Una maleta verde llena de fuerza y honor

Unicaja, obligado a lograr un doble triunfo en Mallorca si quiere regresar a Almería para un quinto partido definitivo

superliga masculina voleibol almeria mallorca
Una de las numerosas piñas de jugadores ahorradores formadas en el transcurso del partido, clave de la posible remontada

Era peligroso el segundo choque de trenes consecutivo después de haber caído en el primero, pero igual sucedió en la final del año pasado, con derrota ante CV Teruel. En aquel momento se igualó a uno para después en Los Planos estar entre las cuerdas y ser capaces de darle la vuelta a una situación en la que la liga parecía ya naranja. Hubo quinto y llegó el delirio del triplete. Esta vez no fue así y se cedió también en la segunda batalla, pero aquello, que es historia, también es una realidad cercana a la que aferrarse ahora. Es cierto que pinta peor, ya que no basta con ganar uno en Son Moix, sino los dos encuentros, pero el gen verde que ha definido a este club durante tres décadas es el del ganador.

Ante un rival muy fuerte, un Ca’n Ventura de rendimiento regular, de gran defensa y atacantes poderosos bien nutridos desde su colocador, y que en los grandes momentos no cede absolutamente nada, el plantel ahorrador lo dio todo sobre la cancha. El público del Moisés Ruiz reaccionó ovacionando a sus jugadores, con el reconocimiento a su coraje y entrega. Pero que nadie se lleve a engaños, porque la calidad también está presente en este grupo de grandísimos jugadores que saben ganar y saben perder. Ninguno a dicho su última palabra, y viajarán a Palma con la maleta cargada de lo que versa el cuello de la camiseta por la que lo dan y a la que dignifican: ‘fuerza y honor’.

El máximo anotador del partido volvió a ser Andrés Villena, esta vez con Hage muy cerca, ya que ambos aportaron 24 y 23 puntos respectivamente. Hasta 10 se fue Víctor Viciana, que cada vez que entraba en saque firmaba al menos un punto directo, con un total de 7 desde el fondo de la pista. Por la parte ahorradora, el que más aportó fue Juanmi González, con 14, seguido de los centrales Borja Ruiz con 12 y Manu Parres con 11, los mismos que Madalóz. Fue mejor el bloqueo palmesano, pero igualaron a 5 Borja Ruiz y Guilherme Hage. En porcentajes de ataque, de nuevo se estableció la clave de la victoria visitante, con un 50% de rendimiento en recepción separada. Fue un gran espectáculo.

El primer set podía marcar mucho el desarrollo posterior del choque, y cayó del lado de Ca’n Ventura con un domino de principio a fin cuajado en primer instancia en el saque flotante de Villena. Al tiempo técnico se llegó con 8-12 abajo, después del cual se hizo la ‘goma’ para aproximarse dos veces a punto, la primera tras tres bloqueos consecutivos en la misma jugada de Parres que hizo buenos Ferrera, y la segunda con un ace del propio receptor (12-13 y 14-15). Para ese momento ya había entrado en pista Madalóz sustituyendo a Alemão, y Viciana firmó una serie en saque espectacular incluidos dos puntos directos para cortar las esperanzas de discutir el set tras el 17-20. La victoria fue visitante por 20-25.

El segundo set fue el de garra, y pese a comenzar mal, con dos puntos de renta balear, fue enderezado para igualar 9-9 pero para irse después al tiempo técnico con 9-12. Era muy fácil para Ca’n Ventura sumar puntos y apareció Borja Ruiz, secundado por Juanmi González, ace incluido, para un pulso de empates desde el punto 14 al 27. La lucha fue encarnizada, Unicaja dio una lección de coraje y saber estar, tirando de calidad, siendo Borja el ‘matador’ pero Parres el ‘salvador’ anulando hasta tres puntos de set de los palmesanos (29-27). Se empezada de nuevo y se hacía bien, con un 4-1 inicial que extendía la dinámica de la manga anterior en la tercera, pero un punto con polémica igualó a el choque (7-7).

Viciana estaba además en el saque e hizo otro ace, aunque al tiempo técnico se llegó por primera vez en ventaja (12-11). En el reinicio Ca’n Ventura rompió el intercambio y se dio a la fuga, en parte ayudado por el error blanquiverde (13-17). De nuevo Viciana cortó la posible reacción con otro saque directo, Molducci pidió tiempo, cortó al almeriense, pero sin embargo Villena puso el set franco para su equipo. Unicaja no se rindió y se apoyó en el gran saque de Ferrera, pero solo pudo maquillar un poco el tanteo hasta el 19-25 final. Tocaba la machada de forzar el tie break, lo que parecía posible con un 7-3 que se diluyó con el equipo fuera del partido después de dos puntos polémicos que fueron muy protestados.

Se estancó Unicaja, otro ace de Viciana lo puso por detrás y se peleó tras el 11-14, pero se pagó muy caro el error en saque en el peor momento. Desde el tiempo técnico en adelante el parcial fue duro, con un 5 a 13 para los de Dreyer, mucho error y un caer con dignidad y orgullo intactos. Dolió la derrota, reflejado ese sentimiento en los rostros de unos jugadores hundidos en el momento de ceder por segunda vez, pero al mismo tiempo convencidos de que habían sido valientes en la lucha. Los errores están localizados, los fallos asumidos, y solo resta desde ahora mejorar e ir a por todas a Palma de Mallorca para forzar una finalísima otra vez en un Moisés Ruiz al que se está muy agradecido.

FICHA TÉCNICA

Unicaja Almería (1): Mario Ferrera (8), Miguel Ángel de Amo (2), Borja Ruiz (12), Manuel Parres (11), Juanmi González (14) y Alemão (2), más Toni Llabrés (líbero). También jugaron (6), Lucas Madalóz (11) y Moisés Cézar (-).

Ca’n Ventura (3): Fran Ruiz (8), Víctor Viciana (10), Fernández (9), Alberto (7), Hage (23) y Villena (24), más Alejandro Fernández (líbero). También jugó Renzo Cairus (-).

Parciales: 20-25 (27’), 29-27 (33’), 19-25 (29’) y 16-25 (25’).

Árbitros: Rafael González (Madrid) y Francisco Sabroso (Madrid). Amarillas para Io de Amo y para Alberto.

Incidencias: Segundo partido de la final de la Superliga Masculina de Voleibol disputado en el Moisés Ruiz ante unos 1.300 espectadores aproximadamente. Se entregaron las camisetas de ‘El triplete de los almerienses’ a los ganadores en El Ejido, Benahadux, Huércal de Almería, Gádor, Olula de Castro y Santa Fe.

Deja tu opinión