redaccion@godeporte.com
martes, octubre 16, 2018
FútbolSegunda B

3 puntos llenos de fe para el Almería

Los rojiblancos ganan al Real Zaragoza en un duelo donde nunca perdieron la fe en sí mismos. Corpas marca un gol descomunal

Fotografía: Felipe Ortiz

La UD Almería logró su primer triunfo en la temporada liguera tras superar al Real Zaragoza por 2-1. El Estadio de los Juegos Mediterráneos volvió a ser testigo de la buena imagen del equipo local, aunque, esta vez, sí pudo festejar que los tres puntos fueran rojiblancos. La fe se tradujo en el nombre de los almerienses y se demostró en las acciones de los goles de la victoria.

Un gol de José Corpás en el minuto 88 otorgo el tan ansiado primer triunfo en Liga al Almería ante un gran Zaragoza, que ni mucho menos hizo un mal partido, pero que en ningún caso acerto en sus ocasiones ante la meta almeriense. Sentenció el Almería en el minuto 88′, agónica tenía que ser esta primera victoria, y claramente se llevo los 3 puntos por su clara fe en la victoria. Cierto es que hasta el minuto final el encuentro fue ciertamente igualado, un duelo totalmente parejo el que se puso ver en el Estadio de los Juegos Meditarraneos el duelo fue equilibrado, con un Almería claro dominador del inicio y el final del partido, pero dejando huecos vacios entre medias para el dominio del zaragozano.

 

Aunque con esa acción el cancerbero visitante no sintió el peligro del todo, al Almería le sirvió para darse cuenta de que si no dejaba de creer los tres puntos llegarían. Y así fue. En el minuto 65, la fe llegó al cuerpo de Álvaro Giménez, quien presionó a un defensor hasta robarle la posesión y quedarse en un mano a mano con el meta. El portero salió vencedor en el momento de la finalización, pero el cuero rebotó en Grippo y en 1-0 subió al marcador.

De la locura colectiva se pasó a la frialdad. Mientras en el banquillo rojiblanco todavía celebraba la llegada del gol, Lasure subió por su banda y acabó fusilando a René. Era el 1-1.
Parecía que la historia se repetía; que la imagen quedaría en nada, pero había un equipo dispuesto a convertir la fe en un triunfo. Los cambios dieron una inyección de moral. Chema se adueñó de la creación de juego y se sumó al dominio del centro del campo que ya tenían Eteki y de la Hoz. Mientras tanto, nadie dejaba de creer ni de correr.

En el minuto 70, una triangulación entre Chema, Corpas y Álvaro Giménez estuvo a punto de acabar en gol, pero el delantero no logró rematar bien delante de Cristian Álvarez. Fue entonces cuando llegó el 2-1.
El Real Zaragoza salió en una contra y José Corpas, que estaba en labores defensivas, le robó la pelota. Este inició la jugada hasta que el esférico acabó en los pies de Chema. El canterano espero a que el interior subiera tras su recuperación y le metió el pase entre la zaga para que su chut entrara por la escuadra.

Así llegaba el tanto que confirmaba la primera victoria del equipo que nunca dejó de creer y que cerró una semana espectacular en la que logró el pase a la tercera ronda de la Copa del Rey ganando al Málaga en La Rosaleda y rompía la imbatibilidad del Zaragoza con la consecución de los tres puntos.

Destacar el gran encuentro de Chema, que quiso ser él aun siendo el cumpleañero del día, el que regalara a la afición almeriense un enorme encuentro, lleno de creatividad, pasando sin lugar a dudas gran parte de la victoria por su botas en el día de hoy.

 

Leave a Response