Sufrir y ganar del filial para mantenerse segundo

El River Melilla mete en muchos problemas a la UD Almería B, que decide por su pegada y eficacia en los metros finales

tercera division
Sillero, autor del tercer tanto del equipo rojiblanco, protege el balón pegado a la banda del Anexo de los Juegos Mediterráneos

El cuarto por la cola visitaba al segundo. Eso decía la clasificación, pero lo visto sobre el Anexo no tuvo mucho que ver con esa diferencia de 15 puestos y de 22 puntos entre ambos. El partido se vio marcado por un comienzo de imprecisiones en los rojiblancos, erráticos en las entregas en la medular. Se imponía la mayor necesidad de su rival, que ganó presencia arriba sobre todo aprovechando las faltas concedidas por la UD Almería B. No hubo peligro, pero sí la sensación de que iba a ser muy complicado.

De donde no hay nada salió el primer tanto visitante merced a un obus lejano que estrelló en el larguero el lateral zurdo Fari, que tuvo todo el tiempo del mundo para acomodarse balón y cuerpo, y cuyo rechace remachó a la red con la testa Meli ante la pasividad de la zaga. Tras ese revés se siguió igual de incómodos, y hubo de pasar un buen rato hasta que el filial ganó la inercia sabiendo sufrir. El primer acercamiento, en el 16 Sillero cabeceó escorado al lateral de la red.

La marcha más del River empezaba a anularse y Gaspar insistió por la derecha. En el 23 tiró muy alto y en el 30 rozó el gol con una falta desde la frontal. Los azules quisieron despertar y Brahim probó suerte. Llegaron los ajustes necesarios en la defensa de la UDA y los dos laterales, Raúl Navarro e Iván Martos, impidieron remates a bocajarro.

Antes justo del descanso, en un balón largo con salida de Casitas despejando a banda, llegó la carrera al espacio de Segura. No se precipitó, apuró la jugada, miró y puso el cuero en la testa de Pérez, como un trolebús por el centro del área para cabecear a la red el empate en el 44. Se recorría en tablas el camino a vestuarios.

Pegada y sufrimiento

La segunda parte comenzó con idéntico orden en el River, pero con el filial más agresivo. Parecía imponerse la superioridad técnica del Almería B, pero el conjunto norteafricano, que la pasada temporada ‘descendió’ al Comarca del Mármol, salía por banda con rapidez. La paciencia fue clave, porque entrados en la fase definitiva del partido ninguno la perdió. Saltó Paquito y cambió de banda con Gaspar, ahora a la izquierda. Un centro suyo sin rematador devolvió las constantes al filial.

En el córner que provocó, Iván Martos remachó solo y con el pie el 2-1 en una jugada de aclarado al segundo palo. Acto seguido probó Sidi encontrando la respuesta de Casitas por bajo, no como en el otro costado, ya que en un giro de Sillero y posterior disparo lejano pegado al palo llegó el 3-1.

Nadie lo veía definitivo. Pelu rozó el segundo, pero se produjo un paradón de Casitas haciendo el molino con los brazos en su salida. Al siguiente minuto, el 80, el portero no pudo evitar que Brahim sí pusiera toda la emoción tras un gran control y mejor definición, ganando la espalda a la defensa y superando al meta. El River tuvo el empate en el descuento.

FICHA TÉCNICA

UD Almería B: Casitas; Raúl Navarro, Igor Engonga, Javi, Iván Martos; Callejón, Pérez (Paquito, m. 58); Gaspar, Segura, Javi Moreno (Chema, m. 58); y Sillero (Navas, m. 76).

River Melilla: Omar; Fari, Radchi (Pelu, m. 78), Ibra, Tyson (Bile, m. 58); Sidi, Borja, Ami; Brahim, Meli y Melli.

Árbitro: León Pacheco (Málaga). Mostró cartulinas amarillas a los locales Sillero (m. 70) e Iván Martos (m. 73), así como a los visitantes Sidi (m. 46) y Pelu (m. 90).

Goles: 0-1, m. 10: Meli; 1-1, m. 44: Pérez; 2-1, m. 68: Iván Martos; 3-1, m. 75: Sillero; 3-2, m. 80: Brahim.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo séptima jornada de Tercera División en su grupo IX disputado en el Anexo del Estadio de los Juegos Mediterráneos ante aproximadamente unos 200 espectadores.

Deja tu opinión