El capitán Almansa no gana batallas sino la guerra

Unicaja Almería lo dará todo por vencer a CV Teruel este sábado, pero le no preocupa ser o no cabeza de serie para la Copa

superliga masculina voleibol
Jorge Almansa concentrándose para efectuar un saque en un entrenamiento reciente del conjunto ahorrador

De nada sirve ganar algún set si al final del partido caes derrotado, algo que en la plantilla ahorradora se traslada al cómputo global de la Superliga. Jorge Almansa es precisamente especialista en estar a tope para cuando hay que estarlo: “Yo siempre digo que al final no cambia mucho si ganas o pierdes, porque al final a los momentos importantes, si estamos fuertes, tenemos que llegar, y tampoco cambia mucho el factor campo o quién juega contra quién en semifinales en la Copa del Rey; hay que pelear por estar ahí y una vez estando, darlo todo por sacar las castañas”. Es evidente, por lo tanto, que hay que lo primero es alcanzar la clasificación, y eso se logra con la regularidad de la que hace gala su equipo.

Buena muestra de ello se tuvo en Cantabria: “Estuvimos concentrados porque sabíamos que era un pabellón difícil, frío, con mucha gente, ellos allí juegan muy bien, venían de dos partidos muy buenos contra equipos serios como Soria e Ibiza, y la verdad es que jugamos a un buen nivel y marcamos la diferencia desde el principio”. No se le dio opción a un Textil Santanderina que justa al capitán: “La verdad es que están haciendo las cosas bien; a Ángel lo conozco y es máximo anotador de la liga, Fran Calzón, que jugó conmigo en selecciones inferiores, también está jugando bien…, sacamos bien, bloqueo-defensa, nuestro k1 fue lo esperado… así es difícil que equipos un poco por debajo nos peleen la victoria”.

Todo un día completo en el bus, que “es difícil y se lleva como buenamente se puede, jugando al parchís, viendo películas, hablando…”, mereció tres puntos para estar igualados con los dos grandes rivales y esperando a uno de ellos, a CV Teruel: “Es pronto, y claro que vamos a jugar a ganar y vamos a darlo todo, pero no es decisivo, estamos los tres empatados con 22 puntos, mejor no puede estar y más igualado, imposible; a pelear, y ojalá que sea un buen partido y que ganemos nosotros”. Vuelve de seguido el alto voltaje al Moisés Ruiz: “Siempre ha habido un pique saco con Palma, pero al final nos conocemos muchos y hay amistad, y con Teruel siempre ha sido el rival directo y se verá el espectáculo de años anteriores”.

El emerger de Palma se lo perdió porque estuvo por Rumanía el curso pasado, así que su referente sigue siendo de manera casi única el equipo aragonés, al que le va mucho potencial: “Más que nada porque es el bloque más grande de jugadores que llevan unos cuantos años, y eso al final se nota; el año pasado hicieron una buena temporada y el bloque es casi el mismo, solo han reforzado el opuesto y el colocador, el colocador tiene experiencia para que tampoco se note tanto ese cambio y el opuesto es jovencito pero lo conozco de la Selección y calidad no le falta, así que han formado un buen grupo se nota que están jugando bien y se nota la compenetración que tienen”. El partido será difícil, sin duda.

Es cierto también que esa complicación es sinónimo de espectáculo, así que la grada tiene cita con la diversión: “Esta semana pone que va a hacer fresquito, que va a llover un poquito, que en Almería no es muy normal, así que… qué mejor momento que por una cosa o por otra la gente venga y disfrute de un partidazo, porque es el mejor partido de voleibol que se puede ver en España junto cuando se juega con Palma”. Después tocará otro seguido, el de un FC Barcelona duro: “Con Sergi, Altayó, Galindo… gente muy experimentada que yo sabía que iba a estar allí, demostrando que están por encima porque han ganado a todos y solo les queda Melilla por jugar; bueno para la Superliga y bueno para todos nosotros”.

Como buen capitán que es, saca lección de todo, y más de perder: “Si llegamos a ganar a Palma a lo mejor venimos de una forma diferente, venimos a entrenar, sí, pero no es igual; creo que incluso la derrota nos viene un poco mejor porque sí, nos jugamos estar arriba o abajo, pero al final sabemos que si jugamos a nuestro nivel vamos a llegar y nos puede venir bien para ese hacer más duro el día a día, para ese entrenamiento, para exigirnos entre nosotros, para cuando de verdad nos juguemos las castañas en los momentos importantes y estemos al cien por cien y no se nos escape”. Antes de Cabezón, “semana piques sanos de entrenamiento, rivalidad, al final se nota y sirve para mejorar, un o plus para partidos importantes”.

Acaba como empezó, desdramatizando los partidos como el de Teruel porque de verdad interesan las fases finales: “Quieres ser cabeza de serie no por nada, sino porque te gusta ganar, quieres pelear y quieres estar arriba, porque juegas partido a partido, pero luego, cuando llegas a febrero, tienes que ir a la Copa del Rey y si la quieres ganar, o ganar una liga, le tienes que ganar a todos, así que en verdad tampoco es una presión lo de ir a semifinales directos, sino jugar contra el que tengamos que jugar, ganarle a todos para traérnosla para Almería; al fina no piensas si hay que ser o no, viene Teruel, vamos a jugar para ganar y cuando llegue febrero pensaremos si tenemos tres o dos, son si son ocho, hay que ganar”.

Deja tu opinión