Cortacero sale al paso de rumores y estrategias y habla de un proyecto deportivo integral para la UDA

Emite un comunicado confirmando la negociación por la compra del Almería, en lo que se avanza con la prudencia obligada

futbol copa del rey
Vista del Mediterráneo desde el exterior del recinto deportivo, muestra del hermetismo sobre la venta del club

A Pablo M. Fernández Cortacero parece habérsele agotado la paciencia respecto a lo que a su imagen pública se refiere, y puede que ante los movimientos de ficha del presidente Alfonso García, que parece querer dejarlo todo ‘atado y bien atado’ y que está lanzando una serie de noticias concernientes al apartado deportivo en las que Cortacero está al margen. Por ello, aguardando a que acabase el partido entre España y Marruecos y que las redes sociales agotasen el tema del empate del combinado nacional, emitió un comunicado oficial dando varias claves de la situación en la que se encuentra la venta-compra (el orden de los factores sí parece afectar al resultado en este caso) del Almería.

La primera y fundamental es que “es absolutamente cierto” que está negociando “de un tiempo a esta parte” con Alfonso García, sobre el que aporta el dato exacto de que es propietario de un “94,96% del capital social de la entidad Unión Deportiva Almería SAD” a través de la sociedad Easur Agrícola Siglo XXI SL, de la que hace de interlocutor en este proceso de negociación. Lo que está en venta son “títulos sociales de su propiedad”, ya que parece no haber otra cosa. Cortacero lo hace en nombre de un grupo financiero cuyo nombre no desvela en el documento enviado a las redacciones, que vienen informando de la toma de decisiones deportivas de Alfonso García como renovación de técnico o venta de Fidel, más las categorías inferiores.

Lo ha mandado al ver “confusas y diferentes informaciones que recientemente se están produciendo en múltiples medios de comunicación” en torno a su persona y al grupo financiero del que forma parte y al que representa, y viene a añadir entre sus puntualizaciones una aseveración que es de pura lógica y que puede tener mensaje entrelíneas. De hecho, habla de “cautelas y prudencias” obligadas en una operación “de esta envergadura” y en “la información documental correspondiente” para la propuesta de contrato con “la profundidad adecuada, así como todas las garantías suficientes”. Debe estar todo muy claro, pero mientras tanto el presidente presiona yendo a lo suyo mientras que aguarda la venta.

Además, ha manifestado sentirse molesto por lo que considera “improperios y ciertas descalificaciones” hacia su persona desde un medio de comunicación al que no identifica en su comunicado, y por último ha desvelado su intención: “Avanzar y culminar, con la celeridad que sea posible, la operación que pretendo, en el bien entendido que, para tal fin, dispongo de un proyecto deportivo integral muy sólido y profesional, capaz de afrontar con las garantías e ilusión suficientes la andadura competitiva que exige el fútbol profesional de La Liga”. Eso sí, se va a encontrar con una ‘herencia’ que puede que no case con su proyecto, posiblemente con la estrategia presidencial de ‘meter prisa’ firmando otros contratos a los que tendrá que hacer frente el nuevo propietario de la UDA.

COMUNICADO DE PRENSA COMPRA UD ALMERÍA SAD – PABLO M. FERNÁNDEZ CORTACERO

Ante las confusas y diferentes informaciones que recientemente se están produciendo en múltiples medios de comunicación en torno a mi persona y al Grupo Financiero del que formo parte y represento, me veo en la obligación de hacer públicas las siguientes puntualizaciones:

PRIMERA. – Es absolutamente cierto que estoy negociando, desde un tiempo a esta parte, con D. Alfonso García Gabarrón, este en nombre de la sociedad EASUR AGRÍCOLA SIGLO XXI S.L., la compra-venta de los títulos sociales de su propiedad que representan el 94,96% del Capital Social de la entidad Unión Deportiva Almería S.A.D.

SEGUNDA. – El proceso negociador de una operación mercantil de esta envergadura, dada su importancia, requiere las cautelas y prudencias necesarias, así como de la información documental correspondiente para poder desarrollar las propuestas contractuales de las partes con la profundidad adecuada, así como todas las garantías suficientes.

TERCERA. – Lamentar profundamente los improperios y ciertas descalificaciones que determinado medio de comunicación, al que considero serio y objetivo en su línea editorial, ha vertido hacia mi persona, sin ni siquiera conocerme ni saber quién soy, demostrando el autor de las mismas declaraciones una falta de profesionalidad y respeto impropias de un medio informativo de su entidad.

CUARTA. – Es mi intención firme y decidida avanzar y culminar, con la celeridad que sea posible, la operación que pretendo, en el bien entendido que, para tal fin, dispongo de un proyecto deportivo integral muy sólido y profesional, capaz de afrontar con las garantías e ilusión suficientes la andadura competitiva que exige el fútbol profesional de La Liga.

Deja tu opinión