El Oriente despierta tras el descanso pero le falta inspiración y puntería para la remontada al Alfacar

Desquiciado una vez más con las decisiones arbitrales, considera insuficiente el punto en la lucha por la División de Honor

primera andaluza almeria granada
El central Eze recibe la presión del alfacareño Nano con Báder regresando a su zona de lateral derecho junto a la grada

El Oriente, uno de los equipos más fuertes en ataque de todo el grupo IV, se quedó con un solo tira a puerta, anecdótico y muy al final, en la primera parte de su partido ante el Alfacar. Eso resume a las claras la falta de intensidad local, que desapareció tras el descanso. Así, los granadinos estuvieron muy serios y bien colocados en un primer periodo en el que tuvieron balón y paciencia para moverlo, además de bastante efectividad de cara al arco de Manu.

Dos ocasiones generaron y a la segunda hicieron gol gracias al talentoso Chinchilla, que se resarció de no haber tocado lo suficiente en boca de gol en el minuto 10 a pase de Diego. Ambos se intercambiaron los papeles en el 38, cuando el delantero centro arrancó desde su propio campo pletórico de velocidad y habilidad, sorteó a cuantos rivales le salieron al paso y puso un balón corrido ante la llegada de dos compañeros, remachando Diego en el segundo palo.

Hubo charla de Durán en la caseta, recordando que faltan más pasos por dar para asegurar la plaza en División de Honor, y el Oriente comenzó a asediar el área de Germán. Cambio de posición en Narci, retrasado al mediocentro por la lesión de Luister, pero sobre todo cambio de marcha verde para hacer méritos de empate y de una remontada completa que no llegó. Faltó inspiración de los hombres más determinantes, y el árbitro se complicó en exceso.

Antes de hacer el tanto de la igualada, Bader, incorporado al ataque, dejó pasar un cuero para que Miguel Ángel se llenara de balón con todo a favor. Habían pasado solo cinco minutos desde la reanudación, y dos más tarde Pepones erró un mano a mano que le generó Carlos, topándose con Germán. Solo tuvo una ocasión el Alfacar en el segundo tiempo, en una jugada de Sabules por la derecha que Nano mandó fuera desde la frontal.

Pero mandaba el Oriente, eso sí, con demasiada prisa y desquiciado por las decisiones arbitrales, pero sobre todo con falta de acierto. Un centro de Dani sin rematador, un cabezazo alto de Núñez y por fin un balón pescado en el segundo palo por Bader y cruzado a la red por el lateral a la salida de un córner para establecer la igualada en el 78. Quedaba partido y la dinámica indicaba remontada pese a la falta de puntería.

Ñoño tiró duro en el 74 con una gran intervención de Germán, pero sobre todo la tuvo Pepones, el más desequilibrante pero falto de fe, que tiró fuera a puerta vacía. Se llegó al 80 con Nuñez tirando alto y con Narci chutando con la izquierda, la mala, antes de que el marbellí Cabello Fernández se liara del todo con un carrusel de tarjetas y expulsiones. Tras saludarse en el terreno de juego y con todo en calma, los jugadores tuvieron un rifirrafe después, en la puerta de vestuarios.

FICHA TÉCNICA

CD Oriente: Manu, Bader, Eze, José Joaquín, Mada (Dani, m. 46), Ñoño, Luister (Carlos, m. 20), Pepones, Narci, Miguel Ángel (Cristo, m. 78) y Núñez.

UD Alfacar: Germán, Fran, Arque, Fran Flores, Sánchez, Manu, Óscar, Diego (Lucena, m. 83), Nano, Sabules y Chinchilla.

Árbitro: Cabello Fernández (Marbella). Mostró cartulina amarilla a los locales Ñoño, Miguel Ángel y Carlos, y a los visitantes Óscar, Sánchez, Diego y al delegado Rafael Moreno. Expulsó al técnico José Ramón Durán (m. 70) por doble amarilla y a Núñez (m. 86) con roja directa por parte del Oriente, y a Manu por doble amarilla (m. 86) y Arque con roja directa finalizado el partido por parte del Alfacar.

Goles: 0-1, m. 38: Diego; 1-1, m. 71: Bader.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo primera jornada de Primera Andaluza en su grupo IV disputado en la Ciudad Deportiva de Los Ángeles ante medio centenar de espectadores. Tras el partido se produjo un rifirrafe entre jugadores de ambos equipos en la puerta de los vestuarios.