La escalinata real del Puerto de Almería celebra 33 años de travesía a nado como tradición de la Feria

Natación para todos con casi 200 participantes y distancias de entre 400 metros y dos kilómetros para niños y adultos

natacion feria
Varios de los jueces de la prueba siguen a los nadadores en la zona de la salida, en el muelle de Levante, con varios seguidores

Cada una de las actividades deportivas de la Feria avanza en los años con firmeza, y hay realmente varios clásicos entre ellas. Sin embargo, la Travesía a Nado es de toda la vida, pese a que se contabilizan solo 33 ediciones con este formato. Dividida según distancias y edades, ofreció la posibilidad de participar a todo aquel que así lo quiso pese al fuerte viento reinante que no consiguió deslucirla ni un ápice.

Se dividió en Prueba 400-A para las categorías Benjamín y Alevín, y B para categoría Senior, Prueba 800-A para categoría Infantil, y B para Máster, y las largas, Prueba 2.000-A categoría General y B categoría Máster. Fue dura para todos precisamente por el viento al provocar mar picado, pero los 180 nadadores inscritos y llegados de distintos puntos incluso de España lo dieron todo y cuajaron una gran actuación.

En la categoría General, cubriendo los 2.000 metros, ganaron Daniel Muñoz y Ainhoa Román. Además, se premió especialmente a los tres primeros que finalizaron esa distancia independientemente de su edad, por lo que los agraciados con el premio en metálico de 50 euros fueron los jóvenes Sandra Román y Víctor Gómez, un catalán de vacaciones y que fue el primero de todos los nadadores en completar el recorrido.

Mención especial merecieron también el nadador más veterano, Adolfo García de Viciana, de 74 años, del Bahía de Almería CN, y la más joven, Sofía Moya, del CN Churriana, nacida en el 2006. La XXXIII Travesía a Nado del Puerto, organizada por el Club Natación Jairán-Bahía con la colaboración del Patronato Municipal de Deportes, fue no solo de ellos sino de todos, y revivió un año más la escalinata real.

En el espigón de Levante, punto de partida y meta, fue un lugar emblemático durante años y así sigue siendo con María Vázquez, la concejala de Deportes, y Pascual Oña, el presidente del Club Natación Jairán-Bahía, como encargados de la ceremonia final. La edil reconoció a la travesía como “uno de los platos fuertes de la Feria, lo que demuestra que los almerienses llevan el deporte y el mar en el corazón”.

Deja tu opinión