Alemão aprende español con los nombres propios

El opuesto repasa su llegada a Europa apoyado en personas clave de Unicaja Almería, que le transmiten mucha confianza

unicaja almeria superliga voleibol
El esfuerzo del opuesto brasileño, que luce el 10 en la camiseta de Unicaja Almería, se hace patente en cada entrenamiento

Uno de los cambios más importantes que afronta un equipo de vóley se produce cuando debe suplir al opuesto, hombre determinante del ataque y en el que se centra gran parte de la consecución de los objetivos. Tras Marcilio Braga, titular, y la recuperación para el voleibol que se hizo de Andrés Villena, suplente en su segunda etapa ahorradora, Unicaja trajo este verano a un brasileño que ya había interesado con anterioridad. Alexander Szot ‘Alemão’ juega por primera vez en Europa, y asume la responsabilidad de dar títulos con su zurda.

Con Marcilio se ganó todo el curso pasado, y con Villena se levantó en 2013 la novena Superliga tras siete años de sequía liguera, pero ‘Alemão’ no siente presión. Más bien lo que transmite es una tremenda tranquilidad arropado en la confianza que recibe día a día: “Se juega un partido por semana, tranquilo y bien, y por ahora frente a unos rivales que están con una situación diferente a la nuestra”. De los cuatro choques ha disputado tres, ya que por enfermedad se perdió la segunda jornada ante el aspirante Ca’n Ventura de Palma de Mallorca.

Se refiere el opuesto a que las aspiraciones no son las mismas a las de los equipos con los que él sí se ha medido: “Nosotros tenemos la voluntad y también la obligación de ser campeones, y cuando entramos al partido pienso en el equipo que tenemos, con todos estos jugadores, y veo que es muy fácil tener confianza para competir con este nivel”. En referencia a Palma, vio el partido desde fuera para apreciar que “Unicaja tiene una condición muy buena, la lectura de partido en situaciones complicadas para salir de ellas airoso”.

Aprecia que cuando toca un choque contra un equipo “de igual para igual”, hasta ahora solamente Ca’n Ventura, se sabe afrontar con muchos recursos: “Nosotros tenemos algo durante el juego que sobresale, que se destaca sobre los otros, y es la tranquilidad, por la experiencia creo yo”. A su juicio, el conjunto palmesano se dedicó a “mantener unas estrategias para el partido y no cambió”. El lado contrario es el de los ahorradores: “Nosotros sí hicimos una adecuación, sentimos más el partido, y eso da una tranquilidad muy grande”.

Pese a haberse perdido ese encuentro, su balance personal es muy positivo: “El comienzo es bueno, yo he tenido una complicación pero ahora estoy muy bien y pienso que a lo largo de todas las semanas, con ritmo, ya con los jugadores que regresaron de la selección, me va a ser cada vez más fácil y cada vez tendré más confianza”. Una de sus primeras palabras en español es ‘nosotros’, que utiliza con asiduidad dándole el valor que merece al equipo, al bloque, cuya fortaleza es una clave determinante para ganar los ansiados títulos.

Ha llegado a Europa para triunfar a la primera y hacer bueno el sacrificio de estar lejos de su familia por vez primera. Eso sí, estamos en la era de las redes sociales y en ellas se apoya: “Me permiten tener a la familia lo más próxima posible, lo que recibo y pongo en ellas tiene muchas visualizaciones; es importante porque va pasando el tiempo y cada vez hay más nostalgia, así que es muy bueno mantener la conexión”. No solo tiene esa, sino que el contacto cercano, el real y no virtual, está siendo básico en su aclimatación a España y su voleibol.

En ese sentido, varios nombres propios están siendo determinantes. En el cuerpo técnico están los de Piero y Guille: “Estrenamos muchas situaciones y sus respectivas maniobras, tenemos una extensa artillería para saber cómo se tiene que mover cada uno durante el partido, las estadísticas están muy pronto –Guille Carmona- para poder estudiar bien al adversario y con ellas Molducci nos dice lo que tenemos que hacer antes y durante el encuentro”. No se improvisa nada y eso es algo que ‘Alemão’ valora en gran medida.

Otro nombre clave es el de Miguel Ángel de Amo, al que elogia: “Es un gran ‘levantador’ –colocador-, no había entrenado con él, fuimos directos al partido ante Egipto y ya estaba poniendo los balones perfectos, como si hubiésemos jugado siempre juntos, tanto para mi como al resto; tiene en una distribución fantástica”. Por último, por no citar a todos, destaca la figura del preparador físico Enrique de Haro: “Es una preparación diferente, fortísimo, algo que se nota cuando se sale del entreno; 40 minutos aquí es distinto a Brasil, aquí estás muerto tras ejercicios complejos y funcionales para el voleibol sintiendo las piernas muy cansadas”.

En referencia a su próximo rival, el colista Electrocash Cáceres Patrimonio de la Humanidad, ya se lo sabe de memoria: “He visto los vídeos de los partidos que ha jugado ante Barcelona y Santander y tiene problemas en recepción, eso unido a que nuestro saque es muy bueno, en una secuencia con muchos puntos en momentos decisivos; creo que otra vez el saque va a ser muy importante”. Otro punto débil de los extremeños lo sitúa en que por ahora no ha tenido una buena “lectura de bloqueo”, y ligando todo, el opuesto blanquiverde considera que el camino es “aprovecharse de ello para otra vez ganar”.

Deja tu opinión