Las guerreras rojillas se visten de Liga Femenina 2 antes de jugar y ascienden dando una exhibición

Alicia González destroza a Magec Tías Lanzarote en el primer cuarto y la fuerza del bloque propulsa al CB Almería

cb almeria guerreras rojillas
Primera piña de celebración de las chicas del CB Almería sobre la cancha del Moisés Ruiz nada más acabar el partido

Dos velocidades distintas en el tercer partido de la Fase de Ascenso que jugaba el CB Almería. No hubo discusión entre unas guerreras rojillas metidas en su papel de equipo de Liga Femenina 2 desde el primer momento y unas jugadoras canarias superadas en intensidad de un modo rotundo. Las jugadoras de Pilar Alcoba se enfundaron el traje del que se vieron obligadas a despojarse hace menos de un año, cuando la burocracia les robó en los despachos lo que se habían ganado en la cancha de juego. Ese fue el secreto tras cumplir con Cádiz, sufrir con Ramón y Cajal y mentalizarse para no fallar ante su fiel afición.

Con un gran ambiente en el Moisés Ruiz, no valía la derrota, porque de producirse se contabilizaría un triple empate que de todas todas las dejaría en Primera Nacional por el basketaverage. Si se perdía por uno, dos o tres puntos, el RaCa, en la grada esperando con cada vez menos ilusión, sería el equipo ascendido. Si se caía por más, las canarias serían las campeonas de la fase de ascenso. Esas cuentas duraron lo que quiso Alicia González, que masacró a Magec Tías Lanzarote en el primer cuarto y dejó el camino allanado desde dentro de la pintura y desde el perímetro. Imparable, la jugadora almeriense dio un golpe sobre la mesa.

Pero el CB Almería está lleno de guerreras que se llaman rojillas, todas dispuestas a dejarse la vida, pieles rojas, indias que cortan cabelleras y que decidieron que en esta batalla no dejarían rehenes. Otro gran cuarto, el segundo, más colectivo y en el que otra vez la intensidad defensiva y ofensiva, con rebotes para segundas opciones de tiro en el caso de que el gran porcentaje de lanzamiento bajara, puso la confianza que faltaba para retirarse al vestuario con una distancia de 24 puntos que no se podía dejar escapar. A la vuelta, desde todos sitios les llegaban gestos de ‘con cabeza, ahora con cabeza’.

Así lo hicieron, y el tercer periodo salió mucho más igualado pero finalizó con una ventaja de 25 puntos que había que defender en los últimos 10 minutos en Primera Nacional. Desde Magec Tías sabían que les hacía falta poco menos que un milagro, anotar muchos más puntos que en los tres primeros cuartos, y que se anclaran las jugadoras de Pilar López Alcoba. Las canarias hicieron eso justo, 25 puntos, pero CB Almería contemporizó, manejó los propios nervios y el vértido de ver tan cerca el ascenso, y logró dosificar muy bien la distancia, que por momentos fue de 14 puntos, y que al final se quedó en 12.

Los dos últimos minutos fueron poco más o menos ‘de la basura’ porque mentalmente el rival estaba muerto, sin opciones reales más allá del salto inicial. Conchi Satorre manejó el partido como quiso, el banquillo rojillo cumplió a la perfección, e incluso no importó la tercera personal de Alicia González mediado el tercer cuarto. Esto es un equipo, y en equipo se asciende como igualmente en equipo se logró una permanencia robada. En el plantel del CB Almería no hay una sexta mujer, sino que todas lo son, mezclando en cancha y fuera veteranía y juventud. De las primeras, Bea Fernández también supo asumir la responsabilidad.

La segunda máxima categoría recibe de nuevo al club almeriense, que tras una gran temporada en el exilio forzado y una enorme capacidad de readaptación, regresa a su sitio para hacer mejor a una Liga Femenina 2 que ganará con nuevas jugadoras jóvenes de calidad y carácter. Las María García, María López, Irene Pepper, Elena Expósito, Sara González, Eli Martínez y María González, junto a las también jóvenes Conchi Satorre y Lucía Torres, que ya han vivido la experiencia, llegan de la mano de Adriana Díaz, Bea Fernández, Lillian Chukwueze y Alicia González, todas con Pilar López Alcoba, Jesús Portero, Carlos Villarrubia, Antonio Orta y Fernando Mendiguchía.

FICHA TÉCNICA

Syngenta CB Almería: Conchi Satorre (14), Lucía Torres (4), Bea Fernández (10), Lillian Chukwueze (14) y Alicia González (22) –cinco inicial-, María García (10), Adriana Díaz (-), Irene Pepper (4), Elena Expósito (2), Sara González (2), Eli Martínez (-) y María González (-).

Magec Tías Lanzarote Contra la Violencia de Género: Sadalia Ellis (10), Guaci Rodríguez (-), Nicole Shine (7), Yaiza García (12) y Ty Gilbert (26) –cinco inicial-, Alba Rodríguez (3), Moreiba Morín (-), Marta Moreno (9), Nereida Bermúdez (-) y Jeni Suárez (3).

Árbitros: Sevilla y Retamero. Eliminadas: Sara González y Marta Moreno.

Parciales: 34-18, 18-10, 18-17, 12-25.

Incidencias: Tercera jornada de la Fase de Ascenso a Liga Femenina-2. Partido disputado en el Pabellón Moisés Ruiz (Almería). 500 espectadores. José Francisco Cara, vicepresidente de la Federación Andaluza de Baloncesto; Juan José Segura, concejal de Deportes del Ayuntamiento de Almería; y Juan José Salvador, director del Área de Deportes de la Diputación Provincial de Almería, han presidido la entrega de trofeos. Alicia González, capitana del Syngenta CB Almería, ha recogido el trofeo al campeón de la Fase de Ascenso a Liga Femenina-2.

Deja tu opinión