Unicaja Almería se lo cree demasiado tarde

Vuelve a la vida en Teruel pero desperdicia la ocasión de remontada, la dejan incompleta y ya no hay margen de error

superliga masculina de voleibol
Thiago Maciel ataque el costado del bloqueo con roce de Radunovic (Foto: CV Teruel)

Los mismos protagonistas del día anterior en pista, tanto por parte del equipo que fue vencedor como por el equipo que salió perdedor, la confianza extrema de los naranjas y las dudas de los verdes en un nuevo episodio que ofreció dos caras, la mala y la buena, de Unicaja Almería. Mermado de nuevo física y mentalmente el cuadro de Piero Molducci, con las ausencias de Israel Rodríguez y de Castellano repetidas, no planteó apenas batalla en los dos primeros sets, pero levantó la cara tras cinco mangas fallidas y logró hacerle un ‘arañazo’ que provocó algunas dudas en el favorito. En el cuerpo a cuerpo se recobró el pulso perdido y por fin se peleó, haciendo añicos el bloqueo mental pero muriendo en la orilla.

Pese a ello, hay esperanza para que la cita de Almería sea doble y para regresar a Teruel. Jugaron todos los hombres disponibles, once, con la mayor aportación en ataque de Almansa, con 18, y de Thiago Maciel, con 17, ambos lejos de los 26 de un Villena que guardó lo justo para ser importante en el tie-break. En bloqueo se produjo una progresión clara de los ahorradores, con diez al final ante los once de los turolenses, siendo Borja Ruiz y Pablo Bugallo los que más destacaron con 3 cada uno. El error apenas existió en los locales durante las dos primeras mangas y se dobló en las dos siguientes, en esa cara A y cara B de un duelo más acorde a lo que se supone que debe ser la final. Mal en recepción, se fue de menos a más.

Salió concentrado Unicaja, puntuando el 0-1 Almansa, cediendo el 1-1 con error y luchando el que finalmente fue 2-1, con problemas en el saque de Pedro Rangel. El mexicano se fue solo de la raya de fondo, al igual que Radunovic, mientras que el capitán sí presionó con servicio y dio para el 4-4. Se sufrió desde entonces y con 8-4 Piero Molducci tuvo que pedir el primer tiempo del partido, con problemas en recepción hasta que a la vuelta Ferrera marcó un doble positivo que completó Borja con un buen primer tiempo. La renta se fue a la mitad y así se caminó hasta que en el tiempo técnico, con dos errores en ataque se facilitó que CV Teruel tuviera de nuevo los cuatro (12-8).

A la vuelta Parres cazó un primer tiempo de Víctor, pero los de Rivera no tuvieron problemas con el K-1 y disfrutaron de opciones de K-2 por el máximo rendimiento a su saque. Rangel estaba en el saque y fue Almansa el que ‘quitó’ el peligro con un buen ataque por punta. Thiago fintó el 15-12 y otra vez se tuvo la ocasión de dar un paso al frente que no se dio (18-13). Monfort fintó también por cuatro y era el momento de meterse en el partido, pero no llegó ni la inspiración ni tampoco la lectura de bloqueo, con un segundo tiempo muerto de Piero (20-14). El resto de la primera manga fue de despropósito, fuera de la lucha incluso en balones sencillos, lo que condujo a un contundente 25-15 con ace de Bugallo.

Rubén Lorente cogió la dirección del equipo en las últimas bolas y comenzó de inicio el segundo set. Thiago bloqueó, como Monfort, algo importante para restar la enorme confianza de los atacantes de Teruel. El opuesto brasileño se entonó algo más, como el receptor valenciano, que firmó un ace para el 4-5. Ereu tiró del carro naranja mientras que Unicaja sufría para puntuar, pero llevando paso por delante en las sucesivas igualadas hasta el 9-8 y después el 12-10. Sin estar cómodo, al menos sí que se daba sensación de estar en el punto a punto del encuentro, pero con la duda de no apagarse en la segunda parte. Una finta en pipe de Almansa se vio seguida de un ace de Monfort que debió empatar pero que se dio fuera.

Villena erró pegando a la red y así si se produjeron las tablas (14-14), pero otra vez la irregularidad en el juego echaron por tierra el esfuerzo, poniéndoselo muy fácil a Teruel. Slaught entró en pista, los locales avanzaron entre uno y dos puntos por delante y volvió a jugar tras mucho tiempo Jean Pascal, que a la primera que tocó, puntuó. En la veintena se llegó con los locales en la misma dinámica (20-18) y desde ahí se repitió lo de siempre en esta final, un tirón de los turolenses con la aportación de Bugallo para imponer la diferencia entre ambos equipos (22-18). El técnico italiano pidió tiempo, Unicaja puntuó con Thiago pero Piero tuvo que pedir otro tiempo con 24-19 tras error. Cerró con otro ace Teruel, ahora de Villena.

