Jorge Almansa renueva con Unicaja Almería para saldar la cuenta pendiente de los títulos

No le importaría repetir capitanía y lanza una andanada de mensajes para propagar la ilusión por esta nueva aventura

superliga masculina de voleibol
El capitán Almansa durante un momento de la pasada Copa del Rey disputada en Los Pajaritos

No podían quedar las cosas así, sobre todo para él. Jorge Almansa es un grande del voleibol español, pero además es una persona que asume su responsabilidad como nadie, y siente que hay una deuda que se tiene que saldar: ”Después de un mal año en lo que respecta al equipo, porque en lo personal sí que creo que he estado bastante bien, se hace la valoración y sacas al conclusión de que el equipo ha estado mal, y ante esto tú lo que quieres es quedarte en ese equipo para volver a recuperar que sea campeón, recuperar la senda de la victoria”. A eso se une una serie de lazos muy fuertes: “La verdad es que voy ya al décimo año contando con los dos de juveniles, y estoy muy a gusto y quiero quedarme aquí”.

Todo se ha unido para una pronta resolución de la negociación: “No se ha tenido que hablar mucho; nos sentamos, se vio la propuesta y rápidamente se llegó a un acuerdo el mismo día, así que sí ha sido fácil porque yo quiero quedarme, el club está contento con mi rendimiento y quiere que siga, y voy a seguir peleando por Almería”. Esa denominación territorial va a tener un peso específico importante: “Se han nombrado dos renovaciones, Casi y Rubén, y la verdad es que un poco la base que se están poniendo me gusta, jugadores jóvenes, de Almería, que tienen calidad de sobra para ser titulares y para comandar ya el equipo, y la verdad es que vamos a hacer un equipo campeón que transmita a la afición esa alegría”.

No solo es ganar, sino ilusionar, “que vuelven a aficionarse al vóley viniendo a ver el partido cada fin de semana”. Junto a los tres renovados se ha desvelado uno de los nombres clave, el de Manolo Berenguel: “Qué voy a decir yo de Manolo que no se sepa; le puede aportar muchísimas cosas al club, fue jugador, fue entrenador, fue capitán, estuvo en la Selección, ha ganado todos los títulos que se pueden ganar como entrenador… cualquier almeriense al que le preguntes algo de vóley conoce a Manolo y se cuentan leyendas suyas, porque fue un jugador que fue eso, leyenda, y estoy seguro que lo va a repetir como entrenador, aunque tiene ya poco que demostrarle a la ciudad; un almeriense coge el puesto”.

Como no, se descubre ante Piero Molducci: “Le tengo que agradecer todo, ya se lo he dicho a él, que le estoy súper agradecido porque me cambió de posición, me ayudó mucho en una época que siempre es difícil para ver si vas a ser un buen jugador o te vas a quedar como un proyecto…; cuando llegó al primer equipo me dio mucho protagonismo, siempre me apoyó siempre contó conmigo y solo tengo palabras buenas, pero es una etapa que se ha acabado, lo que no le resta mérito, porque como entrenador ha sido ‘la hostia’, ha estado muchos años aquí, ha dado un cambio a la idea de voleibol que había en Almería y España, y desde aquí le doy un fuerte abrazo; lo que soy ahora lo soy gracias a él; me ha sacado el 120%”.

Lo que sí lleva innato, como parte de su modo de ser, es ilusionarse cada año como si de un juvenil se tratase: “Tengo ganas y estoy muy motivado con esta nueva aventura; en junio empiezo a hacer pretemporada por mi cuenta para llegar a la pretemporada ganando volumen y masa, con el fin de estar en un momento de forma mío particular que me lleve a un nivel y a puntos que sean decisivos, para que pueda ser el líder del equipo, así que repito que estoy súper motivado”. A eso ayuda que “se están dando pasos que el club tenia que dar obligatoriamente y la verdad es que la gente está contenta”. Por ello, espera un pabellón en aumento de afluencia: “Este año ha sido más constante, y ahora verán en el nuevo proyecto a los almerienses y se van a tener ganas de venir a ver voleibol, lo sentirán suyo”.

Si se le ofrece, repetirá como capitán: “No tendría ningún problema en aceptar la capitanía de nuevo; me lo ofrecieron hace unos años y lo acepté humildemente; al final el presidente, el entrenador y todos lo decidiremos, pero no tendría ningún problema en serlo, porque saben cómo soy, que lo intentaré hacer lo mejor posible no solo por mí, sino que trato de que esa capitanía sea trabajar para el club y para el equipo, y que ese trabajo se vea fuera en deportividad, compañerismo y ayuda a todos, además de exigir a los compañeros; en definitiva, ayudar al entrenador en esa faceta dentro del vestuario”. Así, se vivirá un gran trigésimo aniversario en la Superliga: “Almería siempre tiene ganas de títulos pero siempre es bonito en esos momentos puntuales de efemérides”.

Jorge Almansa recuerda que “cuando se celebró el 25º aniversario se ganó aquí la novena Superliga”, lo que fue su primer título, así que quiere continuar la racha: “¿Por qué no darle un buen año al club, iniciar otra época buena y darle alegrías a la afición aprovechando esta fecha?”. A ese respecto confiesa “Ilusión por volver a intentarlo”. Como no, siempre se puede contar con el ADN que define a Unicaja: “De la pasada temporada me quedo con el trabajo pese a las adversidades para de nuevo pelear por los títulos y llegar hasta donde se pudo”.

Deja tu opinión