La UAL demuestra su potencial tirando de orgullo y novena con Álvaro de máximo artillero de Europa

La mala suerte y un nefasto arbitraje relegan a una Universidad de Almería que da una lección de dignidad y compromiso

universidad de almeria
Álvaro Cruz, delantero de La Cañada Atlético en Primera Andaluza el pasado ejercicio, ha sido el ariete de la UAL y del torneo

No era nada fácil encajar la primera derrota, ya que de un modo muy claro se había sido superior al rival. El balón no quiso entrar en la portería rival, pero sí en la propia en la única ocasión en la que rondó la raya de gol. Más complicado aún era levantarse después de salir del terreno de juego con la sensación de haber sido atracados, pero el escudo, la camiseta y la bandera tienen demasiado peso en el alma de los integrantes de la delegación de la UAL. Ante Osijek de Croacia fue 1-0, y ante Montpellier de Francia fue 2-1 para quedarse sin opciones de medalla.

El tercer día de competición había que sacar el orgullo y dejarse el enfado en la caseta, y así se hizo para vencer a los austriacos de Klagenfurt por 1-2 y eludir el último puesto del grupo B. La Universidad de Almería acababa tercera, a un punto de haber entrado en los cuartos de final, por lo que solo le restaba levantar la cabeza, llevarla muy alta, demostrar su auténtico potencial y conseguir la novena plaza. Montpellier, ante el que se sufrió un nefasto arbitraje y que fue líder del grupo, fue eliminado en cuartos, mientras que Osijek, segundo, ganó el derbi a Zagreb.

Los croatas verdugos de la primera jornada cayeron en la semifinal ante Minho en la tanda de penaltis, resultando a la postre los portugueses los vencedores del Campeonato de Europa tras hacerse con la victoria en la final ante los alemanes de Bochum por 2-1. Fuera de esa pelea, pero sabedores de que hay nivel futbolístico suficiente para haber estado en ella y haber optado a la victoria, la Universidad de Almería fue capaz de rehacerse del todo en el play off por llegar a la novena plaza. De hecho, hizo trizas a la Erasmus Rotterdam por un marcador final de 0-7.

La sensación de que era una lástima lo sucedido al principio fue suplida por orgullo y honor, por combatividad, y se volvió a demostrar con la templanza para tumbar a un equipo complicado como es Lausanne en la tanda de penaltis. Se había accedido a una especie de ‘final de consolación’ para los chicos de Edu Gutiérrez, y no se perdió la ocasión de dar una nueva exhibición, quinto triunfo consecutivo, triturando al conjunto alemán del Wurzburg por 1-5. Se había puesto la maquinaria a pleno rendimiento y la gran labor de equipo tuvo la culminación de los goles de Álvaro.

El jugador de La Cañada Atlético en la pasada campaña se alzó máximo goleador del torneo tras ser el autor de los cinco tantos de la Universidad de Almería en el choque que cerraba la novena plaza para los almerienses. Dos puestos por delante quedó el otro representante de España, la Universidad Camilo José Cela, que sí paso el corte de los grupos para entrar en cuartos de final pero que fue cayendo hasta quedarse lejos del podio del campeonato.