Mario Ferrera es historia viva de la Copa del Rey

El líbero de Unicaja Almería se dispone a vivir su décima fase final del ‘Torneo del KO’, primera en su nueva posición en pista

copa del rey superliga masculina de voleibol
Imagen nada habitual de Mario Ferrera en los partidos, ya que lo suyo ahora no es atacar, producida en un 'japo'

Las cuentas salen ‘del tirón’, como se suele decir, cuando son tan redondas como las relativas al ‘matrimonio’ entre Mario Ferrera y Unicaja Almería. Recientemente recibió el escudo de oro del club por sus diez años vestido de verde, lo que hace que él mismo sea un jugador clásico de la Copa del Rey: “He vivido bastantes y la verdad es que es una experiencia muy bonita, un ambiente que el torneo va dando durante todos los días que dura, esa concentración de gente del voleibol, estando en los hoteles, viendo los partidos, preparando los partidos, los entrenamientos de la mañana… al final son cosas bonitas por las que se trabaja todo un año, para la clasificación hasta diciembre y después para la fase final”.

El sevillano recuerda que “es un trofeo que estando en Unicaja, como se sabe, se pide estar en la final, y ese aliciente también ayuda para estar a tope”. Ambicioso en la consecución de títulos, los colores defendidos obligan aun más y lo asume con agrado y responsabilidad, por mucho que pasen los años: “Evidentemente una cita como la de la Copa del Rey es un momento muy especial y está claro que ese cosquilleo siempre está, y que cuando pasen unos años y no la juegue, se notará más que se echará de menos, así que intento disfrutar cada Copa como si fuera la última, y a tope para ganarla, claro está”. De hecho, incluso este año puede decir incluso que como la primera, porque nunca la había jugado como líbero.

Para un torneo clásico, con tanta historia, a un jugador clásico y con también tanta historia ‘copera’ como es este palaciego, le parece que la sede es muy acertada: “Soria, como sabe todo el mundo sabe, es una de las capitales del voleibol, como Almería, o ahora Teruel, antiguamente Mallorca, que está volviendo a serlo; Soria es una ciudad que respira voleibol, tiene un pabellón bastante bonito que se llena con sus partidos de liga y con los partidos de Copa del Rey va a estar más todavía y así va a ser una sede bastante alegre”. Más de una década, con los paréntesis de Francia y Grecia, le da autoridad para insistir en que “Soria es una ciudad que vive el voleibol y que vivirá esta Copa de un modo muy fuerte”.

A la cita llega Unicaja tras derrota ante Urbia, habiendo sido él mismo uno de los ‘responsables’ del espectáculo: “Fue un partido en el que viendo la estadística, no se llegó a buenos porcentajes de ataque por parte de ninguno de los dos equipos, se jugó muy bien en la defensa por parte de los dos, Palma y nosotros defendimos muchísimo, y de ahí que bajen los porcentajes de acierto de los atacantes, siendo uno de los partidos más bonitos que se pueden dar para el espectador”. Fue “una pena no poder ganar el tie-break” tras vivir “puntos muy largas, bastante ‘jugables’, y se puede decir que este haya sido el partido de la liga hasta ahora, el más bonito para el espectador”. Algunos, por su puesto, incluso los disfrutó “como el público”.

Ahora toca la lectura de si afectará o no la derrota, positiva o negativamente: “Era difícil saber cómo iba a jugar Palma por la lesión de Víctor Viciana, ya que vino un colocador que llevaba varios meses sin jugar, y creo que también nosotros, con algunos lesionados y algunos cambios, en el tie-break no dimos con la ‘tecla’ para ganarlo; es bueno y malo perder antes, ya que siempre se dice que es mejor antes que en la Copa del Rey y además estamos con ese aliciente de que estuvimos a tres untos de ganar”. Por lo tanto, confianza: “Creo que vamos a mejorar esas pequeñas cosilla para intentar el viernes vencer contra el FC Barcelona y ganar a Palma el sábado”. Se cuentan las horas y se apura el tiempo al máximo.

Respecto a llegar en cuartos, es algo que se puede aprovechar, como entiende que hizo Palma el año anterior: “Ya nos pasó que no jugamos cuartos y puede que se viera que Palma llegó con cuartos algo más rodado a la semifinal; este año nos toca a nosotros, y al final no es tan importante negativamente, ya que vamos a ver si vamos más rodados, se llega antes a Soria, se aclimata antes el equipo, y creo que eso le pasó el año pasado a Palma; ahora nos toca a nosotros jugar esa baza a ver qué tal”. Pero antes, FC Barcelona: “Lleva unas semanas cojo, con algunos jugadores lesionados, aunque este fin de semana ha ganado 3-2 después de ir 0-2 y ellos dicen que es un premio estar en la Copa del Rey”.

Sabe Mario Ferrera que el Barça “irá a tope y que se crece contra equipos como Unicaja, Teruel o Palma”, por lo que espera “un partido muy complicado”. Está en mente de todos ir concentrados: “Vamos a intentar que no se suban a las barbas y dar todo lo que tenemos para ganar; iremos a tope”. El equipo llegará bien tras la descarga de pesas: “Semanas bastante duras, así que ahora es importante que nos cuidemos y llegar al máximo físico este fin de semana”. Igualmente importante será el empuje de la afición: “Siempre nos responde con lo mejor, y esperemos que nos animen y que demos todo lo que tenemos nosotros para que esa afición se sienta orgullosa de su equipo”. Eso siempre.

Deja tu opinión