Víctor Fernández hace más suyo Pozo Izquierdo con una remontada épica para comenzar el Mundial

El rider de El Ejido es puro espectáculo sobre las olas de Gran Canaria exhibiendo un gran windsurf y dando un serio aviso

windsurf el ejido
El ejidense hizo una serie sencillamente espectacular de recursos que le hizo sobrevolar sobre todos sus rivales en el agua

Vendiendo su marca ejidense Víctor Fernández es feliz, sobre todo si tiene ocasión de hacerlo cabalgando olas imposibles en cualquier rincón del mundo. Su windsurf es de esencias, y brota innato de su interior, y por ello da igual la presión de la competición porque solo se limita a disfrutar. Tras haber sido subcampeón mundial la pasada temporada no quedó insatisfecho, porque la igualdad fue tanta que él sabía que su puesto valía igual que el primero.

Para iniciar su nuevo asalto buscando su segunda corona tras la conseguida en 2010, se ha despojado del entorno, se ha olvidado de la clasificación y se ha dedicado a gozar y hacer gozar. El resultado ha sido una remontada al alcance solo de él para concluir sumando los puntos de la segunda posición en Pozo Izquierdo, una segunda casa para él. El ejidense remontó siete mangas en la doble eliminatoria después de caer en la simple en cuartos de final.

Por noveno año consecutivo llega a la final en las aguas de Gran Canaria, y esta vez será recordada en los anales de su deporte tras anotarse las referidas siete mangas de manera consecutiva. Eso, traducido en tiempo, es más de una hora y media compitiendo a máximo nivel en unas condiciones radicales. El Mundial daba comienzo en la Playa del Arenal, un lugar con condiciones idóneas para la práctica del windsurf más extremo en la modalidad olas.

Víctor comenzó ganando su primera manga ante el belga Van der Eyken (B-35), en su segunda manga se enfrentó al local Omar Sánchez (E-33) y en cuartos de final a Alex Mussoline (E-30), con quién perdió debido a que no consiguió una buena puntuación en sus saltos. La decepción por caer en cuartos fue notable, pero el espíritu de superación de uno de los mejores riders del planeta le hizo que llegara extramotivado a la doble eliminatoria de la siguiente jornada.

El único objetivo era el de mejorar su quinta posición mientras que el hispano-alemán Philip Köster (G-44) lograba una clara victoria en la final de la simple ante Mussolini. Las condiciones eran ideales y comenzaba la doble eliminatoria para Víctor enfrentándose al hispano-alemán Alessio Stillrich (E-95), uno de los jóvenes riders con mayor progresión del mundial. Logró superarlo tras una manga muy reñida por tan solo tres puntos. Víctor había comenzado a demostrar todo su windsurf.

Los aficionados desde la playa veían como el ejidense podía repetir una remontada épica como la que logró en el año 2010 en la PWA de Klitmoller en Dinamarca, cuando consiguió superar diez mangas consecutivas para acabar segundo y así lograr el título mundial. Sus saltos eran radicales y sus surfeadas elegantes y difíciles, sacando el máximo partido a las olas y al fuerte viento superando los 30 puntos por manga. Eliminó al francés Antoine Martin (F-193), al alemán Daniel Bruch (G-1181) y al español Alex Mussolini (E-30).

Tras el gran resultado, Víctor no ocultaba su felicidad, “porque he navegado muy positivo y muy parejo en cada manga para poder llegar a la final con un alto nivel”. Mira no solo al corto plazo, sino a su real objetivo: “empezar con un segundo puesto el mundial es increíble y me da mucha confianza para las próximas pruebas”. Supo aprovechar que “las condiciones este año han sido casi inmejorables, pese a que en la eliminatoria simple no pude hacer una buena manga”.

Su espíritu inconformista y su windsurf de disfrute fue lo que valió después: “hice buen surfing pero no pude aterrizar mis saltos a la perfección, con lo que se demuestra en gran nivel que hay en el mundial y cada vez más fuerte, por eso acabar segundo y estar entre los dos mejores por noveno año consecutivo es increíble”. En la final se encontró con Philip Köster, que intentó en la jornada anterior hacer un Triple Forward y demostró ser el más fuerte durante el campeonato.

Víctor comenzaba tras una hora y media de surfing extremo, situación que le pasó factura en el aspecto físico, pero luchó por la victoria hasta el último momento escapándosele por una ligera desventaja en los saltos, ya que en el surfing consiguió mayor puntuación. Al final, primer puesto para Köster que con sus saltos Double Forward y Push Loop Forward alcanzó la máxima puntuación del campeonato. Pero Almería no solo tenía eso que celebrar.

windsurf el ejido

José Antonio Casanova con su ídolo y mentor, el gran Víctor Fernández (Foto: El Ejido Actualidad)

Y es que, por su parte, José Antonio Casanova disputó sus dos primeras mangas en un Mundial de windsurf profesional con tan solo 12 años, demostrando que el deporte no tiene límites, y seguirá trabajando para mejorar cada año. El propio Casanova comentaba que “son unas condiciones perfectas de viento y olas, los competidores son muy buena gente y que me lo he pasado muy bien, ha sido muy divertido y el nivel es muy alto, así que el año que viene espero volver a disfrutar”.

Deja tu opinión