El mejor Almería existe para seguir peleando

Los rojiblancos se mantienen con tres puntos de ventaja con respecto al descenso tras vencer al Numancia por 2-0

Almeria Numancia
Fidel señala el cielo tras abrir el marcador mientras que sus compañeros festejan el gol con él (Foto: JL Matarín)

Una primera parte perfecta permitió a la UD Almería sumar los tres puntos en la visita del Numancia al Estadio de los Juegos Mediterráneos. Con goles de Fidel y Antonio Puertas, los rojiblancos establecieron el 2-0 que reinó desde el minuto 33 hasta el final del partido. Sin demasiadas oportunidades en el segundo acto, los locales alcanzaron los 45 puntos y siguen dependiendo de sí mismos para continuar en la categoría.

Ramis, que tenía la difícil baja de Nano, único lateral izquierdo de la plantilla, evitó las pruebas y se decantó por lo que a priori era lo más sensato al colocar a Morcillo en ese costado de la línea defensiva, mientras que Ximo Navarro continuaba en el eje central formando pareja con Joaquín Fernández. No era esta, sin embargo, la única novedad en el once inicial, ya que el entrenador partió de inicio con Antonio Puertas en la banda, en detrimento de Kalu Uche, puesto que la referencia arriba era Quique González.

Comenzado ya el partido, la UD Almería mostró serias intenciones de buscar la portería contraria y no se ocurre un inicio mejor que el que tuvo el conjunto rojiblanco. Y es que, tras una serie de acercamientos locales, en el minuto siete, Antonio Puertas levantó la cabeza, vio a Fidel desmarcándose y colgó el esférico para que el ex del Córdoba controlase con el pecho, se marchase de su marcador y superase a Aitor Fernández con un disparo al palo largo.

Lejos de que el 1-0 se viese derivado en una relajación almeriense, el Almería continuó con la presión alta y gozó de tres nuevas oportunidades, en apenas cinco minutos de diferencia con respecto al tanto. Dos de ellas tuvieron como protagonista a Pozo, aunque sin que el malagueño conectase un buen lanzamiento, mientras que la última, que ocurrió al cuarto de hora, se fue a córner porque un defensor se cruzó cuando Fidel esperaba en boca de gol.

Si algo destacó en la UDA durante los primeros minutos de la confrontación eso fue su forma de emplear las bandas para generar peligro sobre el Numancia de Soria. En este sentido, a Antonio Puertas —que ha andado algunas semanas dubitativo— se le veía rápido y vertical, haciendo gala de su juego característico. Del mismo modo, Fidel, que estaba en el costado izquierdo, también parecía dispuesto a borrar su error ante el Real Valladolid en el último compromiso liguero.

La superioridad del Almería cada vez iba a más. El Numancia de Soria no estaba sabiendo crear peligro, salvo en una ocasión en la que Marc Mateu remató fuera, y los rojiblancos darían otro golpe encima de la mesa con la llegada del 2-0. Fue en el minuto 33 cuando una jugada iniciada por Fidel cae en las botas de Antonio Puertas tras el rechace de Aitor Fernández al remate inicial de Quique González. Así, el jugador de Benahadux recortó en el interior del área y superó al cancerbero para que el tanto subiese al electrónico y luciese hasta la llegada del descanso.

Tras la reanudación, el guion siguió tal y como estaba desarrollándose durante el primer acto: el Almería seguía muy activo, dominando y buscando con ganas la meta defendida por Aitor Fernández. No hubo que esperar demasiado para que Quique González recibiese la pelota en el interior del área y que esa jugada no acabase en gol por los escasos centímetros que separaron el balón de la cepa del poste.

Esto fue durante los primeros instantes de la segunda mitad porque paulatinamente el ritmo del juego fue cayendo y el Numancia de Soria iba acercándose al área almeriense. Eso sí, hasta el momento, ninguno de los acercamientos visitantes tenía el suficiente peligro como para que Casto tuviera que emplearse a fondo.

A la altura del minuto 66, Luís Miguel Ramis decidió mover su banquillo y dio entrada a Corona en el lugar de Pozo, que estaba totalmente desaparecido sobre el césped del Estadio de los Juegos Mediterráneos. Tras esto, aunque no tuvo nada que ver con la sustitución, los rojiblancos gozaron de una nueva oportunidad que malogró Quique González en el mano a mano con Aitor Fernández.

Los minutos seguían pasando y, después de que los locales supieran gestionar el tiempo de dominio del Numancia, la sensación era de que solo una verdadera debacle provocaría que la UDA no sumase los tres puntos que había en juego.

Y así fue, aunque hubo que aguantar unos últimos minutos de presencia soriana en la zona ofensiva, el pitido final llegó y el Almería sumó los tres puntos que le permitían llegar hasta la cifra de 45, continuar fuera de los puestos de descenso y, como lleva ocurriendo en las últimas fechas, mantener la opción de depender de sí mismo para seguir siendo equipo de la Liga 1|2|3.

Ficha técnica:

UD Almería: Casto; Motta (Isidoro, min. 58), Joaquín, Ximo, Morcillo; Borja, Azeez, Fidel, Antonio Puertas (Kalu Uche, min. 79), Pozo (Corona, min. 66) y Quique.

CD Numancia de Soria: Aitor Fernández; Unai Medina, Carlos Gutiérrez, Dani Calvo, Ripa; Íñigo Pérez (Kike Sola, min. 78), Galarreta, Nacho (Nieto, min. 66), Marc Mateu (Pablo Valcarce, min. 66), Capilla y Villalibre.

Goles: 1-0, min. 7: Fidel. 2-0, min. 33: Antonio Puertas.

Árbitro: González Fuertes, del colegio asturiano. Amonestó a Motta, Antonio Puertas, Morcillo y Borja Fernández por parte de la UD Almería, así como a Galarreta, Nacho y Nieto del Numancia.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo octava jornada de la Liga 1|2|3. El encuentro se disputó en el Estadio de los Juegos Mediterráneos y contó con la presencia de 7.992 espectadores. Antes de que arrancase el choque, la UD Almería homenajeó a su equipo Cadete B por la consecución del campeonato en su liga.

Deja tu opinión