Slaught, pieza clave para un mejor Unicaja Almería

Admirado por sus compañeros, el norteamericano asume su rol dentro del grupo siendo ejemplo de compromiso y esfuerzo

superliga masculina de voleibol
Alex Slaught en el trabajo de gimnasio de principios de semana junto a sus compañeros y Enrique de Haro

Es muy grande este californiano que llegó bastante más delgado, allá por el mes de septiembre, de lo que está en este final de marzo. Musculado, más potente… sin embargo su mayor fortaleza la encuentra en su mente. No hacen falta palabras de más, solo las palabras justas, y son precisamente las que pronuncia Alexander Slaught. Cuando un jugador que no dispone de demasiados minutos dice lo que se oye de su boca, es que lo que tiene dentro es una profesionalidad mayúscula y una admirable manera de entender el deporte: “Es un regalo poder jugar y que sea tu trabajo; hay algunos días que son difíciles, pero siempre intento recordar que de verdad soy afortunado por poder jugar al voleibol y que sea mi profesión”.

No ha tenido demasiada suerte en lo que va de curso, y ello se escenificó con una más que inoportuna lesión justo antes de recibir a Tarragona, lo que sabe encajar para mirar al frente: “La espalda, mejor; he sido desafortunado, porque pasó dos días antes del partido que pienso que sí iba a jugar, pero estoy bien ahora, más o menos al cien por cien, y puedo entrenar, así que estoy contento”. A eso se remite su profesionalidad: “Como sabéis, no he tenido muchas oportunidades aquí, pero cuando he jugado más o menos las he aprovechado; mi trabajo en este equipo es apoyarlo en el entrenamiento y estar listo para entrar en el partido, yo he aceptado este rol; quiero mejorar antes de semifinal y si mi número es llamado, ojalá pueda ayudar al equipo; es mi objetivo venir a disfrutar porque nunca sabes qué pasará”.

Es más, su modo de entender los entrenos lo ha querido trasladar al grupo: “Creo que soy un poco distinto porque es como nos enseñan a entrenar en EEUU, nunca relajar, siempre mejorar, y para mí es la cosa más importante incluyendo lo que se hace fuera de la pista, también el estilo de vida de un deportista, comer muy bien, descansar, tratamiento para tu cuerpo cuando se necesita… ahí puedes entrenar al cien por cien cada día, y es una cosa que ha podido llevar al grupo; he intentado solo centrarme en mejorar individualmente y no dejar que las cosas negativas me afecten, porque la única cosa sobre la que tienes control es tu esfuerzo, tu actitud, tus acciones, cómo te comportas con tus compañeros, e intento controlarlas”.

Slaught es sincero: “Sé que a veces soy muy introvertido, pero porque siempre estoy ‘enfocando’ en mejorar”. De todos modos, es compatible: “El grupo tiene una gran energía, es muy distinto a un grupo estadounidense, creo es buena mezcla”. La vuelta de Israel Rodríguez ha sido un hecho que demuestra el modo de ser y de pensar del ‘19’ ahorrador: “Ha sido el mejor ejemplo para mí esta temporada, porque siempre lo he visto trabajando, todos los días, sin jugar, y es un jugador que siempre está centrado en trabajar, mejorar, preparándose, tiene algo de ese ADN americano, y ahora que puede jugar, es algo magnífico, porque se puede ver que tiene calidad en todas las facetas del juego, tiene mucha experiencia, es muy tranquilo en la pista, ha jugado competiciones mucho más fuertes que esta, y yo siempre intento mirarle y aprender mucho de él”.

No ve al ‘bombardero de Europa’ como una amenaza para sus posibles minutos en pista, sino como una inspiración, y eso es lo que define a un Alex que ve más fuerte a Unicaja Almería: “Es difícil mejorar muchísimo porque más o menos se hace lo mismo cada día, pero un jugador necesita tomar responsabilidades para intentar mejorar en cada faceta cada día; para mí, mejoramos porque estamos juntos, jugamos juntos y nos sentimos bien juntos; individualmente cada jugador mejora y eso va acompasado con la mejoría del equipo, porque si cada uno puede trabajar sus debilidades y ser un mejor jugador, el equipo lo estará también”. En su lectura del grupo, “tiene jugadores competitivos que quieren mejorar”.

Las sesiones de pesas están siendo duras, pero son una parte más de lo que Alex ha querido potenciar: “He estado modificando un poco durante la última semana por la espalda, pero siempre quiero hacer mucho en pesas porque estaba un poco flaco cuando llegué; en el verano me centré en vóley playa y nadar en el mar, así que es una parte que he intentado mejorar”. Cuando fue presentado por el capitán Jorge Almansa con la expresión ‘ADN americano’, el cartagenero se refería justo a eso que Slaught ha demostrado con el paso de los meses en la Superliga y con el transcurrir de los entrenamientos en el Moisés Ruiz.

Llega ahora el momento de la verdad para el equipo y el californiano confía en que se puede llegar a la final, “seguro, porque el equipo en la Copa ha mostrado lo que puede hacer contra Palma”. Es la última referencia entre ambos rivales, y las otras veces tampoco son mala señal, pero es obligado un gran esfuerzo: “En ese partido jugamos casi perfectamente y en los otros partidos de la liga estuvimos muy cerca; somos muy iguales, cualquiera puede pasar, así que si vamos con nuestro mejor nivel, podemos ganar, si bien ellos seguramente estarán listos también”.

Deja tu opinión