El Almería sufre su imprecisión y cae ante el Rayo

El cuadro madrileño se lleva por la mínima los tres puntos del Estadio de los Juegos Mediterráneos

Almeria Rayo
Marco Motta se lamenta de una ocasión fallida. (Foto: Web UDA)

Para poder mantener la racha que había permitido al Almería alcanzar la visita del Rayo Vallecano con la cifra de siete puntos de nueve posibles era imprescindible la precisión y esta fue la principal enemiga de los rojiblancos. El cuadro local cayó frente a los madrileños con un tanto llegado en el minuto 21 y del que no se supo reaccionar, pese a que hubo presencia en el área contraria como para ello.

Lucas Alcaraz fue fiel a su filosofía de no tocar lo que funciona, por lo que presentó el mismo once inicial que la pasada semana en El Alcoraz. En esta ocasión, el rival llegaba en una dinámica muy positiva de ocho jornadas consecutivas sin conocer la derrota. Esto convertía al duelo en un reto de dificultad superior.

Los visitantes demostraron en el inicio de la confrontación por qué eran el conjunto favorito de la jornada, puesto que, durante al menos media hora, se adueñaron de la posesión del esférico y obligaron a la UDA a perseguir sombras y a tener verdaderos problemas para superar la línea divisoria de ambos campos.

En todo ese tiempo, los vallecanos tuvieron tiempo de adelantarse en el electrónico con el que, a la postre, sería el único gol del partido. Corría el minuto 21 cuando Unai López culminaba una buena jugada del equipo. Antes de eso, al cuarto de hora, un rechace de Joaquín Fernández estuvo a punto de convertirse en un autogol.

Los almerienses no supieron gestionar la defensa de la acción que adelantó a los madrileños y, para más complicaciones, al equipo del Estadio de los Juegos Mediterráneos les costaba salir con el balón combinado. Esto fue así hasta que Alberto, portero del Rayo, tuvo que intervenir en un potente disparo de Nano. Poco después Marco Motta también gozó de una buena oportunidad que acabó en el lateral de la red.

Eran los mejores minutos del Almería, pero los visitantes todavía tendrían tiempo de obligar a René a hacer el paradón habitual de cada cita liguera. Eso sí, al filo del descanso serían los locales, en concreto Rubén Alcaraz, los que harían que el meta rival evitase el empate con el que se llegaba a la pausa.

El guion de los primeros compases del choque cambió tras la reanudación. La UD Almería, consciente del 0-1 que se visualizaba en el marcador, estiró más sus filas en la búsqueda de las tablas. Así pues, los de Lucas Alcaraz mejoraron en el control y buscaron con ahínco la llegada de las tablas, aunque sin suerte. La precisión defensiva del Rayo Vallecano sería clave para que apareciera la imprecisión ofensiva de los almerienses.

En el minuto 59, Rubén Alcaraz probó fortuna con su especialidad, los disparos de falta, pero Alberto consiguió detener el esférico en dos tiempos. Minutos después, en el 64, el centrocampista no dudó en golpear desde larga distancia, aunque, en esta ocasión, el balón se marchó por poco.

El entrenador de la UDA arriesgó todo, movió el banquillo y se lanzó sin complejos hacia sumar un punto. El que más cerca estuvo de conseguirlo fue Jorge Morcillo, que marcó, pero en fuera de juego. El Rayo, por su parte, también tuvo sus opciones, aunque el marcador no se movería más.

Ficha técnica

UD Almería: René; Marco Motta (Fidel, m. 50), Joaquín Fernández, Jorge Morcillo, Pervis Estupiñán; Fran Rodríguez, Sulayman Marreh (Hicham, m. 80), Rubén Alcaraz, Nano (Pablo Caballero, m. 60); Pozo y Soleri.

Rayo Vallecano: Alberto García; Baiano, Dorado, Abdoulaye Ba, Álex Moreno; Trejo, Fran Beltrán (Gorka Elustondo, m. 63), Unai López (Comesaña, m. 84); Embarba, Raúl de Tomás y Bebé (Armenteros, m. 70).

Gol: 0-1, m. 21: Unai López.

Árbitro: Pérez Pallas, del colegio gallego. Amonestó a Marco Motta, Rubén Alcaraz, Sulayman, Caballero y Jorge Morcillo por parte de la UD Almería, así como a Raúl de Tomás, Óscar Trejo, Unai López, Alberto García, Embarba y Comesaña, del Rayo Vallecano.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima jornada de LaLiga 1|2|3. El encuentro se disputó en el Estadio de los Juegos Mediterráneos y contó con la presencia de 7.130 espectadores. Ambos equipos saltaron al rectángulo de juego con camisetas en las que estaba serigrafiada la fotografía de Gabriel Cruz, el niño desaparecido en Níjar el pasado 27 de febrero. Además, en el minuto 27, las peñas del club comenzaron una ovación de apoyo a la familia del pequeño, pidiendo por su pronta aparición.

También, antes del comienzo, se guardó un minuto de silencio por los fallecimientos de Antonio Piñero, suegro del presidente de la UD Almería, Antonio Manuel Salvador, Salvador Rodríguez, Juan Martínez, Manuel Domínguez, abonados del club; y por Joaquín Gil, ‘Quino’, persona vinculada al Español del Alquián.

Deja tu opinión