El Almería B demuestra que va muy en serio y le recuerda al Langreo lo que es perder en su casa

Victoria de mérito del filial con eliminatoria a favor en un campo que nadie había conquistado en las pasadas dos temporadas

fase de ascenso a segunda b
Ambiente festivo en el vestuario de la UD Almería B tras haber conseguido un gran triunfo (Foto: web oficial UDA)

Se dice pronto, pero el Nuevo Ganzábal estaba invicto, sin nadie que le tosiera no solo en todo este curso, sino también en el anterior. Ello da mucho más mérito a un triunfo que no deja para nada sentenciada la eliminatoria, pero que la encarrila más incluso que por el resultado, por las sensaciones y la confianza que da comenzar con buen pie. Los cachorros rojiblancos han tenido que aprender con fuego real durante la temporada en un grupo IX duro y de calidad, y ese aprendizaje les ha servido para anotarse un 0-1 ante el Langreo que se buscará hacer valer el próximo domingo en el Mediterráneo desde las 12.00 horas.

El partido resultó enormemente complicado dado el potencial y al experiencia del rival, y también la superficie de césped artificial. Fran Fernández hizo un planteamiento que los hombres sobre el terreno de juego interpretaron a la perfección, ‘achicando’ las virtudes de los asturianos y sacando mucho provecho a las propias. La victoria comenzó a cuajarse en una primera parte para enmarcar en la que además logró el único tanto del encuentro en una jugada ensayada. Disciplina y trabajo, orden y esfuerzo, los jugadores de la UD Almería B buscaron marcar como tesoro para la vuelta, y lo lograron.

Dispusieron de ocasiones claras, pero fue en una falta de Raúl Navarro rematada por Igor Engonga, incorporado al ataque, cuando obtuvieron premio. Era el minuto 26 y quedaba todo un mundo por delante. El Langreo intentó meter en su área al filial, pero la intensidad y la seguridad se dieron la mano. Además, salían los hombres de Fernández con una gran velocidad, y en una transición de Pérez con servicio al área Sillero pudo haber dejado la eliminatoria más expedita, pero su remate se marchó alto. La parte negativa, sin duda, fue la lesión de Engonga un par de minutos antes, en el 38, teniendo que ser sustituido.

En el segundo tiempo el Langreo fue a por todas, hizo una apuesta ofensiva y lo dio todo, con un sinfín de balones colgados al área. El problema que se encontró fue la enorme capacidad de sufrimiento de los rojiblancos. Se sufrió mucho desde la delegación almeriense, formada sobre todo por los familiares de los jugadores, porque la sensación de peligro era constante. Batalla se mostró firme bajo palos y su legión de jóvenes, incluso algunos juveniles, lucieron una madurez impropia. Sin capacidad para estirarse a buscar la meta rival, se guardó el resultado y se comenzó a pensar en la vuelta.

FICHA TÉCNICA

UP Langreo: Adrián Torre, Edu (Damián, minuto 45), Castiello (Espolita, minuto 89), Alvaro Cuello, Dani López, Turzo (César, minuto 67), Nacho Calvillo, Pablo Acebal, Omar, Luis Nuño y De la Nava.

Almería B: Albert Batalla, Navas, Igor Engonga (Javi, minuto 38), Blai Pons, Navas, Mario Abenza, Callejón, Pérez, Segura, Iván Martos (Aziz, minuto 71) y Sillero (Chupi, minuto 87).

Árbitro: Pastor Fernández (Comité Cántabro). Amonestó a Omar, del Langreo, así como a Mario Abenza, del Almería B.

Goles: 0-1, min. 26: Engonga.

Incidencias: Partido de ida de la primera eliminatoria del play-off de ascenso a Segunda División B disputado en el Estadio Nuevo Ganzábal de Langreo. Alrededor de 2.000 espectadores, con presencia de seguidores del Almería B, familiares de jugadores del filial.

Deja tu opinión