El saber perder del campeón Unicaja Almería

Cede su corona de la Superliga a Ca’n Ventura en un tercer partido marcado por los vaivenes anímicos, como en toda la final

voleibol ante can ventura
Toni Llabrés recoge el trofeo de subcampeón de la Superliga en el inicio de la ceremonia final en el pabellón de Son Moix

Esta vez no fue ningún concepto del juego, sino la condición mental. Sin tener que soportar la presión Unicaja fue mejor, llevándose de manera clara el primer set y confiando en forzar un cuarto duelo este domingo, pero una vez nivelado el choque tras irse Ca’n Ventura en la segunda mitad del segundo set se perdió gran parte de la concentración. El tercero se luchó hasta el final, ya que las dudas se repartieron, pero se hizo valer a la primera la alternancia de un punto arriba de los locales tras varios empates, incluido el 23-23. En el cuarto llegó un apagón inicial que lanzó a los palmesanos, y solo el honor mantuvo a los de Molducci, que más tarde encadenaron errores con la mente totalmente fuera, como en la Copa.

Se cede la corona ante un grandísimo rival, hecho para subir a lo más alto de un modo fulgurante, pero se hace con el honor intacto. El plantel titular de estrellas de Damiá Seguí, que se fundió en un emotivo abrazo con Ramón Sedeño durante la entrega de las medallas de subcampeones a los jugadores blanquiverdes, consiguió el doblete que se daba por hecho incluso antes del inicio de la temporada. Tanto en el ‘torneo del KO’ como en la Superliga, la mitad del logro ha estado en la impacto anímico que han sufrido tanto CV Teruel como Unicaja, en el caso ahorrador no permitiendo el desarrollo de todo el potencial que se atesora. El MVP fue uno de los ex, Andrés Villena.

La serie se retomó donde se dejó en Almería, con Villena poniendo en tierra una primera bola alta tras un gran saque de Io de Amo. La iniciativa en el marcador fue de C’an Ventura entre 1 y 2 puntos, con errores en saque locales y un remate de Alemão, seguido de una serie soberbia en el servicio del brasileño que permitió dos de renta de Unicaja con tres puntos de Borja Ruiz. La buena noticia fue que se bloqueó la siguiente bola alta, y que se enganchó otra racha para mantener la distancia y ampliarla (9-12). Llabrés defendió y Ferrera le ganó un uno contra uno en la red a Guilherme, para luego sacar muy bien y que Parres bloqueara y parara el choque con el tiempo técnico.

Alemão y Juanmi sacaron provecho a las puntas, y el opuesto apretó más con su saque para que Dreyer pidiera tiempo muerto con 11-16. No le sirvió de nada porque el brasileño puso un ace para el 17 y fue inteligente con bola alta para el 18. Se tuvo un 14-20 con Ferrera y no se soltó el bocado para avanzar con Parres por partida doble, tiempo de Dreyer incluido, Juanmi y otra vez Ferrera para ganar con autoridad (18-25). Al saque entró Fran Ruiz en el segundo set, y logró una serie de cuatro que cortó Parres para el 3-1. Se fue hasta 5-1 con juego similar al que desarrolló en Almería, pero con dos faltas de pie, en pipe y en saque. Así, el set era de comodidad local (3 y 4 de renta).

Io de Amo hizo un segundo tiempo y Borja fue al saque, trabajando Ferrera para recortar. Alemão también anotó, y con el colocador en saque se puso Unicaja a un punto (10-9). Al tiempo técnico los ahorradores estaban de nuevo metidos en el partido, pese a que Ca’n Ventura mandaba (12-10). La alternancia de 2-3 puntos se fue a 4 (16-12) cuando Piero Molducci pidió tiempo. No logró reenganchar a los suyos, sobre todo ‘por culpa’ de Jorge Fernández, que se paró en el 18-13 por error suyo, seguido de otro de Viciana. A la recta final se entró con 20-15. Ferrera se resistió con dos ataques, así como Juanmi, pero la construcción local era fácil por el centro hasta el segundo tiempo de Molducci (23-18).

El empate a una manga llegó con Ca’n Ventura defendiendo su primera bola con unas y dientes (25-19). Igual se peleó el primero del tercer set, que fue ahorrador. Era una buena señal, como la inteligencia en la finalización y la defensa y bloqueo de Juanmi para el 1-3. Fue un inicio trabado, con puntos por faltas y amarilla para Borja. No estuvo fino en saque Unicaja, pero tampoco demasiado el cuadro local, y así avanzó hasta que los verdes perdieron la delantera con el 9-9. Llegó cierta desconexión, pero Juanmi y Alemão, que habían chocado entre sí, nivelaron (11-11). Al tiempo técnico quedaba todo por decidir (12-11), y lo siguiente fue otra vuelta de tuerca ahorradora con Borja y Juanmi.

La guerra y la tensión robaron protagonismo al buen nivel y hubo polémica con el 15-15, yéndose el 16 para el cuadro balear. El riesgo de descentrarse apareció y Ca’n Ventura sacó petróleo de otra bola mala. La alternancia favorecía a los de Dreyer y el bloqueo no llegaba, ya con Moisés en pista (19-18), pero con el saque de Alemão sí que hubo dos de Borja Ruiz (20-21). Máxima emoción y error de pie en el saque, más otro error por punta, pero Ruiz estableció otro empate (22-22), y otro más Alemão (23-23). Fran Ruiz dio bola de set con tiempo consiguiente de Piero que no pudo frenar una resolución fatal, ya que el opuesto atacó fuera y los palmesanos se situaron a un solo set del título.

El campeón estaba, más que nunca, contra las cuerdas, con el agravante anímico de verse remontado su gran inicio de partido. Pareció haber prisa local para llegar al momento culmen del choque, y se fugaron los de Dreyer (7-3) con el saque de Guilherme hasta que Molducci pidió tiempo. La desventaja era amplia, pero había que luchar por mucho que incluso la suerte se aliara con Ca’n Ventura en una pipe de Guilherme, repetida hasta la saciedad en esa fase del partido. El orgullo verde tiró lo que pudo, sin mucha inspiración (12-8), y con la mente más fuera del partido que dentro, error sobre error. Con 19-14 Dreyer cortó la tímida reacción verde, y el 25-14 final refleja el golpe moral, pero no la diferencia entre ambos equipos.

FICHA TÉCNICA

Ca’n Ventura (3): Fran Ruiz (8), Viciana (3), Fernández (12), Alberto (4), Hage (19) y Villena (19), más Alejandro Fernández (líbero).

Unicaja Almería (1): Mario Ferrera (13), Miguel Ángel de Amo (3), Borja Ruiz (12), Manuel Parres (8), Juanmi González (12) y Alemão (12), más Toni Llabrés (líbero). También jugaron Moisés Cézar (-) y Madalóz (-).

Parciales: 18-25 (25’), 25-19 (27’), 25-23 (27’) y 25-14 (27’).

Árbitros: Juan Mario Bernaola (Valencia) y Francisco José Ortega (Valencia). Amarilla para Borja Ruiz.

Incidencias: Tercer partido de la final de la Superliga Masculina de Voleibol disputado en Son Moix ante unos 3.000 espectadores aproximadamente. Al final de partido se realizó la entrega de trofeos, siendo designado MVP de la final de la SVM el jugador local Andrés Villena.

Deja tu opinión