La UD Almería toma la decisión de cesar a Ramis

Fran Fernández volverá a ocupar la interinidad mientras el club busca al decimosegundo entrenador en cuatro temporadas

Numancia Almeria
Imagen de archivo de Luís Miguel Ramis dirigiéndose al banquillo en el campo del Numancia (Foto: JL Matarín)

De nada le ha servido a Luís Miguel Ramis parafrasear a Henry Ford en su cuenta de Twitter o ser ratificado por Alfonso García una semana antes. Ni siquiera sus declaraciones en la sala de prensa del Carlos Belmonte, donde decía que se vía capacitado para sacar la situación adelante, puesto que la UD Almería tomaba la decisión de destituirlo como entrenador de la primera plantilla a raíz de la dinámica de resultados negativos.

Será responsabilidad de Fran Fernández, entrenador del filial, ocuparse de forma provisional de levantar a la plantilla antes de que llegue una nueva jornada liguera, mientras el club anuncia el nombre del nuevo inquilino del banquillo del Estadio de los Juegos Mediterráneos. A priori hay una cosa clara: el técnico del segundo vestuario no tendrá ficha de Liga 1|2|3.

Aunque en principio se iba a tener paciencia, la derrota en Albacete fue la gota que colmó el vaso. La UDA caía por 2-0 y daba una imagen lamentable, pero el camino descendente se iniciaba el 22 de septiembre, que es la última fecha que vio a los rojiblancos vencer en un terreno de juego.

Desde ahí, tras vencer al Sevilla Atlético, son ocho los partidos consecutivos que los rojiblancos llevan sin ganar en la segunda categoría del fútbol español, lo que, además de provocar el cese de Luís Miguel Ramis, hace que el conjunto que preside Alfonso García se encuentre en la zona de descenso a tres puntos de la permanencia y con cada vez más dudas en su forma de jugar. Además, hay que tener en cuenta que los cuatro últimos compromisos se han saldado con derrota.

A la entidad le toca trabajar para localizar a un entrenador que intente revertir la situación. Sin embargo, el baile de entrenadores desde la temporada 2014/2015 no provoca demasiada tranquilada. Por entonces, con el equipo en Primera División, los rojiblancos cesaron al almeriense Francisco, le siguió una interinidad de Miguel Rivera, Juan Ignacio Martínez se sentó en el banquillo y, para culminar el descenso, Sergi Barjuán cerró el curso.

Con cuatro entrenadores, contando al que entrenaba a la segunda plantilla, el Almería no logró el objetivo de la permanencia y tocaba volver a empezar con la idea de volver a subir. Con esa meta dio comienzo la 2015/2016, donde llegaron a dar órdenes desde la banda Sergi, Joan Carrillo, ‘Pipo’ Gorosito y Fernando Soriano. Este último lo hizo tras retirarse como entrenador y alcanzando la permanencia en Segunda División, una idea muy diferente a la principal.

Ya eran ocho entrenadores en dos temporadas cuando comenzaba la 2016/2017, que tampoco iba cargada de calma para la afición de la UD Almería. El maño Soriano comenzaba como encargado, pero los resultados acabaron con su trabajo. Una vez más, la entidad coqueteaba con el descenso y llegó la suplencia de Fran Fernández —ahora comienza otra—, en la que dio tiempo a ver el primer triunfo lejos de casa, aunque no fue lo suficiente como para que lo dieran la responsabilidad y dio paso Luís Miguel Ramis, que lograba el objetivo de continuar en Liga de Fútbol Profesional.

Para el pistoletazo de salida de la campaña actual, la 2017/2018, se volvió a confiar en el que lograba permanecer antes de la llegada de las vacaciones. Así, el míster cesado recientemente dirigía a los futbolistas hasta que la dirección rojiblanca decidía poner punto y final a su etapa, y al de los componentes del cuerpo técnico, para dar paso a un nuevo transitar provisional de Fran Fernández, a la espera de un nuevo nombre. Este, contando al entrenador actual del Almería B, que se ocupa por segunda vez, será el número doce en cuatro temporadas.

Deja tu opinión