redaccion@godeporte.com
martes, octubre 16, 2018
División de HonorFútbol

200 motivos para creer aun más en el Poli Almería

derbi division de honor

Emocionado, dedicando a su familia, sobre todo a su mujer, no el partido 200 como entrenador del Poli Almería, sino los 199 restantes también, Jorge Garcés no dudó en reconocer al término del partido que “al principio de temporada estas cuentas no se hacían”. Pero una vez que se está aquí, los rojiblancos de pantalón azul piensan darlo todo para lo que sería un histórico ascenso a Tercera División. En el Tito Pedro mandó la estrategia a balón parado y la dinamita al contragolpe para doblegar por 0-4 a un Pavía que tiene la permanencia en juego.

Dos objetivos bien distintos se cruzaban en el feudo de los arlequinados en un derbi de Almería capital que resultaba eso, ‘capital’ para ambos. Muy pronto abrió el ‘melón’ el Poli en una falta lateral que Garrincha, uno de los históricos pavienses, introdujo en propia puerta en medio del lío dentro del área propia. El 0-1 llegó a los seis minutos de juego, y al poco se vio ampliado en otra jugada de pizarra de los visitantes. En un saque de esquina enchufó a la red de un certero testarazo el central Josema, incorporado al ataque con convicción.

Domingo Aiz, el técnico del Pavía, lamentó que se entrase tan tarde en el encuentro, más o menos en el minuto 20, cuando el marcador estaba muy adverso. Ello cambió el desarrollo posterior de los acontecimietos. Los locales no tuvieron otra opción que irse arriba para buscar primer recortar y después igualar el electrónico, pero pese a que se puso todo lo que se tenía, no se logró inquietar el mando de un Poli que mediada la segunda mitad, y tras cerrar muy bien los huecos, sentenció.

Fue con una subida de Suanes y centro que remató Ruzzo a las mallas. Con los tres puntos en el bolsillo, el Poli redondeó su póker ante su nutrida afición, pese a ser campo contrario, con un mano a mano que resolvió Carlos Montellano ante la salida del buen meta Andrés. Era ya el minuto 86 y las opciones de ser ‘nacional’ quedaban intactas para los polimaníacos, mientras que las de quedarse en División de Honor se complican un poco más para los pavienses, que no obstante saben que su fuerza es su cantera.

Leave a Response