Un mes para cambiar la historia de la temporada

Thiago Maciel confiesa haber vivido la campaña más dura de su carrera pero ahora ve a un Unicaja Almería hacia el título

superliga masculina de voleibol
Thiago Maciel recibiendo en un entrenamiento reciente en el Moisés Ruiz

Un tipo de su ambición y trayectoria no puede hacer otra cosa que fijarse en meta, sin quedarse a pocos metros de cruzar la raya: “Cuando llegué aquí mi objetivo era jugar todas las finales, pero quiero ser campeón de alguna; después de llegar, pensar en ser campeón, pero primero llegar”. Y es Thiago Maciel no es de castillos en el aire, sino de alcanzar los logros con el ir paso a paso: “Pienso que en la vida nosotros tenemos que planear ‘a cada día’, y mi primer plan es llegar a la final, ganar los tres partidos, no importa si los tres primeros o si jugamos los cinco para llegar a la final, ahí va a estar mi primer objetivo”. Escucharle, asusta a los rivales y alegra a los ahorradores: “Nos vamos aproximando al Thiago que yo quiero”.

El opuesto es el primero que exige un alto rendimiento para si mismo, con varias batallas mentales libradas los meses previos para buscar esa versión que ya sabe que sí va a ofrecer en los play off. Además, todo empieza a estar en su sitio por la tregua que le está dando el codo: “Lo más importante es que me siento muy cómodo, que no tengo problemas con el codo, porque ya no siento el dolor que sentía antes, y eso pasa en el momento más importante de la temporada, teniendo el pensamiento de que si tú lo haces bien ahora, vas a poder olvidar todo lo malo anterior”. No es que su campaña haya sido mala, pero no ha resultado como él se esperaba, y eso es pasado: “Me siento cada día más preparado”.

En ese sentido, no tiene ningún problema en tirar de una gran sinceridad: “Para mí particularmente esta temporada fue la más difícil de mi carrera, por el tema del codo, por algunos temas personales…, y ahora tenemos un mes para cambiar la historia de todo, y pienso que tenemos ‘totales condiciones’; confío mucho en mi trabajo y en todo lo que he hecho en mi vida, tengo experiencia y me siento preparado; creo que puedo ayudar al equipo a transmitir eso, ayudar a los demás a sentirse igual, y vamos a seguir a más para ganar la Superliga”. Maciel se ha puesto en ‘modo artillero’, sus números van a mucho más, ante todo frente a los dos rivales más poderosos, y ve claramente una trayectoria ascendente.

Esa precisamente es la base de su lectura sobre lo que se aproxima ya frente a un duro Urbia Vóley Palma: “Yo ya tenía claro desde hace más o menos un mes que nosotros íbamos a cruzarnos con ellos, y nos veo a nosotros ahora un pelín arriba de Palma, no tanto respecto al nivel de vóley, sino mental; nosotros estamos en un nivel de voleibol muy bueno, hoy tenemos cambio de todas las posiciones, hoy me siento recuperado de mi codo… y Palma perdió ‘al hombre’, que para mí es la cara del equipo, como es Víctor, por eso yo nos veo un poco arriba”. Confianzas, no: “Cuando empiecen los partidos no va a ser eso, vamos a estar igual, y por ello necesitamos estar muy concentrados y decididos de lo que queremos hacer”.

Su receta es “llegar, no darle mucha oportunidad, porque si se hace a ese nivel de competición se puede ganar o perder muy rápido”, y no picar en lo que ya pasó a la inversa en la Copa: “Lo que pasó para mí en la semifinal fue lo que pienso que es ahora peligroso, que Palma fue a jugar pensando que iba a ganarnos tranquilo, porque ganó todos los partidos antes, y nosotros, para ser sincero, no estábamos en un momento bueno psicológicamente, casi ‘machacados’ para jugar contra los equipos del mismo nivel, porque no teníamos partidos ganados contra ellos, estrés un poco, y no veíamos a nuestro equipo al cien por cien; cuando llegamos estaba en una fase de evolución y ganar ese partido fue importante”.

Desde ya, “olvidar lo que pasó y pensar partido a partido” después de un trabajo específico hacia la recta final: “Fue muy bueno poder descansar el fin de semana porque cambiamos ya los niveles de trabajo, estamos haciendo unas pesas muy duras; yo, por ejemplo, hice pesas todos los días de la semana pasada, sábado también, el día del partido, porque me quiero preparar para el play off a tope; fue bueno, porque partidos así a veces son peligrosos, ya que Tarragona no se jugaba nada, y todos los jugadores necesitan estar en el nivel de juego para llegar bien al play off; no se sabe qué puede pasar, alguien se puede lesionar, o alguien puede tener un día malo, y tener que hacer cambios durante los partidos”.

Si se logra el pase a la final, su favorito es Teruel como adversario, felicitando a Río Duero Soria por lo ya logrado: “Pienso que hizo ya su trabajo, que era llegar al play off, así que para mí la serie puede ser 3-0 para Teruel independientemente de Soria tiene que estar contento porque el objetivo era llegar, y llegó, así que pienso que si ganamos, vamos a jugar con Teruel, y hoy nos veo a nosotros mucho más preparados para jugar con Teruel que tres meses antes”. Hace memoria: “En la primera vuelta hicimos 2-3 pero jugamos mejor en Los Planos, que fue 3-1, y allí también mejor que en la final de la Copa”. Está listo para un duelo de opuestos: “Estoy acostumbrado y es lo que tengo que hacer, ahora bien físicamente”.

Deja tu opinión