Se tenía que cambiar la mentalidad para no venirse de Aragón de vacío por la vía rápida, con solo seis sets en los que apenas se había combatido. Cualquiera de las filas de Rivera podía resolver, mientras que los blanquiverdes sufrían como un equipo, compartiendo dificultades pero resistiéndose y mandando tímidamente, sin llegar a creérselo (4-5 y 4-6). Hay mucho más en Unicaja que lo mostrado, en un bloqueo mental (8-7) que le hizo sentirse inferior en todo momento, por lo que fue meritorio el 8-9 y llegar por delante al tiempo técnico (11-12). Slaught hizo un gran punto por cuatro, seguido de otro de Thiago por dos para dar otra cara. También fue del brasileño el 13-13, pero Rangel dio un repertorio de juego.

El 16-14 fue un dobles pitado a Ignacio Sánchez, pero Almansa hico un ace con error local, seguido de un ataque fuera (16-17). Slaught cazó una finta de Villena para el 18-19 y atacó para el 19-20. Por primera vez en toda la final se discutió el triunfo parcial (22-22). Un error hizo pedir tiempo a Piero Molducci. Borja Ruiz hizo el 23-23 y el 23-24, con un destello de calidad de Rangel en finta para anularla. Borja insistió por el centro (24-25), igualó Radunovic, Parres subió la tercera bola y entró al saque Rubén Lorente, con error de Villena en el ataque para el 25-27. La losa se había quitado de encima, y había que intentar despertar del largo letargo en el que se había vivido la estancia en Los Planos.

El cuarto set comenzó con 2-0 pero con otras sensaciones, y de hecho se igualó rápido (2-2). Pesó el error en saque para permitir a Teruel ir por delante (6-4 y 7-5) pero las dudas en el ataque local hicieron que se llegase a la igualada (7-7). Ya no se iba tan firme y con tanta confianza, demostrando que el ‘arañazo’ previo había provocado ciertas dudas sobre su gran superioridad (9-9 y 9-10). Borja Ruiz en el saque y la defensa, por fin, dieron oxígeno para una pipe de Almansa (9-11), con parada en tiempo técnico 10-12 por error de Rangel en el saque. Un rally puso el 13-12 con el que Piero Molducci solicitó tiempo tras el que se fue al cuerpo a cuerpo, igualando Almansa con otra pipe.

El capitán cogió su turno de tirar del carro en las sucesivas igualadas y Villena dio muestras de flaqueza ya claras en el 14-15, pero tiró de calidad a falta de gasolina en el tanque. Se perdieron ocasiones de coger renta y un error le dio el 17-16 a Teruel. Se puso por delante otra vez el cuadro ahorrador 17-18, con posibilidades perdidas de haber puesto puntilla (18-19). Con 20-20 Almansa voló en otra pipe y se siguió mirando a la cara del favorito pese a algún error que lastró, siendo el capitán el que subió el 22-22 por zona cuatro y Borja con bloqueo para el 22-24. Ereu tembló en el 22-24, pero no en el 23-24 anulando la primera bola para el tie-break. Almansa cerró por punta el 2-2 con mucho mérito verde.

En la muerte súbita Thiago subió el 0-1 y tras tres bloqueos consecutivos a Andrés Villena se erró, pero el gaditano sacó fuera. Se siguió concediendo errores ‘tontos’ que devolvieron a la vida a Teruel (4-2 y 6-3), viéndose forzado Piero Molducci a pedir un tiempo muerto. Thiago cortó la racha pero hubo punto de árbitro en el 7-4. Thiago continuó con ataque y en un bloqueo ante Villena para el 7-6 tras una larga discusión. Al cambio de campo se llegó con 8-6 por un primer tiempo ‘por punta’ de Víctor Rodríguez. Almansa también siguió a lo suyo y el pulso se fue con dos de renta local hasta la recta final. Se desperdició un penalti para el 10-10 y el set se fue al 13-10 con la ‘reserva de energía’ de Villena. Se peleó y se cayó, esta vez con honor (15-11).

FICHA TÉCNICA

CV Teruel (3): Bugallo (11), Rangel (5), Radunovic (13), Víctor Rodríguez (8), Andrés Villena (26) y Ereu (17), más Vinicius (líbero). También jugaron Colito (-), Jovanovic (-) y Torcello (-).

Unicaja Almería (2): Javier Monfort (5), Ignacio Sánchez (2), Borja Ruiz (9), Manu Parres (7), Jorge Almansa (18) y Thiago Maciel (17), más Mario Ferrera (líbero). También jugaron Antonio Casimiro ‘Artés’ (líbero), Rubén Lorente (-), Alex Slaught (4) y Jean Pascal (1).

Parciales: 25-15 (21’), 25-19 (25’), 25-27 (26’), 23-25 (23’) y 15-11 (17’).

Árbitros: José Luis Arrarte (Valencia) y Juan Mario Bernaola (Valencia). Amarilla para Borja Ruiz en el tie break.

Incidencias: Segundo partido de la final de la Superliga Masculina de Voleibol disputado en Los Planos ante más de millar de espectadores.

Deja tu opinión