El set más largo de Manu Parres

El central de Unicaja Almería no había llegado nunca a un 38-36 pero le saca provecho para entrenar la competitividad

superliga masculina voleibol
Remate de Manu Parres en el desarrollo de uno de los entrenamientos recientes de Unicaja Almería

En el año 2009 debutó en la Superliga vistiendo la camiseta del UCAM Murcia y a un par de meses de cumplir los 33 años puede permitirse el lujo de mirar el vóley con un poso de tranquilidad. Por eso, sus valoraciones siempre aportan algo más a lo habitual, reflexivo y honesto. Para Manu Parres, este año 2018 ha comenzado muy bien respecto al nivel de juego, pero no tanto en referencia a las bajas. Lo que tiene claro es que hay que afrontarlo como venga y sacar la lectura positiva de las cosas. Así, de este sábado se queda con varias cuestiones, como que “a pesar de la mala suerte con las lesiones y las molestias, fue muy importante que la gente que habitualmente no participa lo hiciera tan bien”.

Comenzó la liga desde el banquillo y después se subió a la titularidad, pero jamás sintiéndose ni suplente ni un fijo en el sexteto. Así debe ser en un bloque en el que todos aportan sea cual sea su rol, papel que además puede verse cambiado de un momento a otro incluso porque las circunstancias cambien: “Que Jean Pascal, Rubén Lorente, Alex Slaught… que el sábado tuvieron la oportunidad, lo hicieran muy bien, también demuestra que tienen confianza y le da un plus al equipo para más adelante”. Si eso fue positivo, también incluso lo fue el desarrollo del partido, sumando dos sets de solidez absoluta y uno de un cuerpo a cuerpo del que hay que sacar provecho para estar preparado en situaciones futuras.

Y es que no recuerda si ha vivido una manga tan larga que se haya ido a 38-36 de tanteo, “sí algún treinta pero no casi cuarenta, y es curioso que se llegue en un set de voleibol a una puntuación tan alta”. Pero incluso eso “es algo positivo porque se sabía que Castellón venia con un equipo mejor que el de la primera vuelta, en la que estaban sin opuesto y más mermados, y que tenían un refuerzo que ya era conocido de la liga, José Antonio Salinas, que iba a venir más fuerte, y es positivo por la competición que hubo”. Parres lo tiene claro: “Partido igualado, nos pusimos a prueba en un cuerpo a cuerpo en situación real de juego, algo que en la semana no estamos teniendo mucha suerte y no tenemos la oportunidad de hacer”.

El problema parece que permanente es el de las lesiones, con el ejemplo de esta semana mismo, arrancada con cuatro bajas de los doce jugadores: “No podemos entrenar situaciones tan competitivas como un partido real, así que tenemos que ver el lado bueno de que el sábado supimos sacar el punto a punto, además de los dos sets muy serios de antes”. Sin Borja Ruiz por molestias en la espalda y sin Thiago Maciel por estar en un proceso gripal, tampoco se contó en el inicio del trabajo con Israel Rodríguez ni Jorge Almansa. Eso sí, ahí queda el nivel que se ha exhibido en los dos primeros partidos de la segunda vuelta: “Yo creo que el descanso ha sentado bien a toda la plantilla y se está notando”.

El pero, la caída del capitán: “Es verdad que hemos tenido mala suerte con la lesión de Jorge, y que hay algún compañero más con molestias, pero bueno, en general creo que el equipo sigue progresando, estamos trabajando bien, hicimos un partido serio el sábado y excepto una pequeña relajación en el tercer set, los dos primeros fueron buenos, con un buen juego”. No se puede frenar pese a que hay adversidades: “Hay que seguir trabajando, seguir haciéndolo como lo estamos haciendo”. Además, el central no se precipita ni piensa en la Copa: “Sinceramente no hago la cuenta, solo miro el partido que hay que jugar en la semana, que es el de Castellón, no miro mucho más adelante y voy semana a semana”.

Por eso es Manu Parres, tranquilo y buen analista: “La Copa todavía está lejos, la tienes en mente porque sabes que es el título que hay que afrontar primero, que es el que se aproxima, pero hay que ir semana a semana, no hay que anticiparse a los acontecimientos”. Por lo tanto, toca UBE L’Illa Grau, al que aun no se tiene analizado del todo: “Todavía no sé exactamente lo que nos vamos a encontrar, ya que estamos a principios de semana todavía y no hemos llegado al estudio que se hace del equipo rival, ni tampoco sirve de mucho recordar el partido de la primera vuelta aquí, ya que va a ser distinto; ellos viajaron el mismo día del partido y ahora van a estar en su casa, con más confianza, y no nos podemos relajar”.

En ese sentido, “va a ser un encuentro complicado de jugar y es obligado eso de salir concentrados, no relajarse, cuidar mucho el error y hacer el juego que se está haciendo hasta ahora, seriedad y aplicar el set a set”. Se trata de algo similar a lo que se puso en escena ante Mediterráneo en una cita especial por el contenido extra que se le dio: “iniciativas como la del sábado, por una causa como la lucha contra la violencia de género… es muy importante que nosotros apoyemos esas causas, y esperamos que podamos hacer más apoyos como este”. Un educador y formador de vocación como es ese ilicitano, se muestra totalmente identificado con concienciar a la sociedad: “Es una cosa muy positiva”.

Deja tu opinión