Por ley, valores y salud en el deporte de Andalucía

La Junta presenta en la Universidad de Almería el nuevo texto legal aprobado por unanimidad en el Parlamento Andaluz

junta secretario general
Aspecto general del auditorio de la Universidad de Almería lleno para conocer los detalles que definen la nueva norma

Correspondió al secretario general para el Deporte de la Junta de Andalucía, Antonio Fernández, la explicación en el campus universitario de los pormenores de la nueva Ley del Deporte. Como profesor de la Pablo de Olavide, su ‘deformación profesional’ le llevó a una exposición didáctica y detallada de los aspectos más destacados del texto legal ante el foro congregado en el antiguo auditorio de la Universidad de Almería. Lo fundamental es que por primera vez se recoge el deporte como un derecho de toda la ciudadanía, con dinamismo y acorde con la realidad y necesidad de la población.

En ese sentido, el principal objetivo de la política deportiva de la Junta de Andalucía es aumentar la práctica de la actividad física entre los andaluces, pese a que la comunidad ha dado ya muestras de un gran desarrollo siendo una de las de todo el país donde más ha crecido la tasa de población activa deportivamente hablando. En números, se ha pasado en los últimos años del 33,6% al 45,7% de la población. El deseo de la Junta es que pronto se llegue a nada menos que el 50%, ya que el deporte es un eficaz elemento socializador y un factor de desarrollo de las potencialidades de cada individuo.

Son cada vez más los ciudadanos que se suman a la práctica regular deportiva en sus más variados niveles y modalidades, siendo claramente un hábito de vida asumido, interiorizado y que aporta salud. Por ello era necesaria una adecuación del texto normativo, y la nueva Ley del Deporte de Andalucía llega para dar respuestas a la nueva realidad asentada sobre cuatro pilares fundamentales: la prevención y promoción de la salud, la seguridad en la práctica deportiva, la educación en valores y el impulso de la calidad y la excelencia. El concepto que articula la norma es el de la transversalidad.

Se va a contar con la participación de distintas consejerías y se tomará como valor añadido a otros objetivos planteados desde el ejecutivo andaluz. Andalucía dispone de unas 14.000 instalaciones públicas y privadas, 17.970 clubes, 62 federaciones regionales, una confederación de federaciones y un total de 506.675 licencias deportivas uniendo todas las modalidades. A los datos palpables cabe añadir que este sector genera en Andalucía 7.644 millones de euros, lo que supone el 5,4% del Producto Interior Bruto (PIB) regional, y 76.000 puestos de trabajo, siendo un gran reclamo turístico.

Como principales novedades de la Ley están recoger el deporte como un derecho de todos los ciudadanos, el principio de igualdad efectiva para fomentar la participación de la mujer tanto en la práctica como en los cargos de responsabilidad de las estructuras deportivas, la accesibilidad universal a las instalaciones, y diversas acciones concretas para erradicar las actitudes contrarias al espíritu deportivo. También incluye la creación de la tarjeta sanitaria deportiva, el fomento de la investigación mediante actuaciones en I+D+i, y la regulación de profesiones como profesor de educación física, director y monitor, definiendo dónde pueden desempeñarse y qué titulaciones son las necesarias para ejercer estos puestos.

Deja tu opinión