La arena de Lárnaca es cruel con España: novenos Sáez y Sánchez tras seis victorias y una derrota

La Universidad de Almería cae en octavos del Campeonato de Europa de Voley Playa con Oporto pero no baja los brazos

campeonato de europa voley playa universidad de almeria
Curro Sáez recibe e Ignacio Sánchez se preparara para colocor a su compañero ante el seguimiento de la jugada de sus rivales

Nadie discute que los partidos de cruces tienen que dar un vencedor y un vencido, pero tras haber hecho una fase de grupos impoluta y visto lo visto sobre la arena, con la tremenda igualdad que se vivió en el choque decisivo, lo normal es quedarse con un mal sabor de boca. Con 22-24 y 20-22 en los dos sets disputados, más largos de la puntuación reglamentaria de 21, se pudo ganar tal y como se perdió finalmente.

Oporto, que tuvo cruce previo obligado, tumbó las aspiraciones de medalla de una pareja de las consideradas favoritas. Pero eso no hizo que Ignacio Sánchez y Curro Sáez bajasen los brazos, sino que siguieron luchando para ocupar la mejor plaza posible que les dejaba esa sola derrota en todo el Campeonato de Europa, la novena. El balance final fue de seis victorias y una sola derrota, cruel, más tras ganar a Rosteck de Alemania.

Ese último marcador ante los bábaros fue apretado, muestra del orgullo con el que han jugado durante todo el campeonato (21-17, 21-23, 15-5). De todos modos tienen derecho a un sabor agridulce, por un lado muy contentos de su participación en cuanto al balance y por otro lado decepcionados porque esa derrota se produjo en el partido clave. Y es que, sin duda, el nivel demostrado les hizo merecedores de un puesto mejor.

Los partidos por la clasificación del 9º al 16º puestos les enfrentó con buenos equipos y consiguió derrotar a todos. Primero se enfrentaron a VA Universidad de Amsterdam de Holanda, a la que vencieron por 2-0 (21-14, 21-15). En la siguiente ronda se enfrentaron a Montpellier I de Francia con otro 2-0 (21-14, 21-19). Siguió el referido encuentro con Alemania y una nueva victoria, esa vez más ajustada.

La evaluación final de la participación de la Universidad de Almería en el Campeonato de Europa Universitario de Voley Playa se califica como positiva: “un gran balance de victorias, que evidencia que le correspondía un puesto clasificatorio superior, y una gran experiencia personal de relación e intercambio con estudiantes de 34 universidades diferentes, pertenecientes a 16 países europeos”.

Entienden desde la UAL que “el deporte también es formación y el deporte universitario es una de las máximas expresiones de la idea de formación integral que debe aportar una institución académica como es la Universidad”. Como parte de esa perspectiva está que la derrota forma parte del conjunto, ante la que es obligado levantarse, algo que supo hacer a la perfección la pareja almeriense representante de España.

Con Oporto se cayó por la mínima en los momentos decisivos de un partido extremadamente igualado. En Chipre solo habían ganado hasta ese momento, pero la pista central y la trascendencia del choque pesaron a Curro e Ignacio en los primeros compases del encuentro. Todo se jugó en los últimos puntos, y los portugueses supieron aguantar mejor la presión, eso unido a un error arbitral en un doble toque.

El segundo comenzó mal para los almerienses hasta que Ignacio Sánchez vio una tarjeta roja que reactivó a los almerienses hasta empatar a 20 y caer con un error de saque. Oporto cayó en cuartos con uno de los tres combinados de Polonia, país que ocupó los tres primeros puestos del cajón final mostrando su poderosa liga, con las universidades de Lodz (primera y tercera) y Gdansk. Cuarta fue Mannheim, de Alemania.