Llamada a la fe en una dura derrota ante Ciencias

Honor cruzado aprendiendo a las malas a sufrir frente a un grande que fue desde el pitido inicial a dejar claras las distancias

rugby division de honor b derbi de andalucia
Placaje de Manolo Ortiz acompañado por Pufo y Borja Tara en una jugada de percusión de la delantera sevillana

Se sabía que esa no era la guerra de URA, algo que quedó mucho más claro ya al descanso del partido de estreno de la tercera temporada en División de Honor B. Incontestable superioridad sevillana, el Ciencias pisó el acelerador y no fue hasta después de su segundo ensayo que los almerienses tuvieron una opción muy clara, la única en el partido, de haber depositado el balón en la zona de marca visitante. Puede que algo hubiera cambiado el panorama, sobre todo anímicamente, si se hubiese logrado el try, pero en el deporte no existe ese tiempo verbal. Con todo, se trabajó mucho, se dio todo y no se guardó nada para, frente a un marcador tan adverso, salvar el honor.

Ese es el referido a perder sin ceder al desaliento. Sentenciado el partido en la primera mitad, en la segunda apenas se pisó territorio rival y se resistió lo que se pudo. Ken Wills observaba desde la banda moviéndose de un sitio para otro, y a la parada pactada para agua en el minuto 20 recordó brevemente a sus hombres que era un partido de rugby y que debían querer el balón. Surtió efecto, porque se empezó a jugar algo más en campo de Ciencias, pero los errores ante un grande se pagan y se penan. La recta final, muy cerca del intermedio, sirvió para romper del todo la resistencia cruzada. Llegaron dos ensayos más en dos jugadas consecutivas, eso tras defender con bravura.

En el minuto 3 los sevillanos tiraron del guión que ya se conocía en Almería, un maul a partir de touch para hacer valer la notable superioridad física de su paquete de delanteros. Caía muy pronto el 0-7, que fue 0-14 en el 9 tras otra touch, pero esta vez con ágil juego a mano que rompió las cortinas unionistas. El que más dolió fue el tercero, el 0-21, puesto que se pasó de un posible 7-14 a verse muy atrás en el marcador. Jugó sus bazas la delantera almeriense, se tuvo paciencia y el colegiado pitó un ‘depositado’ sobre rival, con consiguiente melé a cinco metros con introducción de URA. Se jugó muy mal, recuperó Ciencias y mató en un perfecto contraataque para garantizar tranquilidad.

Desde ese momento Unión Rugby Almería lo pagó psicológicamente, y encima estaba la calidad sevillana para romper por el centro a muchos metros y tener a Moreno como corredor para meterse bajo palos. Una vez más, las estáticas, con melé a favor como origen del try. Fue el momento de sacar ese orgullo y de vaciarse sobre el campo para resistir, pero se encajó el quinto con juego a mano, se sacó de centro para acabar en campo contrario, hubo incluso mala recepción y situación de ventaja, pero se encajó el sexto sobre el tiempo y no se falló el tiro a palos de Carrasco con los dos equipos ya dirigiéndose en busca de una sombra en la que hablar todo lo sucedido hasta el momento.

Tras el descanso hubo otros cuatro ensayos más por parte de los visitantes, que además aprovecharon para efectuar cambios en un equipo joven y muy renovado que cuenta con el almeriense Dani Pizarro como apertura. Suyas fueron las últimas patadas a palos tras try, con total efectividad, mientras que sus compañeros de cantera hacían enorgullecer a la grada al no doblar nunca la rodilla. Unión Rugby Almería es cierto que no tuvo el balón cerca de la zona de marca rival en ese periodo, y que se jugó prácticamente todo el tiempo en propio campo, con lo que supone de desgaste físico, pero mostró una gran combatividad para dejar claro que importan los que están, no los que no están.

No es menos cierto que la convocatoria para esta primera jornada de liga no contaba con tres de los cuatro fichajes de la temporada, así como varios de los jugadores locales clave de la pasada permanencia, pero sí se recuperan otros nombres ilustres, hombres importantes en la historia reciente del club. Así, los que estuvieron se ‘partieron’ la cara por un proyecto que es de todos y que tiene camino por delante, tanto como 21 jornadas. El partido ‘inaugural’ de la temporada debe tener su lectura apropiada, y de hecho la tendrá, para que las alegrías no tarden en llegar.

Se defendieron tres melés antes de que se encajara el primer ensayo de la segunda mitad, siempre cerca de los cinco metros, y al final Reina, salido desde el banquillo sevillano, mostró habilidad en el primero y fuerza en el segundo de su doblete para cerrar el 68 con el que se daba por finalizada la cuenta de un Ciencias que verá a partir de Navidad sus opciones de regreso a la máxima categoría del rugby español. Por ahora ha tenido un arranque muy plácido en Almería, si bien por aquellos lares también se sabe que esa no es su guerra, pero que hay que sacar todos los puntos de todos los campos.

Rotos por el esfuerzo y el marcador, los cruzados tienen mucho que hacer en la semana entrante para rearmarse y jugar otro choque fuera de su particular liga, ya que tocará visitar el próximo domingo a Arquitectura. La grada, como siempre ejemplar, animó en los momentos más delicados y premió a los dos equipos con una cerrada ovación durante los pasillos. URA entregó los carnets de socio a la puerta del Emilio Campra y espera que los trámites legales que permitan viajar a los extranjeros se agilicen para que Ken Wills pueda armar por fin su equipo de gala e implantar el sistema de juego que pretende. Queda toda una temporada por delante y toca ejercicio de fe y pasar página cuanto antes porque es una temporada para soñar y 80 minutos no pueden arruinarlo.

Álbum de fotos

FICHA TÉCNICA

URA (0): Romero, Biya, Oliver Loubet, Juan Cruz, Padilla, Toti, Pufo, Luis Vergel, Rafa Alastrue, Javito, Sebas Urgu, Manolo Ortiz, Borja Tara, Ismael Varas y Antonio Manchón. También jugaron Atilio, Rullo, Piloto, Quisquilla, Petao, Daniel García y Montoya.

Ciencias (68): Calvo, Salazar, Forte, Serrano, Rodríguez-Tabernero, Delgado Echecopar, Sobrino, Carrasco, Pizarro, Moreno, García, Domínguez, Salazar, Vázquez. También jugaron Pino, Ybarra, Kudsi, Reina, Aceituno, Latorre y Morán.

Árbitro: Luis Fernández (Madrid). Expulsó temporalmente a Rullo (min. 55) por parte de Unión Rugby Almería.

Tanteo: (0-7) min. 3, ensayo de Salazar transformado por Carrasco. (0-14) min. 9, ensayo de Salazar transformado por Carrasco. (0-21) min. 14, ensayo de Moreno transformado por Carrasco. (0-28) m. 20, ensayo de Rodríguez-Tabernero transformado por Carrasco. (0-33) m. 38, ensayo de Rodríguez-Tabernero. (0-40) m. 40, ensayo de García transformado por Carrasco. DESCANSO. (0-47) min. 47, ensayo de Salazar transformado por carrasco. (0-54) min. 58, ensayo de García transformado por Pizarro. (0-61) min. 70, ensayo de Reina transformado por Pizarro. (0-68) min. 76, ensayo de Reina transformado por Pizarro. FINAL.

Incidencias: Primera jornada de División de Honor B en su grupo C. Estadio ‘Emilio Campra’. Aproximadamente 500 espectadores. Medio centenar de árbitros andaluces que asistieron como parte del curso de actualización. Hubo linieres oficiales de la Federación Andaluza de Rugby.

Deja tu opinión