Análisis del método Tabata, máxima intensidad en muy poco tiempo para perder peso y transformarte

Los consejos de nuestro personal trainer para una correcta y eficaz aplicación de este sistema de entrenamiento fitness

fitness personal trainer
La pérdida de peso con la consiguiente transformación física y una mayor eficacia en la musculación son sus mayores reclamos

Antes de cualquier otra cosa lo que es obligada es una definición genérica. El método Tabata consiste en un entrenamiento de alta intensidad fraccionado por tiempos de trabajo de 20 segundos a máxima intensidad con intervalos de recuperación de 10 segundos, ello haciendo un total de ocho series.

Utilizando en nuestros entrenamientos el método Tabata obtendremos un trabajo muy intenso en solo cuatro minutos al máximo. Para ponerlo en práctica podemos emplear diferentes métodos en función del nivel de fuerza y técnica que tengamos.

Originalmente se realiza con solo un ejercicio a máxima intensidad durante esos periodos, y estos ejercicios suelen ser básicos englobando grandes cadenas musculares, como por ejemplo sentadillas, flexiones, zancadas o dominadas.

¿Qué ventajas tiene este método?

Las principales ventajas de este sistema de entrenamiento es que mejoramos simultáneamente el sistema aeróbico y anaeróbico, o sea, al igual que mejoramos la resistencia cardiovascular también liberamos más testosterona y hormona del crecimiento, logrando mayor capacidad anaeróbica y resistencia muscular.

Estos entrenamientos aceleran nuestro metabolismo logrando una gran EPOC, el gasto post ejercicio permanece más elevado, teniendo un gasto cardíaco más alto después de estos entrenamientos.

Pasos para mejorar tu entrenamiento

  • Empieza utilizando un mayor número de ejercicios en el entrenamiento (8 ejercicios), y poco a poco ve quitando. De esta manera trabajaremos de forma más localizada durante más tiempo, por lo cual mejoraremos nuestra capacidad anaeróbica y resitencia. Utiliza cargas entre un 50% y un 75% haciendo diferentes ejercicios una vez que lo tengas dominado con autocargas.
  • No entrenes todos los días, deberás dejar un descanso de 48 horas entre entrenamiento y entrenamiento, el gasto es brutal y la intensidad muy alta, por lo que el cuerpo necesitará descanso.
  • Si lo haces después de un entrenamiento de fuerza realizado al terminar la rutina de fuerza, si no te aseguro que muchas veces lo completarás tu entrenamiento habitual en su totalidad.
  • Controla tus entrenamientos, de tal manera que puedas ver tus progresos y seguir motivándote.
  • Este entrenamiento es muy agresivo, por lo que si hubiese algún riesgo deberíamos de evitarlo. Debemos de someternos a una prueba de ECG o de esfuerzo. Siempre habrá posibilidades para cada sujeto en función a sus problemas o enfermedades, solo hay que encontrar la dosis del entrenamiento.

Si queréis aprender más sobre entrenamientos de alta intensidad, este fin de semana viene a Almería José Vidal a dar un curso con Sectorfitness sobre precisamente entrenamiento de alta intensidad, un lujo tenerlo a nuestro alcance. Si estáis interesados no os lo perdáis. Tenéis toda la información pinchando aquí.

Deja tu opinión