El motor de Unicaja suena bien una vez encendido

El equipo ahorrador llega a Lisboa y comienza a acumular muy buenas sensaciones de pretemporada ante el SL Benfica

pretemporada contra benfica
Bloqueo de Unicaja Almería en el entrenamiento conjunto que ambos equipos realizaron nada más llegar los verdes a Lisboa

Tras más de 24 horas de viaje desde que se saliera de Almería, pero con parada técnica en la provincia de Badajoz para hacer noche, Unicaja ha regresado a la capital portuguesa y ha cumplido con las mejores vibraciones posibles la primera parte de su programa. Alojados en el Hotel Roma, el jueves hubo el tiempo justo para descargar maletas y almorzar. Se les esperaba en el Complejo Estadio de la Luz, en donde cupo visita al museo de un club que da cabida a una gran cantidad de modalidades deportivas, y entrenamiento compartido. El voleibol tiene su casa allí en el ‘pabellón 2’ de esas señeras instalaciones, de entreno y juego del equipo lisboeta, ganador de su séptima liga en una final muy ajustada (3-2) ante Espinho.

Su nivel en los primeros compases tras entrar en la cancha fue el que ya se esperaba el cuerpo técnico ahorrador, al que solo le faltaba tener en estas dos semanas de trabajo una primera aproximación de cómo ‘suena’ el nuevo Unicaja Almería. Una vez arrancado el motor, se ha confirmado que es potente y que sus piezas han engranado bien. Restan los reglajes, los normales a esta altura de pretemporada, pero además se sabe que los ajustes jamás en una temporada se dan por concluidos, sobre todo si se tiene el grado de exigencia que define al club blanquiverde. La primera estimación es que se debe estar muy satisfecho con el ensamblaje de los nombres propios en el producto final que es el equipo.

Pese a que se encuentra de viaje y que se está midiendo a un serio adversario, el equipo no deja a un lado la carga física, con sesión de pesas matutina el viernes en el mismo pabellón. La rutina establecida por Enrique de Haro con la ayuda de Braulio Moreno se sigue a rajatabla para la obtención de un estado óptimo de la forma física de cara al inicio de la Superliga. Ya por la tarde las cosas entre este imponente SL Benfica y Unicaja Almería son de otro cariz, aumentando intensidad al tratarse de un partido amistoso a puerta cerrada en el que hay interrupciones si así las estiman oportunas los entrenadores, para corregir o depurar al máximo las distintas facetas del juego. Tras ese ensayo general, no va más.

El sábado es el día de una puesta en escena lo más parecida posible a lo que se producirá en el Moisés Ruiz el día 7 de octubre, cuando se reciba a Melilla, si bien antes se disputará, el sábado 24, la Copa de Andalucía de Voleibol Memorial Toño Santos ante el Mintonette de Superliga 2 en la localidad de Huércal Overa. Gran honor supone para la entidad ahorradora estar invitada a la presentación oficial del campeón portugués, en la reedición de un partido que se disputó hace dos años y que tuvo continuidad en el Torneo de Campeones ‘Costa de Almería’, celebrado la pretemporada pasada en casa entre ambos clubes más el Tala’ea El-Gaish. El Benfica se lo anotó, pero aquel Unicaja estaba literalmente en cuadro.

A las 17.00 horas del sábado comenzará un partido apasionante que lleva la vitola de ‘amistoso’, pero en el que ninguno de los dos conjuntos quiere salir derrotado. Será un día ‘normal’ de partido oficial, con entrenamiento técnico por la mañana, descanso en el hotel y charla de Piero Molducci antes de volver al Complejo de La Luz para vestirse de verde por vez primera y afrontar la importante cita. El Sport Lisboa e Benfica es un equipo de alto nivel, muy bien armado y que va a exigir lo máximo a los ahorradores, sobre todo queriendo agradar a su afición en el que será su saludo de cara a una nueva temporada que pretende que sea de éxitos. No estará por la labor Unicaja Almería, que quiere demostrar su enorme ambición.

Hasta ahora en esta estancia portuguesa se ha visto una significativa igualdad entre ambas formaciones, incluso desde el mismo entrenamiento conjunto del primer día. Tan es así que se acabó empate a dos sets, extendiendo el esfuerzo en juego de los integrantes de los dos equipos. El sistema establecido fue el de 1+1, o sea, que para puntuar tenía que hacerse recepción y ‘free ball’. Molducci utilizó a todos sus hombres, mostrando el plantel al completo un gran nivel pese a la tremenda carga física habitual de las primeras semanas de vuelta al trabajo. El único contratiempo lo protagonizó Manuel Parres, que con ciertas molestias solo disputó unos pocos puntos del primer set, reservándose para recuperar bien.

Así las cosas, y con ese primer ‘sonido’ que invita al optimismo en una temporada de ilusión, se espera que el motor ruja fuerte en un templo del deporte europeo, en el que Unicaja Almería buscará impedir la fiesta local. Tras el partido, se dormirá en Lisboa para emprender el camino de vuelta a la mañana siguiente, esta vez sin escala intermedia, hacia casa. Los entrenamientos habituales se volverán a iniciar el mismo lunes, focalizando el equipo desde entonces la consecución del primer título de la campaña de los tres a los que optará, la referida Copa de Andalucía. Los siguientes ‘picos’ serán la Copa del Rey, que de disputará en Soria el último fin de semana de febrero, y los play off de la Superliga, en abril, si hay ‘pasaporte’.

Deja tu opinión