La Segunda División le hace jaque al Almería

El equipo no logra ganar, entra en descenso y deja de depender de sí mismo por los resultados de los rivales directos

Almeria Alcorcon
Joaquín Fernández, cabizbajo, muestra el sentir de los aficionados almerienses. (Foto: JL Matarín)

Antes de que acabe una partida de ajedrez uno de los jugadores dice ‘jaque’, lo que equivale a que está amenazado de perder. Solo una buena estrategia le puede salvar, pero está tocado. Algo parecido le pasó al Almería tras no pasar del empate (0-0) en el Estadio de los Juegos Mediterráneos frente al Alcorcón. Sus rivales, Córdoba y Cultural Leonesa, si hicieron los deberes, por lo que los almerienses irán a Lugo, para la última jornada, en descenso y sin depender de sí mismos.

Había ganas del partido. Al multitudinario recibimiento que tuvo el autobús del equipo se sumo el cartel de ‘no hay entradas’. La organización había puesto todos los partidos a la vez y los nervios eran una realidad mientras iban llegando incidencias desde los distintos puntos de España.

Así, Almería y Alcorcón se enfrentaban en la búsqueda de continuar un año más en la categoría. El público local homenajeo a su paisano David Fernández Borbalán, por su carrera en el arbitraje, y arrancó el duelo, dejando alternativas para ambos.

Los asistentes eran las principales fuerzas del cuadro rojiblanco. Los de Fran Fernández necesitaban encontrar su mejor versión para meter en peligro a Casto y lo consiguió con un balón controlado por Juan Muñoz, que lograba marcar, pero sin que el gol subiera al marcador por un fuera de juego inexistente. Por segunda jornada consecutiva, el atacante se volvía a ver perjudicado por un error arbitral.

En líneas generales, los primeros cuarenta y cinco minutos estuvieron igualados. Los visitantes se basaban en un juego de envíos al área que eran rechazados, en todas las ocasiones, por Joaquín Fernández, que parecía un autentico muro. Aunque, en esas, antes del descanso, hubo una para cada equipo antes del descanso. En primer lugar, Bruno Gama asustaba a los locales con un disparo al larguero, mientras que, poco después, Juan Muñoz obligó a trabajar a Casto.

Tras la reanudación, los madrileños gozaron de sus mejores minutos. Nada más regresar de los vestuarios, el colegiado anuló un gol al conjunto amarillo por una falta sobre René y, en el minuto 53, Álvaro Peña probaba fortuna desde lejos y mandaba el esférico al travesaño.

La UD Almería necesitaba a sus aficionados. Los resultados en otros campos y el empate mantenía a los almerienses fuera del descenso. A la vez que sonaban gritos de ‘si se puede’, Juan Muñoz —muy activo durante todo el encuentro— se inventó un control de libro para quedarse en una posición cómoda para chutar. La pelota buscaba la escuadra, pero Casto la paró de una manera sensacional.

Pasaban los minutos y el técnico rojiblanco movía el banquillo para refrescar a sus filas. Así pues, el entrenador introducía a Tino Costa y Pablo Caballero en detrimento de Verza y Pozo. De este modo, el Almería pasaba a tener dos delanteros como referencia: el Caballero y Juan Muñoz, uno de los mejores de los rojiblancos durante el duelo.

Sin embargo, contra todo pronóstico, llegaron los mejores minutos del Alcorcón, puesto que fueron los visitantes quienes incrementaron su presencia en las inmediaciones del área. De hecho, aunque los espectadores animaban, hubo unos segundos de silencio cuando, en el minuto 82, un centro de Mateo se envenenaba tras tocar en Pervis y el cuero se iba al palo.

En los minutos restantes, los almerienses atacaron con más corazón que futbol. El Córdoba ganaba al Reus y la Cultural Leonesa al Oviedo, por lo que, como el Almería no logró anotar, el pitido final llegó acompañado de rostros serios al meter al cuadro de Fran Fernández en puestos de descenso y sin depender de sí mismos.

Ficha técnica:

UD: Almería: René; Motta, Trujillo, Joaquín Fernández, Pervis; Verza (Tino Costa, min. 65), Rubén Alcaraz, Fidel, Nano (Javi Álamo, min. 80), Pozo (Caballero, min. 65) y Juan Muñoz.

AD Alcorcón: Casto; Laura, David Fernández, Burgos, Bellvís; Dorca, Toribio; Bruno Gama (Jonathan Pereira, min. 90), Nono (Mateo, min. 80), Álvaro Peña (Kadir, min. 88) y Álvaro Giménez.

Árbitro: Prieto Iglesias, del colegio navarro. Amonestó a Motta por parte de la UD Almería, así como a Toribio y Casto, del Alcorcón.

Incidencias: Partido correspondiente a la cuadragésima primera jornada de la Liga 1|2|3. El encuentro se disputó en el Estadio de los Juegos Mediterráneos y contó con la presencia de 12.678 espectadores. Antes de que los futbolistas saltaran al césped, la UD Almería realizó un homenaje a David Fernández Borbalán por su carrera en el arbitraje español e internacional. El club le hizo entrega del escudo de oro y de una placa conmemorativa.

Deja tu opinión