La Copa del Rey más abierta de los últimos tiempos

Piero Molducci y Jorge Almansa presentan las altas expectativas que tiene el Club Voleibol Unicaja Almería en Soria

Copa del rey de voleibol
Molducci y Almansa comparten el undécimo balón, con otros diez abajo, como símbolo de la cifra de entorchados que se quiere

Con confianza y con respeto, como es la máxima en el club blanquiverde siempre, entrenador y capitán han puesto sobre la mesa que Unicaja Almería tiene muchas bazas que jugar en la XLIII Copa del Rey. Piero Molducci ha dicho al respecto que “el equipo llega bastante bien tras hacer el sábado un buen partido contra Palma, esta semana se entrena tres días y las sensaciones son buenas”. Respecto a esos entrenos, Jorge Almansa ha ido más lejos: “Estamos trabajando muy bien esta semana, con una concentración que no había visto durante todo el año, a la gente la veo más alegre y con muchas ganas, se huele que es una competición que gusta y veo otras caras, otra cosa en el equipo, que me gusta lo que se transmite”.

Pese a que la confianza recibida ante Palma, “defendiendo bien, bloqueando bien contra un equipo fuerte” satisface a Molducci, el italiano sabe que “cuando juegas una Copa, o dentro o fuera, y Barcelona no es un equipo malo, es un buen equipo, hay que jugar con Barça y después, si se gana, habrá que pensar en Palma, pero para ganar la Copa hay que jugar y ganar tres partidos”. El técnico ahorrador tiene claro que “hay que centrarse en los azulgrana”, y que “físicamente no es problema jugar tres partidos, porque en voleibol o baloncesto se juega todos los días en este tipo de competición, no como en el fútbol, siendo lo importante no tener lesiones y tener un banquillo largo; la cabeza es la que manda siempre”.

En lo que respecta a entrar pronto en competición, posiblemente sea positivo de cara a una hipotética semifinal: “Tú ya has jugado en este pabellón una vez, algo importante por el saque, por la luz, por el colocador es importante también, porque cada pabellón tiene una estructura y una luz”. Encantado con el formato copero, ya solo queda disfurtar: “Me gusta el ambiente, me gusta la fórmula, porque todos los equipos están allí y Soria tiene una historia, un equipo histórico en España, y se reúnen los mejores jugadores de la liga y los mejores equipos; en Italia hay una preliminar y después una final four”. Aquí hay seis, no cuatro, y “no hay un favorito en la Copa, tres equipos de un nivel bueno, Barça, Ibiza y ojo con Soria de local”.

De todo lo vivido en la última semana, la mejor lectura que saca del choque en Son Moix es la de que “se ha jugado normalmente con el segundo colocador, con el segundo opuesto y con Slaught, y que por tanto los jugadores han pensado que el equipo es un equipo, no que hay seis titulares y seis de banquillo, porque todos han contribuido bien al partido”. De los lesionados, “Israel no está recuperado, físicamente sí pero en ataque va suave, no fuerte como Israel, diciendo él mismo que está 30% de cómo atacaba antes, pero sí puede ayudar en recepción y jugar un rato, y Almansa está bastante recuperado del tobillo y después de una gripe, lo que le ha hecho que tenga tres semanas complicadas pero va mucho mejor”.

El capitán, en la lectura general del torneo, lo tiene como algo extraordinario: “Se presenta con muchísimas ganas, es una competición que le gusta a todo el mundo del voleibol y a todos los amantes de los duelos directos y a muerte; a los chicos les voy diciendo que vamos primero a Barcelona y si ganamos ya habrá tiempo de pensar en Palma, que además es un rival con el que acabamos de jugar hace menos de una semana, sabemos como juega, la estructura de cómo hay que jugarle y cómo hacerle daño se sabe también, pero vamos a centrarnos en el Barça, que está haciendo un buen voleibol, y que remontó a Soria después de ir perdiendo por 0-2, así que vamos, como Simeone, partido a partido”.

La clave está en que “no reciban bien, porque su mejor jugador es Sergi Arranz, el colocador, que ha ganado títulos con Teruel, que tiene experiencia y que está con un nivel muy alto esta temporada, por lo que hay que sacar bien par que no juegue a gusto”. Sin estar del todo convencido del partido hecho en Palma, “bien pero no el mejor voleibol que el equipo tiene”, quiere más: “Vamos a ver si estamos a la altura y conseguimos consolidar nuestro juego, porque nos falta jugar tres sets contundentes a un nivel alto, sin que nos den bajones, que se nota mucho contra los equipos grandes, jugar más seguros, con un voleibol más estándar”. Espera una Copa “súper reñida desde los primeros partidos, una Copa muy chula”.

A ello ayudará el ambiente: “Ya se está viendo un poco lo que va a ser, la gente me está hablando de lo que se espera, de cómo están los ánimos, y viendo cómo están montando todo, gradas, campo… la verdad es que va a ser súper bonito, un ambiente espectacular”. Lo que ha venido trabajando todo el curso, cerrar bloque, está hecho: “No es por complacer a los demás, hay diez o doce jugadores, con Casimiro y con Rubén que son más jovencitos y están aprendiendo y si salen dan el nivel, que todos pueden jugar; cuando salen del banquillo se nota que el nivel se mantiene y para una competición y para la confianza de cada uno es importante, para demostrar que si lo partidos son largos, se pueden hacer cambios”.

Deja tu opinión