El Trofeo Villa de Huércal tiene los colores anfitriones tras superar al Pavía y Poli Almería

Los verdiblacos se impusieron por 3-2 en los dos encuentros que le enfrentaron a ambos conjuntos de División de Honor

futbol humilde
La renovada AD Huércal se postula como candidata a ocupar la parte alta de la clasificación en la temporada

Más allá del fútbol preparatorio que se iba a desarrollar sobre el césped del campo Municipal de Huércal de Almería, era un fin de semana de reencuentros. En primer lugar, y para inaugurar la clásica celebración del Trofeo Villa de Huércal, esta vez en homenaje a Juan Álvarez, la AD Huércal realizó, en la noche del viernes, la presentación de todas sus categorías y dedicó una mención especial a Damián Jiménez, jugador que inició su formación deportiva en la entidad verdiblanca y que salió vencedor en la pasada edición de la Copa de Campeones juvenil con la camiseta del Málaga.

El resto de reencuentros quedarían pendientes hasta la disputa de los tres partidos que formaban el triangular protagonizado por el Pavía, el Poli Almería y el propio Huércal; puesto que Fran Benavente volvía a sentarse en el banquillo local, mientras que volvían a mostrar su juego sobre el terreno de juego huercalense varios jugadores que tocaron la Tercera División con la elástica verdiblanca, pero que ahora militan en el conjunto rojiblanco de pantalón azul.

El primer encuentro enfrentó al Huércal y a la UD Pavía. Los de Miguel Compán llegaban a la cita con serias dudas tras los últimos resultados de pretemporada. Los arlequinados dominaron la totalidad del primer periodo, hasta el punto  que  el descanso llegó con el marcador reflejando un 0-2. Fue en la segunda parte cuando decayó la intensidad visitante y primó el juego de los de Benavente, por lo que el resultado final fue de 3-2 y aumentaba las posibilidades verdiblancas de que su trofeo no se marchase lejos del campo Municipal.

Para el segundo día quedó reservado el duelo directo entre los dos equipos invitados. Pavía y Poli Almería, que militarán en la recientemente creada División de Honor Senior, ofrecieron un partido en el que la igualdad predominó en todos los aspectos. Ambos conjuntos se mostraron intensos, aunque el fútbol direceto de los rojiblancos permitió que perforaran la portería contraria con el 0-1 que decidió la confrontación.

En este partido, el miedo rodeó al Poli Almería después de que Juanma tuviera que ser retirado en ambulancia para ser hospitalizado por un golpe que sufrió durante un lance del juego. Finalmente, y tal como informó el propio club en su cuenta de Twitter, el futbolista fue dado de alta tras las pruebas médicas que descartaban un problema de mayor gravedad.

Tras el triunfo de los capitalinos, el ganador del Trofeo Villa de Huércal tendría que decidirse en el último partido. De nuevo la igualdad fue máxima, pero el Huércal siempre lograba ir por delante en el marcador. Dos goles, uno para cada equipo, llegaron en el ecuador de la primera parte. Los verdiblancos se adelantaron primero, pero poco duraría la alegría tras el inminente empate de su rival. Con 1-1 se llegaba al descanso.

La segunda parte mantuvo la igualdad, aunque el resto de tantos no llegaron al marcador hasta los minutos finales. En los minutos 80 y 83, el Huércal superó en dos ocasiones al cancerbero del Poli y establecían el 3-1. Poco después, cuando el choque se encaminaba a su final, los rojiblancos metieron presión con el 3-2 con el que acabó el encuentro.

Las sensaciones, al termino del torneo veraniego, estuvieron repartidas de forma desigual. Para la AD Huércal, el ensayo es una muestra de que su renovación le ha permitido la capacidad de superar a rivales de superior categoría, lo que le sitúa como uno de los principales candidatos a ostentar puestos de privilegio durante el curso liguero 2016/2017 en la Primera División Andaluza.

En el Poli Almería, pese a verse superado por el Huércal en los minutos finales, la pretemporada está dejando resultados positivos, como para encarar con garantías el inicio del campeonato en la División de Honor. En la UD Pavía, por otro lado, queda trabajo por delante antes de la llegada del 4 de septiembre. El entrenador arlequinado continúa planificando la plantilla y tendrá  tres semanas más por delante para ajustarlo todo.

Deja tu opinión