Queda demostrado que Almería quiere rugby

El Día del Club de URA se convierte en una llamada de atención sobre la gran masa social que supone el deporte oval

rugby almeria
Imagen tras el desfile captada por un drone que grabó todo el acto y captó imágenes del partido (Foto: Dronetvspain)

Miguel Palanca miraba a uno y otro lado después de jugar sus minutos con los ‘hermanos’ de los Lomos Plateados. Había llegado el momento de escenificar la fortaleza de su proyecto, y se sintió arropado: “En mi valoración de lo que se pudo vivir el domingo lo primero debe ser un agradecimiento mayúsculo a los que lo hicieron posible con su presencia; la familia del rugby respondió de una manera espectacular, y lo mejor es que aún faltaban muchos más a los que por varios motivos les fue imposible acudir”. El presidente de Unión Rugby Almería sabe que para la próxima ocasión se puede incluso mejorar la cifra récord de 1.500 personas en torno a un partido.

Pero Palanca también sabe que es mucho más que un encuentro en División de Honor B, porque para algo “los pilares del Proyecto URA son la cantera, el URA Clan y el equipo femenino”. Lo suyo es el largo recorrido, una ambición a medio y largo plazo, pero que en el corto plazo necesita dónde crecer. Es por ello que ha recibido la notificación del inicio de obras en el Juan Rojas este entrante mes de marzo con alegría, pero con cautela: “El mensaje es claro, ya que no puede ser otro que el de estar permanentemente vigilantes para que sea una concatenación de acontecimientos, una sucesión de proyectos ejecutados hasta que por fin el campo de rugby sea una realidad”.

El mandatario unionista exige “que se respeten los nuevos plazos”, ya que se ha dado a conocer que la obra estará lista al completo en septiembre. Para que sea así no puede haber más dilaciones, sino una continuidad en las distintas fases que hay que acometer y que adecenten el que será un templo de valores, un lugar desde el que aportar a la sociedad con acciones de integración en el barrio, con deporte inclusivo, con la mejor imagen hacia el exterior: “El campo es una necesidad, somos rugbiers y pagamos impuestos, así que nos reuniremos y nos manifestaremos cuantas veces sea oportuno”. Además, “se deben tener en cuenta las necesidades de un equipo en División de Honor B”.

Pero no solo está la gente de dentro y la que está entrando de un modo que hace pensar en metas mayúsculas, paulatina e incesantemente, sino en la que mira al rugby desde fuera: “Nos sentimos queridos por la ciudadanía después de hacernos más visibles; los almerienses ya nos conocen y nos hacen llegar su simpatía por múltiples vías”. La batalla de la conquista social está ganada y se aprecia, por lo que “a la masa social integrada en la familia rugbier cabe sumar a miles de personas con las que hemos empatizado y que nos tienen cariño”. Palanca lo tiene claro: “Apoyar al rugby es apostar al caballo ganador”.

Se podría decir también que es el momento de subirse al carro, utilizando el mismo sentido. Una gran demostración de fuerza se realizó el pasado domingo en torno al URA – Arquitectura: “No puede ser otra lectura que una muy positiva en la reivindicación de nuestra filosofía de vida, de club, reivindicando el respeto, los valores, el apoyo de las administraciones públicas y privadas, ofreciendo espectáculo y compromiso”. El presidente se descubre ante la colaboración de todos: “Es de agradecer a tanta y tata gente que se desplazó para participar”. Pero avisa de que son más: “Faltaron muchas personas, lo que nos hace pensar en la cantidad de gente que tenemos”.

Su agradecimiento fue especialmente dirigido a los veteranos tanto por jugar como por organizar el desfile y el posterior tercer tiempo, además de trabajar en el ambigú: “Hubo cerca de medio millar de personas disfrutando del postpartido en un ambiente de convivencia que viene a reclamar que Almería quiere rugby, que la gente quiere compromiso no solo de los integrantes del primer equipo, que lucha de manera encomiable por la permanencia, sino compromiso de los políticos, con la misma pulcritud con la que nosotros hacemos nuestras cosas”. No solo es empezar la obra, “es acabarla, porque hay mucha gente detrás y tenemos el guiño permanente de la ciudadanía”.

Nada más concluir el partido, con victoria de URA por 21-10 sobre el histórico Arquitectura, Pablo Jiménez, entrenador de los cruzados, destacó los aspectos concretos del choque pero quiso hacer una mención especial al desarrollo del ‘Día del Club’, con 1.500 personas en la grada: “Se ha hecho una demostración de músculo, y repito lo que dije en el previo, que a veces metidos aquí no somos conscientes de cómo está creciendo, de todo el trabajo que hacemos, porque cada uno está en su parcela y se piensa que es la única, pero hoy se ha visto que el crecimiento que estamos teniendo en la provincia es brutal, y supongo que habrá casos parecidos, pero no muchos en España”.

Deja tu opinión