El Almería empieza intenso, ordenado y ganando

Brillante partido de los rojiblancos en el campo del Gimnàstic para obtener unas buenas primeras sensaciones

Gimnastic - Almeria
Gaspar Panadero protege la posesión de la pelota (Foto: LaLiga)

Empezar algo de una forma que cause buenas sensaciones es lo mejor. Eso es lo que hizo la UD Almería en el primer partido de la temporada que le enfrentaba al Gimnàstic de Tarragona. Los rojiblancos llevaron a cabo un juego de presión alta que le permitió tener el control durante todo el partido y acabar imponiéndose con un gol de Pablo Caballero.

Para elegir el primer once oficial de la temporada, Luís Miguel Ramis apostó por que Joaquín Fernández siguiese actuando como defensa central junto a Morcillo. Esto permitió que Mandi y Rubén Alcaraz fuesen la pareja de pivotes, acompañados por Pozo, que tenía libertad de movimientos, mientras que Gaspar fue, finalmente, el que se ocuparía de ocupar la parte ofensiva por la derecha.

Aunque comenzó el partido con dudas, el Almería fue poco a poco haciéndose con el control de la situación y protagonizó los primeros acercamientos. Así, en el minuto 10, Pozo probó fortuna desde la frontal del área y obligó a Dimitrievski a mandarla a córner.

La UDA estaba equilibrada y sin dejar opción al rival. Poco a poco, los visitantes fueron encontrando la forma de que su juego vertical funcionase, lo que permitió buenas acciones. Fidel, en una de ellas, galopó y su finalización se fue desviado por poco, mientras que, en el minuto 18, fue Pablo Caballero el que se aventuró con un chut de larga distancia que llegaba mansamente a las manos del portero.

Desarrollando una presión alta, el cuadro dirigido por Luís Miguel Ramis iba incomodando cada vez más la salida de balón de los catalanes. Tanto es así que, además, de esta forma llego el primer gol de la temporada, ya que, Fidel robó el cuero, se la dio a Pozo, que dejaba solo a Caballero y el nuevo delantero era el encargado de ponerle su nombre al 0-1.

Ir por delante en el electrónico no hizo que la intensidad almeriense descendiera. El primer acto de los centrocampistas Mandi y Rubén Alcaraz estaba rozando la perfección, por lo que el Gimnàstic de Tarragona se vio impotente ante esta situación y el descanso llegó con la mínima ventaja que tenían los rojiblancos.

Tras la reanudación la idea rojiblanca era la de seguir manteniéndose sólidos en todas las líneas para continuar dominando sobre el rectángulo de juego. De hecho, no fue necesario esperar demasiado para que los de Ramis volvieran a avisar tras un pase de Pozo a Caballero, pero que no tuvo la mejor finalización.

Sin perderse el control por parte del Almería, los locales lograron generar una ocasión que sirvió para ver que René arracaba la competición a la perfección, puesto que realizó una intervención de las que levantan aplausos en la grada.

Fue la única ocasión del Gimnàstic de Tarragona con claridad, porque de nuevo los de Ramis recuperaron el control. El entrenador, además, comenzó a mover el banquillo e introdujo a Pervis e Hicham. Precisamente, el canterano tuvo en sus botas un nuevo acercamiento que acabó en las manos del portero.

A la altura del minuto 78, Fidel se atrevió con una jugada individual con la que entró en el área, sorteó a varios rivales y golpeó con la zurda, obligando a Dimitrievski a ser, de nuevo, protagonista de una acción defensiva.

Los minutos finales siguieron el mismo guion hasta que al filo del final, el conjunto catalán asustó con un balón que se iba a la madera. Tras esto, el colegiado señaló el final del choque y se confirmaba el triunfo por un gol a cero.

Ficha técnica:

Gimnàstic de Tarragona: Dimitrievski; Kakabadze, Suzuki, Perone, Javi Jiménez; Xavi Molina, Maikel Mesa, Sergio Tejera (Bustos, min. 86); Juan Muñiz (Emaná, min. 60), Barreiro y Juan Delgado (Tete, min. 81).

UD Almería: René; Motta, Morcillo, Joaquín, Nano; Mandi, Alcaraz, Fidel, Gaspar (Hicham, min. 67), Pozo (Owona, min. 80) y Caballero (Pervis Estupiñán, min. 71).

Goles: 0-1, min. 29: Pablo Caballero.

Árbitro: De la Fuente Ramos, del colegio castellanoleonés. Amonestó a Sergio Tejera y Maikel Mesa por parte del Gimnàstic de Tarragona, así como a Pozo, del Almería.

Deja tu opinión