Monfort, como un guante en Unicaja y en Almería

El receptor valenciano reconoce sentirse totalmente identificado porque es ambicioso y el club ahorrador también lo es

voleibol superliga fichaje
Guillermo Carmona saluda a Javier Monfort como colofón de la rueda de prensa de su puesta de largo oficial

Una de las posiciones más reñidas de esta temporada será la de receptor, y ello lo sabe muy bien el primero de los fichajes en tener su presentación oficial. Después le llegará a los demás, todos de manera consecutiva en una secuencia que no va a tener freno y que desembocará en el inicio de la Superliga. El valenciano Javi Monfort ya cuenta las horas: “Tengo muchas ganas de empezar, lo que además se ve incrementado porque estuve lesionado el año pasado y no acabé de jugar bien, mientras que ahora me encuentro muy bien, entrenando al cien por cien en este club, que me ilusiona mucho porque es el que más historia tiene aquí en España, y encima la primera jornada es contra mi ex equipo”.

No queda la casualidad ahí, sino que en frente estará su hermano Vicente, hombre clave del CV Melilla, sobre lo que Javier bromea: “Será muy especial, pero sobre todo para mis padres; me imagino que cada uno se pondrá una bufanda de cada equipo, pero bueno, estamos acostumbrados ya, incluso en playa hemos jugado el uno contra el otro, y empezado el partido todo se olvida y nos centramos en el juego”. Se viste de verde con el objetivo de ganar títulos, lo que por ahora no ha conseguido: “El año que estuve en Teruel fue el año del triplete de Almería; fui allí con la idea de levantar alguno pero Unicaja no me dejó, y parece que he tenido que venir aquí para intentar ganar no uno, sino los tres”.

Con un elocuente “Unicaja no puede aspirar a menos” viene a confirmar lo que el club piensa de él, y transmitido por el vicepresidente Guillermo Carmona a la hora de definir al jugador: “Se encuentra en una plena madurez de juego y confiamos ciegamente en su profesionalidad, la que ha venido demostrando a lo largo de su carrera; justo por eso está entre nosotros, siendo uno más de la gran familia de los ahorradores, compartiendo la responsabilidad y el peso que supone formar parte del club más laureado de la historia del España”. Por eso, “el talante de Javi es el mejor, ambicioso en lo deportivo y generoso con el equipo y con Almería”. Su presentación fue especial al ser emitida por tres canales simultáneamente.

En YouTube, Instagram y Facebook quedó constancia en directo de lo que el club, en boca de Carmona, pide a sus hombres: “Saben además todos los jugadores que vienen a Unicaja que no se trata solo de jugar bien, sino de formar parte de un proyecto de calado social, de compromiso con el entorno y de fomento de nuestro deporte”. Volviendo específicamente a Monfort, puntualizó que “está claro que la Superliga tiene una deuda pendiente con un gran jugador como él, y esperemos que la salde viéndole levantar su primer entorchado al final de la temporada”. Y es que “una vida completa dedicada al voleibol y una calidad como la suya merecen verse recompensadas con un título”.

Destacó Carmona que “en verano se ‘alimenta’ de sol y arena, y en invierno saca todo lo que lleva dentro en la pista”. Y es que uno de los mejores jugadores de playa tiene ganas de pista y sus sensaciones son las mejores: “Muy buenas, lo que me hace estar profundamente ilusionado por el proyecto del club; se ha hecho un equipo muy compacto, joven pero experimentado, que puede dar alegrías y poner a este club donde siempre ha estado después de un año atípico por aquí; esta plantilla es la clave para volver arriba del todo no solo por la calidad sino porque todos los jugadores estamos muy unidos, hay buen rollo en el club y eso da un plus para estar perfectamente conjuntados”.

A la hora de definir su punto fuerte, no duda: “Ataque, y tal vez saque”. Sobre el día a día, “Piero pide mucha exigencia en el campo, fallar poco, no le gusta que se falle mucho, y esa exigencia también está en el club, algo que me esperaba porque este equipo tiene siempre ambición, y la ambición es algo inherente a mí, por lo que me identifico totalmente”. En Unicaja se siente “completo” y eso le hace estar satisfecho de entrada: “Si estoy en un club que no tiene posibilidad de luchar por los títulos, siento que me falta algo; me siento más completo en un club que compite por todo”. Eso espera que se vea “recompensado al final de temporada”. Los rivales, “se suele hacer una estimación y luego no es como las matemáticas”.

Considera que Teruel y Palma, “como siempre”, se verán acompañados por Ibiza, Melilla, Soria e incluso L’Illa Grau, pero Unicaja tiene a su afición: “Es lo más importante; si no fuera por la gente que viene a vernos no tendría sentido el jugar, y desde aquí quiero decir que a todo el mundo que noto en mis compañeros que lo dan todo, así que puede hablar en mi nombre y en el de todos cuando aseguro que vamos a dar el cien por cien y a hacerles disfutar”. Tiene claro que “es un plus que la gente ayude” y por eso pide que se llene el pabellón: “Que vengan a vernos y tener el factor público es necesario ahora, que tenemos que volver arriba, ya que sin la afición resulta mucho más difícil”.

Aclimatado totalmente a la ciudad, también lo está a los modos del club y se siente como en casa: “Almería no la conocía y he descubierto que es muy parecida a Valencia, distinta en cuanto al tamaño, claro, pero mismo ambiente, mismo clima, la playa… me estoy adaptando muy bien y los compañeros me están ayudando”. Sobre su tierra y sus inicios, un reconocimiento: “Surgió una generación muy buena, la mía, principalmente por el trabajo de Fernando Mirasol; desde entonces no se ha trabajado tan bien”. Hay dos equipos valencianos en Superliga 2, pero sí reconoce que “hay un vacío generacional desde que no está en primera línea este entrenador”. Melilla, Teruel, L’Illa Grau, Mediterráneo y la Politécnica de Valencia, más a Permanente de Palencia, marcan su trayectoria, sin olvidar su cole.

Deja tu opinión