El Almería es incapaz de mostrar algo diferente

El conjunto de Ramis volvió a ofrecer una versión sin jugadas ofensivas y encadena seis jornadas sin conocer el triunfo

Sporting Almeria
Joaquín Fernández pugna con un rival por hacerse con la posesión del encuentro (Foto: LaLiga)

En el Almería deja de ser noticia que no sea capaz de disparar entre los tres palos del rival. Frente al Sporting de Gijón se siguió la tónica de partido de las últimas jornadas y se confirmó el sexto fin de semana sin sumar los tres puntos. Los locales necesitaron poco para adelantarse y Joaquín Fernández hizo el 2-0 definitivo antes del descanso. Por ello, el choque acabó con una segunda mitad sin nada destacable.

Con Ramis es difícil hacer cábalas con el once inicial y en El Molinón lo volvió a demostrar. El equipo encaraba el choque con bajas, es cierto, pero el entrenador se decantó por colocar a Javi Álamo, inédito en competición oficial durante la presente temporada, en la banda derecha por la lesión de Nauzet. La otra opción era inventar, así que era la opción más coherente. De todos modos, la sorpresa fue a más cuando Nano aparecía en el banquillo y era Pervis Estupiñán el que ocupaba la posición del lateral izquierdo.

La formación, a priori, iba destinada a aprovechar la opción de recuperar en campo propio y salir con velocidad, sin embargo, pronto se rompió esa idea. El Sporting ganó el duelo táctico y lo hizo dejando que los almerienses tuvieran una posesión estéril para salir con peligro. Esto condujo a que, en el minuto 16, un centro colgado desde la banda izquierda fuera rematado a la perfección por Michael Santos, que superaba la estirada de René.

Con el 1-0 la cosa siguió de forma similar. La UDA tenía la pelota, aunque repitiendo males de las últimas jornadas, es decir, sin chutar a portería. De hecho, los rojiblancos gozaron de la oportunidad de varios saques de esquina, defendidos con facilidad por el conjunto local.

Los asturianos tenían la idea clara: el perfil izquierdo de la zaga visitante, formada por Owona, como central, y Pervis, en el lateral, tenía muchas carencias, lo que provocaba más facilidad de poder ofensivo de los de El Molinón. Así, una jugada iniciada en ese costado acabó con un centro raso que Joaquín Fernández, en su afán por defender, acabó introduciendo en la propia meta. Era el 2-0.

Nada había cambiado de una semana a otra. Mientras los minutos de la primera mitad iban pasando, la UD Almería era cada vez más presa de sus problemas de siempre. De hecho, la cosa pudo ser peor cuando, en el minuto 38, Rubén García estrelló el esférico en el travesaño. De nuevo, la acción fue iniciada con un futbolista local arrancando en su lado derecho, el izquierdo defensivo de los almerienses, y acababa con un pase horizontal hacia la frontal del área.

Tras la reanudación, el guion no cambió ni tenía pinta de ser diferente. El resultado dejaba al Sporting más cómodo de lo que estaba y la posesión del Almería seguía siendo estéril. En definitiva, nada diferente a lo visto hasta entonces y durante las últimas jornadas.

Entre tanto, Luís Miguel Ramis movió el banquillo e introdujo a Hicham y Pablo Caballero en detrimento de Juan Muñoz y Javi Álamo. A nivel táctico nada cambiaba, puesto que el hispano-marroquí se quedaba escorado hacia la banda y el argentino se iba a la delantera. Aun así, de poco sirvió, ya que no había más presencia en el área y solo Caballero tuvo una, en el 60, que Mariño mandaba a córner.

A falta de diez minutos para, era imposible recordar el color de camiseta del cancerbero gijonés. Es más, los locales, que especulaban con el resultado, pudieron ampliar las distancias en un contragolpe que acabó en nada. El atacante no llegó a rematar y René recuperó la pelota.

Con un letargo y sensación de sueño, por el aburrimiento que había inundado a la confrontación, el pitido final llegó remarcando, si es que podía quedar más claro, todas las carencias de la UD Almería y llevando los partidos sin conocer el sabor de la victoria hasta el número seis.

Sporting de Gijón: Diego Mariño; Calavera, Álex Pérez, Barba, Isma López (Canella, min. 60); Sergio Álvarez, Álex Bergantiños, Michael Santos (Scepovic, min. 71), Carmona (Moi Gómez, min. 60), Rubén García y Viguera.

UD Almería: René; Fran Rodríguez, Owona, Joaquín, Pervis Estupiñán (Nano, min. 74); Mandi, Rubén Alcaraz, Javi Álamo (Gaspar, min. 56), Gaspar, Pozo y Juan Muñoz (Pablo Caballero, min. 56).

Goles: 1-0, min. 16: Santos. 2-0, min. 36: Joaquín Fernández (p.p.).

Árbitro: Prieto Iglesias, del colegio navarro. Amonestó a Sergio Álvarez e Isma López por parte del Sporting, así como a Joaquín Fernández, del Almería.

Incidencias: Partido correspondiente a la decimosegunda jornada de la Liga 1|2|3. El encuentro se disputó en el Estadio El Molinón.

Deja tu opinión