El 5 de Unicaja apuesta por el 5

Moisés Cézar quiere seguir sumando recuerdos maravillosos y confía en que los ahorradores devolverán la final a Almería

Voleibol superliga unicaja almeria can ventura
Moisés Cézar se sitúa al fondo de cancha y en plena concentración para efectuar un saque durante el primer partido de la final

Late el corazón verde adoptando una forma concreta en una semana en la que el primero en hablar tenía que ser el dorsal 5, ya que el objetivo no puede ser otro que extender la serie final a ese número de partidos. Moisés Cézar se lo enfundó el pasado año y lo tiene como un talismán que le ha hecho ser campeón: “Este número 5 la verdad es que me trae buen recuerdo de cuando jugué en Alemania, que también lo llevé, y aquí el año pasado, ya que con él se lograron tres victorias con un triplete histórico, así que si llegamos a un quinto partido para decidir la liga en casa estaría muy contento”. Está más que demostrado que en el voleibol el peso de la capacidad mental es de extraordinaria importancia.

El brasileño, techo del equipo y pieza fundamental para el perfecto funcionamiento del vigente campeón, subraya lo que ya se sabe y lo que espera la afición de sus jugadores: “Nosotros somos un equipo que va a pelear, que si ganan ellos, que sea porque han sido mucho mejores que nosotros; nosotros no nos rendimos, y vamos a pelear todos los balones para conseguir el quinto partido, para conseguir decidir la liga en Almería, ese es nuestro objetivo”. No cabe otra cosa en el equipaje que se facturará para llegar a Son Moix pletóricos. Nada está decidido, nada está perdido, y se sabe que se tiene capacidad suficiente para revertir la situación que se ha dibujado tras el primer fin de semana de la final.

Ganar el tercero, y acto seguido el cuarto, está al alcance de un plantel como es el ahorrador: “Palma tiene un equipo que juega a un nivel muy alto, pero nosotros también tenemos ese nivel muy alto, lo normal para nosotros, porque entrenamos muy fuerte siempre y cuando jugamos contra equipos como este Ca’n Ventura, que puede estar por encima, tenemos que ponernos nosotros también por encima y elevar nuestro nivel de juego”. En ese sentido, el del esfuerzo, llegan días de una dedicación total a focalizar perfectamente la ambición: “Esta semana vamos a trabajar todo lo que tenemos que desarrollar en el partido, bloqueo, defensa, saque, ataque… sabemos que podemos conseguir la victoria allí”.

Nadie oculta que ha dolido lo que ha ocurrido en los primeros asaltos, y Moisés lo que recomienda es “descansar y olvidar las dos derrotas, y volver para Palma con la mentalidad de que es ganar o ganar”. Lo que más lamentó tanto él como el resto de la plantilla fue no poder ofrecer alguna victoria a la afición: “Fue durísimo para nosotros dos derrotas en Almería, sobre todo porque estábamos en nuestra cancha, con nuestra afición, estábamos en casa y con nuestra gente”. Reconoce el central que no se esperaba un desenlace así: “Jugamos bien, pero las cosas no salían y nos llegó la impotencia, porque estábamos jugando en casa y queríamos ganar, teníamos muchas ganas, y la sensación fue amarga”.

Eso fue compartido en un vestuario que se levanta y que se conjura para “cerrar los partidos”, todo él al completo con la mente depositada en la remontada: “El objetivo es traer el quinto partido a Almería, el número 5 a mí me ha traído buenos recuerdos, y ojalá que sigan llegando con esta liga, porque significará que llegará el definitivo, y en él conseguir decidir, aquí”. Así lo manda también el peso del escudo: “El año pasado cuando llegué ganamos el triplete del que yo guardo de un modo particular un mejor recuerdo de la Copa del Rey, porque la final de la liga no la jugué, y sabemos que Unicaja pelea por los títulos; estar en un club como este es saber que hay que pelear, porque es un club que está siempre por encima”.

La motivación del gigante ahorrador es la máxima: “Tengo unas ganas inmensas de ganar la Superliga este año, porque se ha escapado la Supercopa, como también la Copa del Rey, y por lo tanto la liga es algo muy deseado”. El sueño de ser campeón no puede acabar, y se puede nutrir de lo ya hecho como un bagaje que conduzca a ampliar la galería de imágenes que en su cabeza provocan una gran satisfacción personal y profesional: “Muy buenos recuerdos de todo lo que ha pasado aquí, en partidos importantes, me gusta rememorar las cosas que he vivido en este club, pero también sacar una liga más en un quinto partido, lo que sería una cosa increíble para mí como jugador y como persona”.

Moisés no deja cabida a la menor duda de que todo el equipo piensa igual: “Nos gustaría muchísimo y vamos a pelear todos para traerlo”. En medio de la final de la Superliga se puede oír hablar en portugués dado el alto número de brasileños, y Cézar bromea: “Estamos seis, intentamos hacer la diferencia, y si no fuera así no estaríamos, además de que nos gusta mucho España, particularmente a mí, que me encanta este país y quiero vivir aquí”. Borra su sonrisa para advertir: “Si ellos piensan que vamos a llegar derrotados, que se olviden desde ya, porque vamos a llegar a pelear, nosotros vamos a por un 3-0, después y otro partido más, y vamos a jugar concentrados y por cada balón, ninguno perdido, pelear por todos”.

Deja tu opinión