM, “aprendiendo mucho y trabajando muy intenso con la generación del futuro” y afirma que la primera derrota “ya es pasado”

Poco acostumbrado a perder en su primera temporada de existencia en la que solamente lo hizo dos veces, CBM Bahía de Almería comenzó su andadura en el Grupo F de la Primera División Nacional cayendo derrotado por 26-31 frente a Cajasur Córdoba de BM, uno de los principales aspirantes a clasificarse para el sector de ascenso a la División de Honor Plata, recordando que el curso anterior fue el campeón liguero.

El compromiso ante los cordobeses se puso cuesta arriba con el parcial inicial de 1-5, reduciéndose la diferencia con el 3-6 pero ampliándose todavía más con el 4-11 y, al descanso, el marcador mostró un 11-17 que pasó a ser 14-22 tras los 10 primeros minutos de la segunda parte, suponiendo esos ocho tantos la máxima diferencia del encuentro aunque finalmente este terminara con cinco arriba para los visitantes.

La competición avanza hacia la segunda jornada, produciéndose esta semana la primera salida para los discípulos de Juan Carlos Requena, ausente en el primer partido celebrado en el Pabellón Antonio Rivera debido a su asistencia en Granada a la actividad organizada por la Real Federación Española de Balonmano (RFEBM), la cual se celebró en el Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada.

De esta manera, Agustín Collado, entrenador del equipo femenino CBM Vícar Bahía de Almería, suplió en el choque contra Cajasur Córdoba a Requena, quien estará el próximo domingo en el banquillo del Pabellón de Benalmádena Pueblo, donde a las 13 horas se medirán los almerienses a un viejo conocido como es Colegio Maravillas Benalmádena.

El conjunto malacitano es otro recién ascendido, precisamente enfrentándose en la final de la segunda fase andaluza de la Segunda División Nacional a CBM Bahía de Almería, que se proclamó campeón al vencer en ambos duelos, por 31-29 y por 23-29, conformándose los benalmadenses con el subcampeonato, también valedero para la posterior fase de ascenso a Primera Nacional, superándola y consiguiendo subir igualmente como uno de los mejores segundos.

La semana pasada, Colegio Maravillas perdió en la cancha de BM Maracena Innjoo que prácticamente siempre estuvo por delante, sin alejarse demasiado de los visitantes que en el primer tiempo remontaron tres goles en contra y se alcanzó el descanso con empate 10-10, continuando igualada la segunda mitad hasta el minuto 47 cuando la renta local pasó a ser de cuatro tantos y al final los granadinos ganaron por 26-20.

El técnico Juan Carlos Requena señala respecto al duelo contra Córdoba de BM que “ya es pasado”, comentando que “hemos analizado el vídeo para poder entrenar y corregir errores y potenciar nuestras virtudes”, destacando que “Cajasur es el favorito este año y lo demostró en su debut en nuestra casa, donde estábamos invictos hasta el sábado”.

Ahora “toca el primer partido fuera de casa contra Maravillas”, recordando el almeriense que “los dos duelos del año pasado fueron muy competidos, nos conocemos bastante y será un partido bonito, pero ya en Primera Nacional”, sabiendo que “ellos tienen unos cuantos jugadores nuevos pero el entrenador y los jugadores importantes, son los mismos”, de modo que “el modelo de juego será parecido y nosotros prepararemos el partido en base a ello”.

Sobre su estancia en el CAR de Granada, el míster de CBM Bahía de Almería valora que “todo muy bien, aprendiendo mucho y trabajando muy intenso con la generación del futuro”, con los jugadores nacidos en 2002 y en 2003, que actualmente son los juveniles de primer año y los cadetes de segundo.

Requena detalla que “por las mañanas ha habido sesiones de entrenamiento más vídeo y preparación física”, mientras que “por las tardes se han desarrollado competiciones, todo ello coordinado por el seleccionador nacional y director técnico Jordi Ribera, que dirige al equipo absoluto masculino que es el actual campeón de Europa”, siendo una gran experiencia “ver cómo un entrenador absoluto baja al barro y coordina todo desde la base”, algo “muy emocionante para todo técnico y jugador”.

Leave a Response