Borja Ruiz, una llamada al ‘corazón y el orgullo’

El central de Unicaja Almería arenga: “El que nos dé por muertos tiene un problema pero necesitamos a todo el mundo”

final superliga masculina de voleibol ante CV Teruel
Celebración de un punto con rabia por parte de Borja Ruiz durante la semifinal ante Palma (Foto: FotoDeporte)

Era la palabra que se necesitaba, ni más ni menos que la ofrecida por Borja Ruiz, el que siempre da la cara y asume su responsabilidad a ese respecto, afirmando con orgullo eso de que “soy uno de los capitanes, soy uno de los que tiene que tirar del carro, y estos son los partidos a los que hay que echarle valor, hay que echarle corazón”. Herido en su honor el grupo de jugadores ahorradores, ahora la motivación es mucho mayor y Teruel no lo va a tener tan fácil como en los 5 sets primeros de la final: “El que nos dé por muertos tiene un problema; esto es deporte y no se está muerto por mucho que se vaya perdiendo la eliminatoria por 2-0, porque cosas peores he visto; no hay nada hecho hasta que se decide”.

Además, si hay algo que ha definido a Unicaja Almería este año es esa capacidad de superarse y de sufrir: “Este grupo de jugadores está acostumbrado a sufrir, en la semifinal se vio, fue larga, muy dura, y ahora igual; que nadie se crea que ese 3-0 que nos metieron en el primer partido es la realidad, la realidad es lo de este domingo, que si nosotros de verdad jugamos a un buen nivel y ante todo pelemos como equipo, juntos, luchamos y sacamos el carácter para jugar una final, que es lo que se está jugando, obviamente que se puede ganar”. El central ha ido mucho más allá tirando de orgullo: “No son mejores que nosotros, ni mucho menos, porque tenemos un equipazo, somos grandes jugadores, con experiencia, y se puede ganar esta final todavía, por supuesto que sí”.

Para el internacional “no es real lo sucedido el sábado, porque si un rival te gana como este domingo, si pierdes luchando, es diferente a si regalas un partido, así que si te ganan así no tiene mérito”. Se ha referido a lo que se espera y no fue, “dos equipos que pelean, que luchan y que quieren ganar, porque eso es lo real, eso es el voleibol y lo cierto en una final entre Unicaja y Teruel”. Con lo que hay, a por todas: “Echar de menos ahora mismo a los que no están, Israel y Chema, no sirve para nada, hay que tirar con lo que hay, destacar el buen partido que hizo Alex Slaught después del año complicado que lleva, en el que casi no ha jugado y salir en la final y hacerlo tan bien merece la pena referirlo”.

Puestos a destacar, su “hermano Jorge se echó el equipo a la espalda porque tiene un gen ganador, unos ‘cojones’ que no le caben, y demuestra cada día lo profesional que es”. Sin más, el plan está claro: “Vamos a tirar con lo que tenemos y no hay más que lo que se vio, orgullo y corazón, se llegó al quinto set por eso, no por otra cosa, con la ayuda de nuestra afición, de los familiares, amigos y conocidos, el viernes seguro que se puede sacar la victoria”. Se está preparado para ello: “Sabemos que hay que sufrir, pero son los partidos que todo deportista quiere jugar, ya que con todo el respeto, jugar contra Tarragona no me interesa, me interesa jugar la final, un buen partido y rendir a buen nivel”.

Su deseo es que “en Almería se ve al Unicaja de este último partido, que peleó, que luchó, que puede perder, pero con dignidad y con carácter, en un tie-break que pudo caer tanto para un lado como para otro”. No se puede olvidar lo ocurrido en el primero: “Era imposible hacer nada, el rival fue mejor, nosotros no hicimos méritos para poder ganar, no luchamos lo que estamos acostumbrados a hacer y lo que hay que hacer en una final, así que en el primer partido, digno merecedor de la victoria, Teruel”. Todo cambió en el segundo día: “Sabíamos que ellos iban a salir igual, nosotros jugamos bien, defendiendo bien, tocando muchos balones, pero no conseguíamos mandar en el marcador, luego entramos más en el partido”.

La mejora en el saque les separó de la red: “Ayudó mucho a poder controlarlos, y como no están acostumbrados a jugar por debajo en el marcador, ahí se vieron sus carencias”. Junto a Almansa, los pesos pesados del equipo deben asumir el mando: “Se lo echaron a la espalda, que es lo que el club espera de ellos y lo que ellos demuestra como jugadores, Jorge Almansa, Mario Ferrera tiró de experiencia y calidad para hacer jugar a los atacantes, yo personalmente tiré de lo que suelo hacer siempre, que es carácter y mucha actitud, mucha agresividad jugando, y al final hizo que el equipo resurgiera, que se motivara, que siguiera adelante”.

Así no cayó del todo Unicaja, si bien después cedió en la muerte súbita, y puede levantarse: “Espero que en el Moisés Ruiz sea igual, porque estamos dispuestos a levantar esto y estamos en disposición de hacerlo”. Por ello, todo el mundo hace falta el viernes: “Necesitamos a todos porque es vital para nosotros, porque será un partido durísimo en el que nos jugamos la vida, todo, y el público es un jugador más, ya que lo estamos viendo en todos los partidos de la temporada”. Borja Ruiz pide el lleno en el Moisés Ruiz para “animar mucho, para que ayuden a Unicaja Almería, y el viernes es el momento de estar a tope con el equipo”. Así habla un guerrero en una auténtica y pura arenga tras tener el honor herido.

Deja tu opinión