Lección de valores de la Universidad de Almería, más grande aun en la derrota con Europa a sus pies

La UAL juega su segunda final consecutiva del europeo de los Juegos Universitarios Europeos y cede ante una gran Niza

ual juegos europeos universitarios zagreb
Los almerienses con la medalla de plata y con el MVP del torneo para Raúl Muñoz, situado justo en el centro del grupo

Se puede abrir el debate de si es más importante saber ganar o saber perder, pero en dos años consecutivos la Universidad de Almería ha demostrado que las dos cosas sabe manejarlas a la perfección. El capitán Jorge Soriano dice adiós con una plata que sigue a un oro y que sabe de igual modo, pero lo hace dejando bendecido a un grupo que en plena renovación ha llegado a su segunda final europea consecutiva. La UAL cayó, sin paliativos, ante una enorme Universidad de Niza. Punto. No hay excusas, no hacen falta, porque el pabellón y todo el que y la que envolvía al torneo eran de Almería en el ánimo. El respeto es la mayor victoria, y los valores de la Universidad de Almería se lo han ganado a peso.

El tanteo de la final describe una derrota clara por un contundente 3-0 (25-15, 25-22, 25-19) tras 5 victorias en las que se tuvo que dar todo lo que se llevaba dentro. Igual pasó en la última batalla, pero las cosas no rodaron para los almerienses y sí para los franceses, único equipo invicto junto a la UAL pero con un partido menos en el recorrido. Juan Ignacio Peñas lo dice todo al afirmar que “en el deporte hay que reconocer cuando el rival ha sido superior y hoy nos sobrepasaron”, y eso no reduce la sensación de haber hecho algo grande, porque “a pesar de la derrota estamos orgullosos de conseguir la medalla de plata, y de haber disputado la final de un campeonato de Europa por segunda ocasión y en año consecutivo”.

La receta francesa fue la de un potente saque que en el primer set logró dejar fuera a la UAL, con problemas en la recepción sobre todo frente al opuesto Carle y al receptor FalaFala, incluso al central Bruckertt. El tanteo fue sencillo para Niza y se anotó el primer paso a la victoria por un holgado 25-15. En el segundo set se reaccionó y se mejoró, pero la suerte no iba a ser aliada y los puntos que podían caer de cualquier lado finalmente besaban el suelo almeriense. Las decisiones dudosas igualmente sonrieron a los franceses, y pese a todo se peleó hasta el final para finalmente caer por 25-22 y situarse muy cerca de la derrota. El tercer set fue de buena lectura de bloqueo rival y de un 25-19 que cerraba el choque.

Raúl Muñoz fue el máximo anotador del encuentro y del campeonato, elegido por unanimidad el MVP por segundo año consecutivo. Para Peñas es muy importante subrayar el mérito de este logro visto en conjunto: “lo tuvimos cerca, pero lo logrado es mucho y hay que estar orgullosos de lo que estos chicos han conseguido en estos dos años, algo que difícilmente se volverá a repetir”. Según asegura el míster, “algunos de los mejores de este equipo han recibido ofertas de becas de estudios por parte de algunas de las universidades presentes en este campeonato, como por ejemplo Northumbria”. La empatía es una virtud, y el equipo de la UAL la ha vuelto a lucir en una gran cita internacional metiéndose en el bolsillo el apoyo general.

Deja tu opinión