redaccion@godeporte.com
jueves, octubre 18, 2018
Voleibol

Álex Fernández ya está de nuevo en casa

Presentado por segunda vez en su carrera con Unicaja Almería el gran líbero canario, que ha manifestado sus ganas de volver al verde y que ha exhibido su ambición: “Vengo aquí para luchar por todos los títulos”

Ramón Sedeño ha recordado “con orgullo que este club ha marcado su carrera positivamente” y ha reconocido que bien podría haber sido un fichaje de la afición: “La grada del Moisés lo llevaba en su corazón”.

Mucho elogio, muy merecido, de parte del presidente hacia un hombre que está de vuelta a las filas ahorradoras tras haber dejado un legado de profesionalidad, calidad y caballerosidad, a lo que Álex Fernández se ha mostrado agradecido: “ Es un orgullo escuchar las palabras de Ramón y ya lo he dicho en muchas ocasiones, que tenía ganas de volver, porque Almería me ha tratado como en mi casa, yo los considero una familia, y la verdad es que estoy con muchas ganas de empezar la temporada, con mucha motivación, ganas de luchar por todos los títulos, porque al final los jugadores vienen a estos clubes grandes pensando en luchar por ellos y ganarlos, y es una motivación extra que tengo”. Aquí comenzó su palmarés.

Es parte de lo que Sedeño, al presentarlo había destacado: “Estamos orgullosos de afirmar que su llegada a Almería en la temporada 2014-2015 le marcó como jugador; vistiendo el número ‘1’, fichamos a un receptor que reconvertimos en líbero y que ganó tres Superligas consecutivas con ese rol, dos vestido de verde y la última con Mallorca, además, en nuestro haber está que por primera vez salió del archipiélago para venir a la península, y lo hizo vía Almería, lo que fue un gran acierto por su parte y por la nuestra”. El canario ha confirmado que efectivamente “fue un punto y aparte” en su carrera: “Ese año estuve a punto de dejar de jugar por las rodillas y Piero me llamó, me ofreció el puesto de líbero; tras probarlo, ha sido, por suerte, un no parar de jugar y de ganar títulos, así que muy contento”.

También ha destacado el presidente ahorrador la huella innegable que dejó en la hinchada: “Hombre de grada, que se hace querer, y está claro que si por la afición fuera, seguro que habría pedido la vuelta de un Álex que les llegó al corazón por su honestidad y por su entrega, además de por su caballerosidad, saber estar y buen trato”. Ese es algo que ha mantenido siendo adversario: “En los dos años que han supuesto el paréntesis de Alejandro Fernández, su comportamiento hacia este club ha sido exquisito y con claras muestras de cariño”. Eso ha sido así en la victoria sobre Unicaja, y en la derrota ante el que otra vez es su equipo.

El propio Álex ha confirmado que siendo adversario ha seguido sintiendo el pálpito de la grada del Moisés Ruiz: “Yo siempre he tenido esa muestra de cariño a la afición, pero ha sido un toma y daca, muy buenas personas aquí en Almería y muy contento de volver porque aquí se huele y vibra el vóley en el aire, algo que resulta importante para un jugador”. La correspondencia la quiere tener ofreciendo alegría sobre alegría: “Yo vine aquí a luchar por todos los títulos, y si no, no hubiese venido, eso es el reto más grande que hay; al final un jugador cuando termina de jugar se va a acordar de todos los amigos que ha hecho y de todos los títulos que ha conseguido, y ese es mi objetivo este año”.

Se ve con los mejores ‘socios’ para alcanzarlo: “Un bloque genial, lo que fue una de las cosas importantes por las que vine, el bloque que se estaba haciendo, con mucha motivación, una mezcla de gente joven y veterana, y la verdad es que creo que tenemos unas piezas importantes para intentar luchar por los títulos”. Valora la mezcla pensando que hay un equilibrio adecuado: “Aquí hay gente joven, como Almansa y Borja, que han ganado muchos títulos y que relativamente siguen siendo jóvenes, y gente experimentada, como Víctor y Parres, lo mismo, no saben los títulos tiene tienen a sus espaldas, y el conjunto ha sido perfecto”. Ello le hace insistir: “La gente está motivada, concentrada, muy metida, y gente muy abierta”.

Como sus compañeros, lo tiene claro: “Yo creo que para un equipo es muy muy importante la relación entre los jugadores, si hay un buen grupo de entreno, un buen grupo de trabajo, buenas personas, eso se demuestra en la cancha”. Como no, se ha dirigido a la grada para completar la fortaleza de Unicaja Almería: “Que vengan a vernos, que los jugadores vamos a luchar al máximo y a darlo todo, y que seguramente todo saldrá bien“. Además, podrán disfrutar de la mejor liga de los últimos tiempos: “Teruel, con seguir con los mismos jugadores, va a tener un bloque muy fuerte, pero también es verdad que de estos cuatro o cinco años, este año va a ser la Superliga más fuerte, porque hay varios que se han reforzado”.

Con los turolenses se juega el primer título, que valora en su justa medida: “No es un torneo excesivamente importante, que sí lo es porque todos lo son, pero es un torneo en el que todo el mundo está empezando y preparándose, y se verá el nivel de los dos equipos”. Unicaja llegará “en el mejor estado posible, el equipo está trabajando bien y queda un mes”, siempre bajo las órdenes de un Berenguel que ha sido ‘cocinero antes que fraile’: “Por esa parte, contento; tener un entrenador que ha sido en mi posición tan bueno para España la verdad es que es una motivación extra, y se está viendo en los inicios la motivación que tiene, las ganas de hacerlo bien, y eso es algo que nos trasmite a los jugadores, algo vital”.

Leave a Response