Borja Ruiz también se hace letal dejos de la red

El central de Unicaja Almería cambia el saque de flotante a salto para firmar en el debut frente a Melilla tres puntos directos

superliga voleibol almeria
Distinta mirada de Borja Ruiz a la red, desde una perspectiva que le es muy poco común, en el entrenamiento del lunes

De todos los matices que se pueden extractar respecto a la primera jornada de la Superliga en todos los pabellones están los aspectos relativos al juego individual de sus principales protagonistas, algunos con cambios. Centrados en Unicaja, la dupla que hace pareja para acompañar a Almansa en la capitanía, Ferrera y Ruiz, son ejemplo de ello. El central ya había lucido su nuevo saque en Portugal y en la Copa de Andalucía, pero falta el estreno más importante. Dejó una tarjeta de tres puntos directos desde el fondo de pista, algo pactado con Piero Molducci: “Me dijo cuando vine de la selección que fuera alternando el flotante con el salto para ver cómo iba, empecé a meterlo e iba bastante bien, así que me dijo ‘fuera flotante’”.

Hasta el momento había ajustado, pero un superdotado para el voleibol como es el cartagenero ahora es más completo todavía: “Jugando con Benfica salió bien porque el balón Mikasa pesa bastante menos y entra mucho más fácil, mientras que con este Molten me costaba un poquito porque no tenía las referencias, pero al final he ido evolucionando muy bien, me he encontrado súper cómodo y en el parido se ha visto que estoy así”. Borja Ruiz es letal no solo pegado a la red, sino lo más alejado de ella posible, si bien su vuelo sobre los 9 metros cuadrados que separan ambos campos es un peligro constante para los rivales: “Al final la faceta de un central es el bloqueo, puede atacar muy bien y sacar muy bien, pero…”.

Ante Melilla hizo cinco con punto, y muchos más positivos: “No solo es el bloqueo-punto, sino el bloqueo-control, que tocas y el equipo puede reconstruir la jugada, ese también es importante, y en ese aspecto muy bien, porque funcionó también el bloqueo por parte de mis compañeros; al final, cuando tienes a los lados a compañeros como ellos, que ayudan a que el bloqueo vaya mejor, tu labor es mucho más fácil”. Exigente y ambicioso, es significativo que desvele que está “contento porque el partido fue muy bien”, con gran actuación individual pero con la muestra del alto nivel del equipo: “Si jugamos serio va a ser difícil perder, nos podrán competir, y si nos ganan será porque juegan mucho mejor que nosotros”.

Tiene claro Borja Ruiz que el bloque es compacto: “Va a ser difícil que Unicaja, con el nivel que muestra y que tiene, si juega al 100%, que nos sorprendan”. El plantel es de calidad y hay un gran ambiente: “Por el centro tenemos gente experimentada y gente con mucho poder, que viene de competir a gran nivel, en receptor también, como el caso de Jorge, que viene de competir en el extranjero en una liga fuerte, Mario, que ha cambiado a líbero con el peso específico que tiene, y ello ayuda mucho, Thiago, que tiene mucha experiencia, Ignacio, que lleva colocando en muchos equipos y ha conseguido el nivel suficiente como para llevar las riendas de un equipo como Unicaja… todo eso es importante”.

El central internacional, que elogia también al resto de sus compañeros, sabe que el bloque es el secreto: “Cualquier jugador que entra y ve a los que tiene al lado, se motiva, pide más, pide consejos, y al final eso hace que el equipo funcione como está funcionando”. En su caso concreto, tiene un ‘hermano’ sobre la pista, el referido Jorge –Almansa-: “Son muchos años juntos desde bien pequeños y ya es dentro y fuera de la pista, somos grandes amigos, lo sabe todo el mundo, y nos complementamos muy fácil, no hace falta ni mirarse, simplemente saber lo que tiene que hacer cuando me tiene a su lado y cuando yo lo tengo al mío; somos uña y carne y en todo momento sabemos lo que tenemos que hacer”.

El fin de semana pasado se quedaron demostradas muchas cosas, y se cumplió el deber de arrancar con buen pie: “Es importante comenzar ganando la nueva competición, porque los primeros partidos siempre son difíciles, y sí, Melilla plantó cara, peleó como sabíamos que iba a hacer, porque tiene jugadores que no son súper estrellas pero todos te van a cumplir, son muy peleones, y eso hicieron aquí, nos dieron guerra, pero bueno, hicimos un partido muy serio y lo ganamos”. En gran medida esas sensaciones primeras tuvieron que ver con la grada: “La verdad es que a pesar del cambio de hora había bastante gente; estamos muy orgullosos de que la gente se siga enganchando y de que el pabellón se siga viendo así”.

Borja es rotundo, “nos ayuda muchísimo y estamos a muerte con nuestra grada”, antes de establecer una comparación. Y es que el próximo choque será en pista del Mediterráneo Castellón, en su Juan Herrara: “Un pabellón muy feo para jugar, no se lo deseo a nadie; al menos vamos en fechas que no hará mucho frío y se podrá jugar medianamente cómodo, pero sí, vamos a tener que hacer un partido muy serio porque allí el ambiente es muy malo para jugar, no sabemos muy bien el equipo que nos vamos a encontrar, tienen jugadores con experiencia como puede ser Andy Rojas, jóvenes también… han hecho una cosa muy rara, pero nosotros tenemos que fijarnos en nosotros mismos, que eso es lo importante”.

Deja tu opinión