Los cruzados reanudan la marcha buscando puntos

Unión Rugby Almería visita Marbella por cambio de orden de los partidos al no poder contar todavía con el Emilio Campra

division de honor b rugbier
Biya con el balón acompañado por Manolo Ortiz, Atilio y Luis Vergel en una foto de archivo de entrenamiento en el Juan Rojas

No volverá el rugby de División de Honor B a Almería hasta dentro de mucho, en concreto hasta el día 12 de noviembre, jornada 8 de liga, cuando se reciba a Complutense Cisneros Z. Acto seguido será el segundo parón de un calendario que determinó que lo ‘habitual’ de tener dos partidos consecutivos fuera llegara para los unionistas en la primera vuelta. Ahora las circunstancias se han puesto a sumar y han añadido una cita más, la de esta semana frente a Trocadero. Así, con la visita a Marbella tras haber viajado a Cáceres, la cuenta es de nada menos que cuatro encuentros seguidos como visitante. Eso sí, los mismos se disputarán como local en la segunda vuelta, cuando más haya en juego.

No quiere decir eso que los puntos que se puedan conseguir ahora no sean válidos, ni mucho menos, pero se prefiere ‘bailar con la más fea’ mientras que se esté produciendo el acople al sistema y el empaste de la plantilla. Esa es la labor que no se ha podido realizar en pretemporada, principalmente por los problemas de instalaciones, y que se está afrontando ‘con fuego real’ y se está asumiendo con los problemas normales que acarrea. Ken Wills está centrado en la parte técnica y táctica, lo que hace necesario un sobreesfuerzo de cada jugador en la parte física. Con todo, la mejoría se está haciendo ya notable y se ve a un Unión Rugby Almería bastante más competitivo y cuajado.

Pablo Jiménez, el director deportivo del club ‘cruzado’, ha recordado que “este fin de semana es un partido cambiado de orden por petición de la Federación” y que se afronta sabiendo de su dificultad: “Marbella es potente en todas sus líneas, con un juego muy rápido y especialmente peligroso en las transiciones ataque-defensa y en los contraataques”. Muy bien armado, el cuadro marbellí “cuenta con jugadores que se han formado en su cantera y que posteriormente han jugado en el VRAC Entrepinares, campeón de la liga española, así que tiene una plantilla potente que además se ve reforzada con varios jugadores extranjeros de buen nivel”.

La historia reciente dice que “el año pasado se compitió con ellos los dos partidos, fuera y dentro, en los dos se estuvo a punto de conseguir la victoria”. Es un elemento más a tener en cuenta para la moral de la tropa: “Eso nos da esperanzas de que este año podamos conseguir puntuar contra ellos”. En ese sentido, se acude con todo y plenos de confianza una vez pasado el mal trago inicial y meditado durante el parón “Nosotros llegamos sin ninguna baja y con la plantilla completa, pero además con muchísimas ganas de conseguir nuestra primera victoria”. Lo pasado ha servido para la construcción del equipo: “Es evidente que algo está fallando, pero confiamos en la capacidad de Ken”.

Es misión del míster neozelandés “darle la vuelta a la situación”, algo que cada día está más cerca pese a todas las dificultades que se están teniendo que afrontar en una campaña que parece que se comenzó a contrapié. El equipo de la Costa del Sol es duro, cuajó una gran temporada de debut y este año se ha puesto desde el principio en muy buena situación en la tabla. Apalizó a Olímpico en la última jornada, asaltó Alcobendas en la anterior, cedió por dos puntos (18-16) en Cáceres, y comenzó la liga con victoria trabajada sobre Ingenieros Industriales (31-28). Sus tres victorias y una sola derrota lo tienen en la posición quinta con 14 puntos, con un bonus ofensivo y otro defensivo.

Sabe aprovechar muy bien sus oportunidades, puesto que tan solo ha sumado once ensayos en los cuatro partidos precedentes a la visita de Unión Rugby Almería, mientras que ha encajado 8. De hecho, su quinta posición no es más alta porque en dos de sus victorias no ha llegado a cuatro ensayos, eso sí compensado en parte por el defensivo de su única derrota. Todo ello se debe traducir en que URA debe ir preparado para un ‘partido largo’, lo que le puede ser beneficioso tras haber logrado subir su tono físico. El ‘cuerpo a cuerpo’ sobre el césped del Bahía’s Park será una nueva ocasión para que florezca el rugby que atesora el conjunto almeriense.

Más rugby

Además de la cita en División de Honor B, los equipos de URA tienen citas destacadas, como el caso del femenino: “Jugarán el torneo de seven de Cádiz, el primero de la temporada, y van muy ilusionadas”. Además de esto, en Segunda Regional hay cita para El Ejido Rugby en Jaén: “Después del gran partido que hicieron en su debut contra el Costa hay esperanzas de victoria”.

Deja tu opinión