La primera carrera de gateos para bebés enseña la cantera más tierna de las 100 Horas de Roquetas

Con una actividad llamada Todos nacemos deportistas el gran evento del verano roquetero pinta una sonrisa y un alegato

verano almeria carrera de bebes
Los bebés en plena acción en una imagen que demuestra perfectamente el mecanismo de la carrera de gateos roquetera

Vorágine de deportistas en decenas de modalidades, gente que tanto en el ámbito amateur como incluso en el profesional viven el deporte en su día a día y a la que le gusta competir y disfrutar. Casi todo ello cabe en los ‘velocistas en minuatura’ que se dieron cita en el Pabellón Infanta Cristina en una de las jornadas más apasionantes de las 100 Horas del Deporte de Roquetas de Mar. Y es que sencillamente ‘Todos nacemos deportistas’.

La edición número treinta del gran evento veraniego estaba de estreno durante una jornada apasionante en la que la competición adoptó otro rimo. Se estaba realizando la primera carrera de gateos para bebés de su vasta y exitosa historia. Domingo en medio de puente nacional con concentración de 14 bebés inscritos con una idea clara: el resultado era lo de menos. Los tres primeros clasificados, eso sí, recibieron una medalla, ojalá que la primera de muchas.

En todo caso todos los participantes se llevaron un diploma para que quede constancia de su primera vez en Las 100 Horas del Deporte de Roquetas de Mar, probablemente la única en la que no tengan constancia de que estaban compitiendo. La activación física en ellos carece de sentido, porque las ganas de descubrir les hacen no parar. La cuestión es, por lo tanto, que sus hábitos de vida no se separen de la práctica deportiva y que siempre disfruten.

La competición se desarrolló en un tapiz con dos circunferencias, una pequeña de color azul a modo de línea de salida y dentro de la cual se quedaron los pequeños, y otra más grande concéntrica de color rojo donde se situaban los papás y mamás. Al sonar el silbato dando inicio a la prueba, los progenitores podían reclamar la atención de sus hijos para que gateasen hasta cruzar la raya roja, viviéndose momentos entrañables con incluso alguna lágrima.

Primero se disputaron tres series y el bebé que cruzó en primera posición de cada una se clasificó para la final. Así, la cuestión estaba entre un trío que deparó una carrera muy igualada: “Casi ha sido necesaria la foto finnish”. La organización del evento mostró su satisfacción y dio a conocer un primer podio encabezado por Luca López, seguido de Serafín Jiménez, segundo, y de Alma González, que ocupó el tercer puesto en la clasificación final.

José Juan Rubí, concejal de Deportes del Ayuntamiento de Roquetas, califó esta experiencia como un éxito: “el público se ha divertido y los bebés con sus padres también; queríamos organizar una actividad que permitiese a los recién nacidos tener una competición hecha a su medida para que, de forma simbólica, se impliquen desde sus primeros meses de vida en Las 100 Horas; con ellos el futuro de este evento deportivo y social está garantizado”.

Deja tu opinión