La sangre tira y logra una importante victoria

Victoria de la UD Almería, con gol de Hicham, en el estreno de Fran Fernández como entrenador profesional

Almeria Barcelona B
Fran Fernández estuvo muy activo durante todo el encuentro. (Foto: JL Matarín)

Fran Fernández llegó y besó el santo. El entrenador almeriense salió contento ante su afición tras sumar el triunfo en la ‘final’ ante el FC Barcelona B. La UD Almería tuvo que sobreponerse a un primer periodo de dominio azulgrana. El orden fue clave y en el segundo acto se vio un equipo valiente que consiguió los tres puntos con un gol de Hicham, que se estrenaba en la presente temporada.

La primera formación del míster como técnico del primer equipo tuvo novedades con respecto a la era Lucas Alcaraz. Caballero era titular como referencia arriba, Sulayman en el pivote y Trujillo en el eje central de la defensa. El técnico ya había sorprendido a la hora de dar a conocer la convocatoria, ya que dejó fuera de la misma a Verza por su propia decisión.

Se enfrentaban dos conjuntos que estrenaban entrenadores, por lo que era imprevisible la disposición de juego. Aunque los locales comenzaron fuertes y presionando la salida de pelota del filial blaugrana, los visitantes supieron adueñarse de la posesión de la pelota para generar jugadas de peligro. Es cierto que los almerienses iniciaron con presencia en el área, siendo Fidel el futbolista más participativo, pero durante el primer periodo tuvo que aparecer René para resultar salvador.

Así pues, en el minuto 27 y tras una serie de alternativas, Nahuel levantó la cabeza y golpeó desde la frontal del área, obligando al cancerbero a meter los puños para enviar el intento a la esquina. Del mismo modo, poco después, René volvía a aparecer. El meta voló cuando Monchu ya estaba preparado para celebrar un gol.

Ya en la segunda mitad se vio que el entrenador ha cogido el cargo sin casarse con nombres, sino con actitudes y, por este motivo, retiró a Pozo, que estaba haciendo un encuentro pésimo, para que su lugar lo ocupara Tino Costa.

Fran Fernández ya había realizado la primera reacción y pronto llegaba la segunda. Otro jugador que estaba a un mal nivel era Sulayman, lo que llevó a que el preparador se decidiera por introducir a Lass. De este modo, reestructuraba las filas con Hicham como media punta y Tino Costa en la medular.

Y esto resultó clave para la llegada del 1-0. René había vuelto a salvar los muebles en una falta botada por Nahuel, pero, en el minuto 65, una jugada de Pervis Estupiñán por la banda izquierda acabó con un centro raso a la frontal del área pequeña donde estaba preparado el jugador hispano-marroquí para superar a Ortolá.

Con el gol se vieron los mejores minutos de la UDA. Los almerienses no se limitaron a mantener la mínima ventaja, sino que su principal objetivo era buscar el segundo tanto que diera tranquilidad a los 10.422 espectadores que había en el escenario del duelo. Mientras tanto, García Pimienta, entrenador debutante del Barça B, empezó a mover su banquillo, pero los rojiblancos estaban siendo superiores en ese tramo del choque.

Los minutos restantes fueron pasando sin que el filial azulgrana metiera miedo a los jugadores locales. Más bien todo lo contrario. El Almería supo ordenarse, mantener la calma y sumar tres puntos al casillero en el estreno de Fran Fernández como entrenador de una categoría profesional.

Ficha técnica:

UD Almería: René; Motta, Trujillo, Joaquín Fernández, Pervis Estupiñán; Sulayman (Lass, min. 63), Rubén Alcaraz, Hicham, Fidel, Pozo (Tino Costa, min. 49) y Caballero (Owona, min. 84) .

FC Barcelona B: Oriolá; Palencia, David Costas, Cuenca, Cucurella; Mochu, Rivera (Vitinho, min. 82), Aleñá; Nahuel, Pérez (Ballou, min. 76) y Abel Ruiz (Marc, min. 64).

Gol: 1-0, min. 65: Hicham.

Árbitro: Areces Franco, del colegio asturiano. Amonestó a Pervis Estupiñán, Joaquín Fernández y Lass por parte de la UD Almería, así como a Monchu, Rivera, Marc y Cuenca, del Barça B.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo séptima jornada de La Liga 1|2|3. El encuentro se disputó en el Estadio de los Juegos Mediterráneos y contó con la presencia de 10.422 espectadores. Los futbolistas almerienses salieron al rectángulo de juego con camisetas de apoyo a Gaspar, recientemente operado de su grave lesión. Así mismo, durante el descanso, el club homenajeó a su equipo Alevín A.

Deja tu opinión