El Ultramaratón Costa de Almería se consagra ante casi un millar de retos personales por Cabo de Gata

Más de dos tercios de los corredores extremos llegaron desde otros puntos de España y Europa para vivir la aventura

caballer y napolitano 460 maratones desde valencia
Caballer y Napolitano, la pareja se separó avanzado el recorrido y se volvieron a reunir en la meta del Palacio de los Juegos

Sonia Napolitano y José Caballer. Son dos nombres propios que cuando se sitúan en una línea de salida pertenecen a personajes anónimos. No buscan la gloria externa, sino la interior, y entre ambos han corrido la increíble cantidad de 460 maratones. A sus cerca de siete décadas de edad y alguna menos de matrimonio le han dado un sentido especial, viviendo la vida a zancadas. José llegó a meta en 6 horas, 50 minutos y 48 segundos, y aguardó sentado a que Sonia apareciera por el Palacio de los Juegos Mediterráneos media hora más tarde. Ambos representan, desde Valencia y sin pretender ser símbolo para nadie, todos los valores sobre los que se levanta una prueba como la almeriense.

Pero también es emocionante escuchar cómo un corredor de la distancia ultra dedica sus últimos metros a preocuparse de que el speaker, y a través de él todos los presentes en el Palacio, sepan que “por ahí viene una señora de 67 años que ha hecho 199 maratones”. Se trató de Antonio Aceituno, de Jaén, que a punto de superar el reto de correr 90 kilómetros en un tiempo de diez horas y cinco minutos, lo que quiso no fue para él mismo, sino que se le diera el reconocimiento que merece a una mujer que no conocía antes y con la que puede que no coincida más. Esa es la generosidad que mueve el mundo, gestos que el deporte usa para alimentar las esperanzas en la convivencia y el respeto.

Entrañable aplauso generalizado del Ultramaratón Costa de Almería a la sexagenaria pareja, con ella magullada tras haberse caído en Retamar y haber estado a punto de retirarse. Solo por eso merece la pena el trabajo que hace el Club Deportivo Aquéatacamos y que consiste en hacer feliz a la gente. La superación personal, el sacrificio, la constancia, la fortaleza física y sobre todo mental, estuvo presente en todos y cada uno de los participantes que partieron desde Aguamarga a las siete de la mañana o desde San José tres horas más tarde. Por ello, el club organizador presta, y es parte de su sello de identidad, la misma atención a todos, lleguen o no a meta, compitan por ganar o se limiten a luchar contra sus límites.

En lo más alto del podio de la distancia ultra, un almeriense que se sacó la espinita de haber sido tercero en la edición anterior tras el ‘extraterrestre’ Casey Morgan, hizo un tiempazo de 8 horas y 15 minutos. Juan José Foulque ganó la prueba seguido de lejos por Aitor Durán y por Jon Gómez. En mujeres, la vencedora fue Montserrat Sánchez, con un tiempo de 10 horas y 32 minutos, con más de una hora de ventaja sobre Paula Martín y Mar Ruiz, segunda y tercera respectivamente. En cuanto a la distancia maratón, la de 45 kilómetros, ganó el valenciano Miguel Ángel Peñalver, también imponiendo su ley con 3 horas y 15 minutos sobre Juan Carlos Checa y Miguel Ángel Martínez. En chicas, Silvia Ferreiro se coronó acompañada de Judith Molina y Puri Maldonado.

La cita almeriense consiguió una participación externa muy alta, del 67%, con lo que justifica perfectamente su inclusión en el programa ‘Almería Activa’ de la Diputación, institución patrocinadora de la prueba junto con el Patronato Municipal de Deportes de Almería y el Ayuntamiento de Níjar, cuya Policía Local y Protección Civil desarrollaron un magnífico trabajo durante el recorrido por su término municipal. El Parque Natural Cabo de Gata – Níjar protagonizó el 60% de un trazado con 9 puntos de avituallamiento intermedios, todo ello ‘bendecido’ por una climatología espectacular. Es el diciembre en Almería, ese gran espacio para la práctica del deporte al aire libre, en donde turismo y acción se dan la mano y caminan juntos.

Deja tu opinión