Arenga del capitán en su vuelta al campo de batalla

Jorge Almansa reunió al equipo en pista tras vencer a Río Duero Soria y fue rotundo: “Hay que matarse, hay que darlo todo"

superliga masculina voleibol
El capitán tirando de peso en las sentadillas del circuito realizado con sus compañeros en el gimnasio del Moisés Ruiz

Fue bonito al final del partido el gesto entre dos excelentes jugadores y personas, ambos capitanes, si bien en el lado soriano, y por motivos de reglamento, hay que compartir el papel para que Sevillano pueda pedir tiempo desde dentro de la pista. Jorge Almansa entregó su camiseta a Manolo Salvador tras haberse ‘cosido’ sobre la pista a balonazo limpio: “Por la mañana hablamos y me dijo que le hacía ilusión tener una camiseta mía, y a mí, que me diga eso Manu Salvador, con todo lo que es, gran jugador y un pedazo de persona… también a mí me hace ilusión tener una suya, así que se la di esperando que él me de la suya a cambio, aunque no sé si fiarme –entre bromas-“. El buen ambiente hizo grande al voleibol en el clásico.

Así lo confirma el ahorrador: “Nos conocemos mucho, son muchas temporadas en Superliga, muchos enfrentamientos contra Sevillano, Salvador… y esa rivalidad al final crea una amistad que es buena dentro de la pista; es una rivalidad sana”. La ‘deuda’ queda pendiente por poco tiempo, porque en menos de un mes Unicaja va a Soria a por la Copa del Rey, en la que solo en la final se vería las caras con el conjunto celeste: “Sería un buen momento para que me la diera, en la final, si bien me da igual con quien sea mientras nosotros estemos en ella”. Para ello hay un duro camino que servirá de idónea preparación: “Si miras la clasificación y un poco los partidos que vienen, no hay mejor manera de llegar en forma a la Copa”.

Por orden, “se va a Canarias, que será difícil, después llega Ibiza, que no lo va a poner nada fácil, y luego a Palma, que en teoría es uno de los favoritos por el título una semana después, así que no hay mejor preparación del estado de forma para llegar; por así decirlo, es idóneo”. Es el momento de sacar lo mejor del bloque y la arenga del capitán no se hizo esperar. Sobre la misma pista del Moisés Ruiz, nada más acabar el encuentro con Soria, hubo palabras suyas: “Hay que matarse, hay que trabajar y dar el máximo para que por nosotros no quede que un título venga a Almería, hay que intentar lo máximo de todas las maneras posibles, trabajando y dándolo todo cada día para que sea posible que vengan los trofeos para acá”.

En su lectura de partido, buen inicio y mala continuación: “La primera parte la llevamos por donde nosotros más o menos habíamos querido, tirando nosotros, siendo dominadores, siendo contundentes en todo, en saque, defensa, ataque… pero luego estamos pensando en otras cosas, no estamos centramos, pensamos que hemos ganado y tenemos problemas, más con un equipo como Soria, que está jugando tan bien y ante el que debes estar en tu 100%”. El análisis busca que se contemplen todos los puntos de vista: “Exceso de confianza puede producirse, porque cuando ganas dos sets buenos, mantener el mismo nivel tan alto es difícil pero para eso entrenamos tantas horas y para eso nos damos tanta caña”.

Y es que el cartagenero lo tiene muy claro: “Hay que mantener ese nivel porque si queremos ganar o si queremos optar por los títulos es el que nos va a dar opción de ganar algo, así que a dar caña, hay que ser equipo, equipo y equipo, tirar todos juntos”. No quiere individualidades, sino la fuerza del bloque: “Al final, y a lo mejor yo el primero, pensamos en este balón, yo, en este balón, yo… y hay que pensar más en equipo y tirar todos juntos, porque eso nos va a dar una fuerza que ni el mejor jugador de todos la va a dar solo, hay que dar todos un poquito más, ser un grupo y colaborar un poquito más”. En cuanto a su tobillo, sabía que tenía que afrontar una vuelta complicada: “Había pasado una semana malísima”.

Se refiere Almansa a las sensaciones: “He hablado con Jorge Soriano que al final he estado un poco cansado, ya que los días previos me costaba moverme, y es normal, pero al final el juego, al sensación, las ganas de jugar, te hacen motivarte y estar un poco por encima de como venías en la semana; al final he pegado un pequeño bajón, sin ánimo de buscar excusas, pero bueno, sí un pequeño bajón, y toca seguir trabando para la semana que viene estar mejor”. En todo caso, había un gran rival del que aprender: “Ellos están jugando muy bien, los dos colocadores están jugando a un buen nivel, hay mucha competencia y eso es buenísimo, y el ejemplo lo tenemos nosotros ahora cuando ha venido Chema”.

Al capitán le gustó el trabajo previo a recibir a Río Duero Soria: “La competencia en el entrenamiento que nos va dar es buenísima para nosotros, y esta semana se ha entrenado muy fuerte; tenemos otro opuesto ahí si en algún momento Thiago necesita o simplemente la actitud de los dos va a ser mucho mejor y va a subir todo; en Soria se nota la competencia entre colocadores, los dos cuatro son muy buenos… y al final a todos los equipos les hace subir su juego”. Ya piensa en el próximo capítulo, sábado, 12.00 horas, Vecindario: “Va a ser un poco raro porque casi nadie juega a esa hora, pero hay que acostumbrarse, hay que darle, y no es excusa el horario, ni el viaje, no es excusa nada; tenemos que ganar”.

Deja tu opinión